La razón por la que la selección Colombia femenina no participó en el Sudamericano de Baloncesto en Silla de Ruedas

El torneo para la rama femenina comenzó el pasado 28 de noviembre, e irá hasta el 5 de diciembre

Este año se realizó el Sudamericano de Baloncesto en Silla de Ruedas en Buenos Aires, Argentina, certamen en el que la delegación femenina de Colombia no pudo participar debido a una serie de problemáticas relacionado a lo económico, los vuelos, los nuevos reglamentos establecidos por la pandemia del COVID-19, entre otras cosas.

Este martes el Comité Paralímpico Colombiano publicó un comunicado de prensa en sus redes sociales en el que se explica las razones por las que la rama femenina de esta disciplina no pudo llegar a Buenos Aires a participar en el Sudamericano.

De acuerdo con lo publicado, entre el Ministerio del Deporte, la Federación Colombiana de Deportes para Personas con Discapacidad Física - FEDESIR, y el Comité Paralímpico Colombiano se estructuró el viaje, el cual tenía como objetivo apoyar a la Federación en su plan de participación en el evento Suramericano de Baloncesto en Silla de Ruedas.

“El día 1 de noviembre de 2021, se realizó una reunión virtual con las Para atletas y con el equipo técnico, en la cual se informan las fechas programadas para la concentración, del 18 al 28 de noviembre de 2021, como fase selectiva para la participación en el citado evento suramericano. Teniendo en cuenta el proyecto estructurado entre las tres entidades antes mencionadas, el día 12 de noviembre de 2021, se firmó la adición al CAIP No. 756 de 2021 con el objeto de permitir la participación de las para atletas en el evento deportivo. ”, se lee en la misiva.

Asimismo, explican que a partir del día 12 de noviembre y hasta el 27 del mismo mes, según los requerimientos manifestados por la Federación, se inició un proceso de búsqueda de vuelos internacionales hacia la ciudad de Buenos Aires, saliendo de Bogotá el 27 de noviembre y regresando a al país el 7 de diciembre.

Además, el comité explicó que en el proceso de compra se encontraron varios inconvenientes ajenos a la voluntad del Comité Paralímpico Colombiano. Dentro de estos informaron que no se encontró disponibilidad de vuelos que cumplieran con las fechas requeridas. Esto debido al retraso de vuelos en Argentina por las restricciones implementadas para el manejo de la contingencia de la pandemia del COVID-19

Además, “las aerolíneas Latam, Avianca, Aerolíneas Argentinas y Aero México fueron consultadas sin obtener respuesta favorable para todos los tiquetes; no se encontraron los cupos disponibles requeridos en alguna de las clases”.

En el comunicado de prensa mencionaron que para los pocos tiquetes que encontraron disponibles, los precios estaban entre $8.000.000 y $9.000.000 (costo sin incluir los valores adicionales por equipaje con características especiales como sillas de ruedas deportivas).

“Buscando otras opciones para lograr la participación de nuestros Para atletas, se revisaron itinerarios con conexiones internas, saliendo de ciudades como Cali, Medellín y Cartagena, y no se encontraron vuelos disponibles. Se revisaron vuelos que llegaran a fronteras cercanas para realizar conexión a Buenos Aires. Sin embargo, tampoco fue posible, ya que no hay vuelos disponibles desde las ciudades fronterizas a Buenos Aires”, se lee en el comunicado.

De hecho, anunciaron que se llegó a pensar en viajar de Bogotá a Montevideo, y que desde la capital de Uruguay se viajara a Buenos vía Ferry y terrestre. Aunque al analizar los costos de este plan de viaje, también superaban el valor presupuestado para el desplazamiento.

También se tuvo en cuenta la posibilidad de adquirir tiquetes haciendo escala en Estados Unidos (Miami, Denver o Houston), pero algunas Para atletas no cuentan con visa de para ingresar a este país y los tiempos para tramitar el visado ante esta embajada se encuentran alrededor de un año.

Por último, se puede leer que: “La imposibilidad de adquirir los tiquetes aéreos en vuelos comerciales, el Comité Paralímpico Colombiano buscó otras opciones como el alquiler un de un vuelo chárter privado, el cual tenía un costo promedio de 223.350 USD. De igual forma, se tramitó la opción de un vuelo con la Fuerza Área Colombiana, el cual no fue posible”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR