Tras el fallecimiento de Mauricio Leal, se cerró su peluquería por problemas de dinero

Algunos de los empleados han migrado a otros negocios de belleza. La peluquería de Gabriel Murillo, amigo de Mauricio, ha recibido a algunos de los extrabajadores de Leal

Mauricio Leal
Mauricio Leal

La muerte del estilista Mauricio Leal y su mamá, Marleny Hernández, continúa encabezando los titulares de los informativos nacionales. La investigación sigue en pie y, ahora, se conoce que, de manera definitiva, cerró el establecimiento que era propiedad del fallecido experto de belleza. La peluquería, ubicada en un exclusivo sector en el norte de Bogotá, clausuró sus funciones tras las dificultades que se han vivido allí respecto a los pagos de los empleados, de hecho, muchos de quienes trabajaban en el lugar han optado por buscar trabajo en otros espacios. El local se encuentra en la calle 81 # 12-62.

La revista Semana, ante la confirmación del cierre del salón de belleza, se contactó con algunos trabajadores y reafirmó las razones por las cuales se estaba informando del final de la existencia de la estética que, tras años de trabajo por parte de Leal y su equipo, había conseguido una inmensa popularidad, incluso, gran parte de las personalidades que hacen parte de la industria de entretenimiento del país solían asistir allí, en la zona rosa de Bogotá.

Karen Ruiz, directora de marketing de la estética de Leal, aseguró que, en efecto, hay problemas económicos que han impedido que los empleados reciban los pagos que merecen por sus labores. La experta reveló que las cuentas están congeladas. “Trabajamos y no nos van a pagar, todo el mundo tiene responsabilidades, obligaciones y necesitan sus pagos. Como las cuentas están congeladas, la quincena del 30 no se le pagó a nadie. Tenemos de nómina aproximadamente 25 personas, niñas de mantenimiento, administradoras, cajeras, chef, auxiliar de cocina”, detalló.

Para ese mismo medio de comunicación, la directiva relató que las personas que trabajan en servicios generales, por ejemplo, son mujeres cabezas de hogar que, evidentemente, y bajo sus difíciles condiciones de vida, necesitan recibir sus pagos de manera correcta y puntual. “La administradora financiera renunció unos días antes de que la empresa se cerrara, entonces también nos dejó a la deriva y pues la preocupación mayor”, contó la mujer que, además, revelo que la empresa temporal que está encargada de contratarlos no está otorgando soluciones justas o beneficiosas, por lo que seguir con el negocio no es factible.

“La mayoría de los trabajadores se habían comprometido a seguir adelante con la empresa y tenían la esperanza de que se pagara la nómina el 30 de noviembre, a más tardar el 1 de diciembre, pero el código de pago para desembolsar los sueldos parece que está encerrado en la casa de Mauricio que está sellada”, le dijo al diario El Tiempo otra persona cercana y conocedora de la situación.

Fotos tomadas de @claudiabahamon
Fotos tomadas de @claudiabahamon

Ruiz manifestó que desde aquella compañía se estaba proponiendo pagar los sueldos en tres contados, entre otras cosas que, ella misma, calificó como ‘paños de agua tibia’. “Eso no sirve de nada realmente, porque a una niña de servicios generales, que devenga el mínimo, le darían mensualmente 300.000 pesos. ¿Eso para qué sirve? Y más si tiene 3 hijos”, agregó en sus diálogos con Semana, medio de comunicación que, al igual que RCN Radio, reportó que la peluquería habría cerrado el lunes que acaba de pasar.

Algunos de los estilistas y manicuristas de Mauricio Leal Peluquería han recibido ofertas de trabajo en otros establecimientos del mismo tipo. En medio de la tristeza de volver al negocio de Leal, los problemas económicos y las necesidades de trabajar, los exempleados han aceptado dichas propuestas.

Según explican los medios de comunicación que vienen cubriendo la noticia de la muerte de Mauricio y su madre, las cuentas de la empresa seguirán congeladas hasta que no se esclarezca el caso. Vale recordar que todavía se trata de saber las razones del fallecimiento de los dos, pues, además de un supuesto homicidio doble, se habla de un presunto suicidio. “No me sentía apto para trabajar en este lugar sin la presencia de Mauricio, entonces en mi caso es algo más emocional. No es que le hayamos dado la espalda, sino que es algo con lo que de verdad no podíamos”, comentó Andrés Hernández, primo de Mauricio Leal y estilista, en la investigación de Semana.

A esta información se une la nota que hizo el diario El Tiempo en la que se expone que la salida masiva de empleados de la peluquería coincide en algo: que algunos de los empleados han migrado a una peluquería de un antiguo miembro del establecimiento de Leal. Se trata de Gabriel Murillo, dueño de Valentehairart, a quien Leal consideraba como parte de su ‘familia empresarial’. El hombre es reconocido en el área de la belleza por se experto en temas de color, extensiones y por su habilidad para dar efectos de luz en el cabello.

Durante los días en los que se reportó la trágica y violenta muerte de Mauricio y su mamá, Murillo, a través de su cuenta de Instagram, dejó un emotivo mensaje. Escribió: “Ay mi Maito, mi amigo, mi maestro, mi consejero. Solo me quedan palabras de agradecimiento y amor hacia ti, sé que eres un angelito más en el cielo, como lo fuiste aquí. Ey, que más ve. Vení dame un abrazo. No te me vayas así. Te adoro, mi Mao, será imposible sacarte de mi mente y siempre vivirás en mi corazón como el ser más lindo y amoroso que he conocido en este mundo. Vuela alto, mi Maito”.

Fue el 11 de noviembre cuando Murillo, en la cuenta de Instagram de su nueva peluquería, anunciaba la llegada de su propio negocio de belleza. En ese perfil, que cuenta con apenas 16 publicaciones, ha presentado a los nuevos integrantes de la empresa y ha mostrado los resultados de personas que han confiado en sus servicios. Ya cuenta con más de 2.400 seguidores.


Seguir leyendo:



TE PUEDE INTERESAR