Alfredo Saade sí estará en el Pacto Histórico y como precandidato presidencial

El polémico líder cristiano, que en un principio fue rechazado por sus posturas conservadoras, fue avalado este martes por el propio Gustavo Petro

Alfredo Saade, líder cristiano que el pasado 5 de octubre se salió del Pacto Histórico por las fuertes críticas que recibió de las bases de esa alianza política por sus posturas conservadoras y religiosas, vuelve a entrar y como precandidato presidencial.

En un trino, Gustavo Petro avaló a Saade como precandidato dentro del Pacto Histórico argumentando que él representa un movimiento evangélico progresista.

“Con Alfredo Saade. En nombre del movimiento evangélico progresista decide su inscripción como precandidato presidencial en el.pacto Histórico. Claro que un Pacto es también, con las diferentes creencias religiosas de Colombia”, escribió Petro.

Saade no logró una aceptación amplía en el Pacto Histórico por varias declaraciones que entregó a medios de comunicación. “No matrimonio igualitario. No legalización marihuana. No aborto. Sí familia. Sí a la vida”, le dijo en 2014 el líder cristiano a La Silla Vacía.

Sobre el matrimonio homosexual, en 2012, existe evidencia en trinos de una afirmación que es catalogada como homofóbica. “El matrimonio entre homosexuales es pura paja”, escribió el ahora aliado de Petro.

Entre otros trinos sobre el aborto, el líder calificó la práctica como “jamás una opción de vida, lo único que trae es muerte”. Incluso, en algún momento, felicitó al gobierno de Iván Duque por su posición contraria a la despenalización del procedimiento.

En entrevista con W Radio, el pastor aseguró que la reconciliación entre sus creencias y las del Pacto Histórico es “sencilla”.

“Estamos construyendo democracia, no estamos para apedrear a nadie. Un país y una nueva historia del país. Un país cansado de los asesinatos y de la corrupción. De una ministra que se roba 70.000 millones de pesos y le pagan nombrándola alcaldesa adhoc de Sincelejo”, expresó el líder, quien dijo no juzgar a quienes incurren en las prácticas que rechazó en el pasado.

Sin embargo, ahora dice tener afinidad con el proyecto que encabeza Petro. “Apoyamos el Pacto Histórico porque creemos que encontramos las propuestas más cercanas a nuestro pensar: la justicia y el desarrollo social. Creemos que es donde cabemos”, le dijo a Semana.

El líder cristiano fue candidato al Senado de la República por Cambio Radical, partido que representa a gran parte de la Casa Char de Barranquilla y que apoyó a la ministra Karen Abudinen. “Usar temas homosexuales para ganar votos es faltar el respeto a dignidad LGBTI no te dejes usar”, anotó junto a su foto de campaña.

También quiso hacer parte de Colombia Justa Libres, el cual hace parte de la coalición actual de gobierno. Sin embargo, no fue favorecido para la contienda electoral de Valledupar en 2019.

Para esa misma elección, según El Pilón, pidió aval del Centro Democrático. En ese momento, el religioso recalcó los beneficios de aspirar por el partido de gobierno.

Nuestra firme convicción es que la justicia social es necesaria en la transformación social, política y económica de las regiones. La corrupción campea y las mafias politiqueras quieren seguir enquistadas en el poder para lograr seguir acrecentando su poderío económico y político, creo que es justo y necesario lograr a través del partido de gobierno instaurar de una vez por todas la política sana que edifica a los ciudadanos, la política que permanece de la mano de las bases”, aseveró en la carta para conseguir la aprobación del partido.

Sin embargo, desde su interés en el Pacto Histórico, atacó a la familia Gnecco de Barranquilla, cuestionó a los candidatos de partido Centro Democrático, se fue en contra de Federico Gutiérrez y de los candidatos de la Coalición de la Esperanza. Además, buscó reivindicar su defensa de la población LGBTI.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR