Por actos de corrupción capturaron a siete guardianes de la cárcel ‘La Tramacúa’ de Valledupar

A cambio de sobornos permitieron la entrada de celulares con los que una banda criminal perpetraba extorsiones desde ese centro de reclusión en el Caribe colombiano

Siete guardianes del Inpec fueron capturados por permitir el ingreso de celulares a una banda de extorsionistas en la cárcel de Valledupar. Foto: Gaula Militar
Siete guardianes del Inpec fueron capturados por permitir el ingreso de celulares a una banda de extorsionistas en la cárcel de Valledupar. Foto: Gaula Militar

Siete dragoneantes, que se encargaban de la guardia en la cárcel de ‘La Tramacúa’ fueron capturados el martes por las autoridades al estar implicados en permitir el ingreso de teléfonos celulares, sim cards y otros dispositivos de comunicación con los que una banda criminal perpetraba extorsiones desde la cárcel de ‘La Tramacúa’ en Valledupar (Cesar).

En el diario barranquillero El Heraldo informaron que esos funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) dejaron que los equipos de comunicación llegaran a los pabellones de alta y mediana seguridad y los usaran para delinquir los señalados miembros de la banda ‘La Red Grande’.

Entre tanto en el portal de noticias caribeño Impacto News indicaron que la captura de los implicados se dio tras un trabajo conjunto entre el Gaula Militar del Cesar, y con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación. En El Heraldo añadieron que además del ingreso de los dispositivos de telecomunicación, los funcionarios del Inpec implicados también dejaban pasar marihuana, cocaína, licor y armas para los privados de la libertad.

Mientras que en el sitio web Zona Cero indicaron que los privados de la libertad que perpetraban las extorsiones realizaban las llamadas telefónicas o enviaban mensajes por Whatsapp fingiendo ser integrantes del Clan del Golfo, el Eln, y hasta de las extintas Auc para intimidar a comerciantes en la Guajira y el Cesar con amenazas de atentar contra sus vidas, sus familias o simplemente para ofrecerles protección y seguridad.

Los capturados, que fueron dejados a disposición de las autoridades judiciales, ahora tendrán que responder por el delito de concierto para delinquir con fines de extorsión. En el Heraldo informaron que estas personas fueron identificadas como Wesly Palacio Mena, alias Niche, Henry Rendón Henao, Fabián Ricardo Castillo, Édgar Alejandro Martínez Arias, Andrey Alejandro Durán Sánchez, alias Chaval, Jaime Alonso Herrera Flórez, alias Mi Color, y Henry Fernando Novoa Martínez.

Todos ellos, reseñó el diario barranquillero, fueron capturados en varios municipio de Cesar a excepción de Novoa Martínez que fue capturado en Florencia (Caquetá), en el sur del país.

En ese medio de comunicación también recordaron que las autoridades venían trabajando para desarticular a la banda de ‘La Red Grande’ y que en agosto pasado capturaron a 13 de sus miembros, entre los que también se encontraban otros dos guardianes del Inpec.

De acuerdo con la investigación, los extorsionistas llegaron recaudar ilegalmente hasta 800 millones de pesos en un solo día.

Con esa primera captura, informaron en El Heraldo, los investigadores judiciales lograron avanzar en la investigación e identificar al resto de funcionarios del Inpec que estaban implicados en facilitar las extorsiones.

Yohalber Valderrama Cardoso, alias El Diablo, y Jean Carlos Pérez Valderrama, alias Pérez, fueron los primeros guardianes capturados dentro de la operación que permitió desarticular a esa organización de extorsionistas que delinquía desde el mismo penal. De esta forma en total fueron nueve funcionarios del Inpec implicados en este caso de extorsiones.

Precisamente, desde mediados de octubre en el país se han llevado a cabo operativos dentro de las cárceles del país, donde 85 funcionarios de la institución penitenciaria han resultado implicados en casos similares de permitir el ingreso de dispositivos de comunicación, como de estupefacientes.

En una de las intervenciones, que encabezó el Ministro de Justicia, Wilson Ruiz, hallaron una paloma mensajera que los privados de la libertad habían logrado entrenar para que les llevara estupefacientes.

“Se están cometiendo delitos desde el interior de estos centros. Celulares, sustancias psicoactivas, armas y más se han hallado”, dijo Ruiz en aquella ocasión.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR