Se continúa registrando señales de movimiento en el volcán Nevado del Ruiz

El volcán Nevado del Ruiz tiene en alerta a las autoridades de Tolima y Caldas, además, los expertos lo ponen en nivel amarillo

DESDE LA CIMA DEL NEVADO DEL RUIZ, SE ALCANZAN A DIVISAR LOS NEVADOS DE SANTA ISABEL Y TOLIMA. (MARIO FRANCO-COLPRENSA).
DESDE LA CIMA DEL NEVADO DEL RUIZ, SE ALCANZAN A DIVISAR LOS NEVADOS DE SANTA ISABEL Y TOLIMA. (MARIO FRANCO-COLPRENSA).

Este lunes 1 de noviembre, el Servicio Geológico Colombiano (SGC) informó que durante los últimos días el Volcán Nevado del Ruiz ha continuado el registro de señales sísmicas asociadas al movimiento de fluidos en su interior. La SGC anotó que la señal fue registrada a las 6:22 a.m., asociada a una emisión de gases y ceniza a la atmósfera confirmada a través de las cámaras web.

La columna de gases y ceniza alcanzó 2.500 metros medidos sobre la cima del volcán, la dirección de dispersión ha estado regida por la dirección del viento en el momento de la emisión. Éste ha mostrado una tendencia hacia el nororiente del volcán. No se descarta posible caída de ceniza en las poblaciones de Letras, Herveo, Casablanca, Villahermosa, Líbano y Murillo y demás poblaciones que se encuentren en la dirección del régimen del viento”, informó el SGC a través de un comunicado.

En el documento publicado en redes, también, se advierte que el volcán Nevado del Ruiz tiene en alerta a las autoridades y los expertos lo ponen en nivel amarillo o (III) que significa que está en cambios en el comportamiento de la actividad volcánica. La alerta se da pues no es el primer reporte que se pasa, pues a comienzos de mes de octubre la entidad emitió un reporte sobre una actividad relacionada con restos de cenizas.

El Nevado del Ruiz esta ubicado entre los departamentos de Tolima y Caldas. Es un estratovolcán compuesto por muchas capas de lava que se alternan con ceniza volcánica endurecida y otros piroclastos. Ha estado activo durante cerca de dos millones de años sin embargo en los últimos 150 años no se ha registrado ningún tipo afectación a causa de este.


Otro evento geológico en el país

El 27 de octubre, se presentó un temblor que despertó a varios habitantes de los departamentos del Huila y Cauca. Según el reporte del SGC, el evento sísmico fue de magnitud 3.7 y tuvo una profundidad superficial, calculada en 6 kilómetros.

Sin embargo, el temblor se pudo percibir de forma más pronunciada en el municipio de Páez, ubicado en el departamento del Cauca; ya que su epicentro se presentó a 22 kilómetros del mismo. A su vez, tuvo influencia en los municipios de Jambaló y Toribío, en el mismo territorio.

Sin embargo, también se conoció por parte del SGC que el evento telúrico se pudo percibir en departamentos vecinos, con especial influencia en el Nevado del Huila. Según Blu Radio, los organismos de control y atención a emergencias se encuentran adelantando un barrido en los departamentos para verificar posibles daños a estructuras, heridos o víctimas humanas.

Estos días han sido de alto movimiento telúrico, ya el 26 de octubre, también, se registró otro temblor en el oriente del país, a la altura del departamento de Santander. Este evento sísmico tuvo epicentro en el municipio de Los Santos y contó con una magnitud de 3.8 grados, acompañado de una profundidad de 146 kilómetros.

Los movimientos o sismos se dan por un rompimiento repentino de las rocas en el interior de la Tierra. Esta liberación repentina de energía se propaga en forma de ondas que provocan el movimiento del terreno. De acuerdo con el SGC, los temblores que se pueden reportar como ‘fuertes’ y que tienen una mayor incidencia son los que tienen una magnitud superior a 4,5.

“Colombia es un país sísmicamente muy activo, esto se debe a su configuración geológica y tectónica. Hay diferentes placas que están en contacto y esto hace que se generen sismos en la mayor parte del territorio colombiano, principalmente en las costas del Pacífico, alrededor de nuestras cordilleras y en la Costa Caribe. Históricamente siempre ha sido así”, indicó hace un tiempo atrás Viviana Dionicio, coordinadora de la Red Sismológica Nacional del Servicio Geológico Colombiano a la Revista Semana, además, aseguró que en este sentido es importante recordar que un sismo no es sinónimo de catástrofe y que todos los días tiembla en Colombia “De pronto nosotros no los sentimos porque son más pequeños y profundos, pero tenemos que conocer nuestro territorio y saber que esto puede pasar”, manifestó.


SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR