Tras fallecimiento de un menor, Distrito le insiste a los indígenas emberá aceptar el traslado desde el parque Nacional

Se evalúa un tercer espacio donde se podrían asentar de manera temporal con el fin de garantizar los servicios básicos a la comunidad

Campamento indígena Parque Nacional de Bogotá (Colprensa -Álvaro Tavera)
Campamento indígena Parque Nacional de Bogotá (Colprensa -Álvaro Tavera)

Este domingo, tras 60 días de ocupación del Parque Nacional Enrique Olaya Herrera en el centro de Bogotá por parte de comunidades indígenas, detonó la crisis humanitaria con el fallecimiento de un menor de 1 año y 9 meses de edad. Las autoridades distritales han pedido que las personas que se encuentran allí acepten el traslado a un espacio con mejores condiciones, mientras que las entidades de protección de derechos humanos instaron a agotar las instancias de diálogo.

Mientras desde la comunidad indígena asentada en el Parque Nacional aseguran que no cuentan con brigada de salud en el campamento para atender a todas las personas, niño y niñas, enfermas por las condiciones en las que se encuentran; el Distrito asegura que los líderes comunitarios han negado el ingreso y la atención de la Secretaría de Salud.

Según la Secretaría de Gobierno “el menor fallecido no había podido ser atendido con anterioridad debido a los impedimentos de ingreso al parque a funcionarios de la Secretaría de Salud, provenientes de líderes indígenas”. Ante esa situación, la Personería de Bogotá hizo un llamado para que se permita la atención médica y ofreció a los guardianes para mediar entre las autoridades indígenas y distritales. Alertaron además, en diálogo con RCN Radio, que hay más niños enfermos y hospitalizados.

La Secretaría de Salud aseguró que se encuentra una brigada y una ambulancia permanente en el punto, la cual fue alertada del estado del menor este domingo, fue atendido con paro cardiorrespiratorio y trasladado al hospital San Ignacio, pero llegó sin signos vitales.

En ese sentido, las autoridades solicitaron a la comunidad indígena que acepten lo más pronto posible el traslado a la Unidad de Protección Integral del parque La Florida, para evitar más hechos lamentables, debido a que hay más menores enfermos y adultos con afectaciones por las condiciones en las que han vivido durante dos meses.

“Lo ocurrido es una tragedia. Nos solidarizamos con toda su familia y expresamos nuestra sentidas condolencias. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a los líderes y autoridades que allí se encuentran para que acepten el ofrecimiento que ha hecho el Distrito en varias oportunidades para su traslado donde podrán encontrar mejores condiciones de vida”, afirmó el subsecretario de Gobierno, Daniel Camacho.

Campamento indígena Parque Nacional de Bogotá (Colprensa -Álvaro Tavera)
Campamento indígena Parque Nacional de Bogotá (Colprensa -Álvaro Tavera)

Este es el principal espacio que ofrece el distrito porque permite garantizar seguridad alimentaria y subsistencia mínima, agua potable, equipos de aseo, asistencia en salud, prestación servicio de educación, mejoramiento de infraestructura, actividades de recreación y recolección de residuos, actividades diferenciales.

Sin embargo, los indígenas lo rechazan porque consideran que es una forma de invisibilizarlos al llevarlos a una zona limítrofe de la ciudad en el occidente y no tendrían acceso a los espacios para el comercio de sus artesanías, según dijo una de las voceras a este medio.

El Distrito también aseguró que en medio de las mesas de diálogo con los líderes indígenas, se planteó la posibilidad de adecuar un nuevo inmueble de la Empresa de Renovación Urbana ubicado en la localidad de Santa Fe, con el fin de ofrecer todos los servicios de La Florida, pero que podrán adelantar siempre y cuando acepten el traslado.

Cabe resaltar que la prestación del servicio de salud ha sido garantizada desde el comienzo de la ocupación ilegal del Parque Nacional, especialmente la atención de niños, niñas, adolescentes, mujeres en estado de embarazo y madres gestantes. En varios casos se ha garantizado el traslado y hospitalización en personas que lo han requerido por su estado de salud. Se acordó un cronograma para llevar a cabo brigadas de salud”, reiteró la Secretaría de Gobierno.

Por su parte, la Personería de Bogotá hizo un llamado a las autoridades distritales para que agilicen el diálogo con las comunidades indígenas y establezcan acuerdos. “Hemos insistido de manera incansable en todos los escenarios que es indispensable agotar las instancias del diálogo y encontrar puntos de acuerdo con la comunidad indígena asentada en el Parque Nacional. Instamos al Distrito para que de manera urgente atienda la crisis que se presenta; así como al diálogo intercultural con las entidades competentes para definir las acciones que garanticen la protección integral de derechos fundamentales a la vida, vivienda digna, mínimo vital de todos y todas”, señalaron.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR