Fallo del Nuevo Liberalismo puede devolverle la personería jurídica a los partidos de Ingrid Betancourt y Álvaro Gómez Hurtado

Los movimientos podrían hacer la solicitud ante el Concejo Nacional Electoral si lo consideran necesario. El del líder conservador ya inició los trámites necesarios

Los líderes políticos colombianos Ingrid Betancourt y Álvaro Gómez Hurtado. / Fotos, de izquierda a derecha: Colprensa y  El Espectador / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT AFP PHOTO / EL ESPECTADOR
Los líderes políticos colombianos Ingrid Betancourt y Álvaro Gómez Hurtado. / Fotos, de izquierda a derecha: Colprensa y El Espectador / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT AFP PHOTO / EL ESPECTADOR

El Nuevo Liberalismo, fundado por Luis Carlos Galán en 1979, no sería la única colectividad política que se vería beneficiada por el fallo con el que la Corte Constitucional ratificó su personería jurídica en la tarde de este miércoles 20 de octubre. También lo verían otras hoy desaparecidas por causas similares a la del movimiento liderado por los hijos del caudillo político.

Entre estos se cuentan el Verde Oxígeno, fundado en 1998 y con el que Ingrid Betancourt aspiró a la Presidencia de Colombia en 2002, y el Movimiento de Salvación Nacional, creado en 1990 para darle soporte a las intenciones presidenciales de Álvaro Gómez Hurtado. Estos fueron disueltos en 2005 y 2006, respectivamente, por el Consejo Nacional Electoral (CNE), tras perder la personería jurídica.

No obstante el fallo del alto tribunal colombiano decidió aplicar, en su numeral siete, el efecto conocido como inter comunis, que indica que las decisiones del documento también pueden se aplicadas a terceros, en este caso, otros movimientos que hubieran atravesado por procesos similares a los del Nuevo Liberalismo. Textualmente, dice que:

“Esta decisión producirá efectos inter comunis para las elecciones de 2022, frente a aquellos terceros que hubieran estado en las mismas o similares condiciones del Partido Nuevo Liberalismo expresamente analizadas en esta providencia”.

Lo anterior, sin embargo, no hace referencia directa a las decisiones del CNE, sino a las causas que llevaron a que dicha entidad tomara la decisión de retirar la personería jurídica. Es decir, motivos relacionados con actos de violencia en el marco del conflicto armado, como los magnicidios de Galán y de Gómez Hurtado, o el secuestro de Betancourt.

A fin de cuentas, los mismos sirvieron como mecanismos intimidatorios que no les permitieron continuar con su actividad política, lo que a su vez llevó a una disolución, que probablemente no se hubiera presentado bajo otras condiciones.

Más importante aún, la decisión abre la puerta para que esas dos colectividades puedan entrar a participar en la contienda electoral del próximo año, si así lo desean. Para ello, podrían incluso reclamar y obtener el derecho al que ahora tienen acceso, cuando menos, antes de que se acabe este año.

En palabras de la Corte: “El Consejo Nacional Electoral (CNE) recibirá las solicitudes como ‘aceptaciones’ y procederá a decidir de fondo”, pues los reconocimientos a esas personerías jurídicas podrán ser reconocidos dentro de los diez días siguientes a la notificación oficial del fallo.

Dicho esto, se sabe que Salvación Nacional no ha perdido el tiempo y ya procedió a solicitar la mencionada personería a través de un documento entregado al CNE y en el que se puede leer que:

“Se solicita al honorable Consejo Nacional Electoral que proceda a emitir el reconocimiento de personería jurídica al Movimiento Salvación Nacional, puesto que se cumplen las condiciones similares dispuestas por la Corte Constitucional a través de la Sentencia SU-257 / del año 2021, en especial por la violación directa al derecho fundamental a fundar o constituir partidos políticos, sin limitación alguna, formar parte de ellos y difundir sus ideas y programas establecidos en las términos de las artículos 1, 3, 40 numeral 3, 107, y 108 de la Constitución”.

Una vez la institución responda, Salvación Nacional podrá recibir políticos que están actualmente en otros partidos y entregarles avales tanto para el Congreso como para la Presidencia de la República. Entre los interesados, de acuerdo con la revista Semana, estaría Nicolás Gómez, hijo del sobrino de Álvaro Gómez Hurtado y actual abogado de la familia, Enrique Gómez.

En contraste, Ingrid Betancourt no ha reaccionado a la noticia, ni ha dado señales de querer revivir el partido que la llevó al Congreso en 1998. No obstante, es cierto que la política ha estado más activa opinando sobre la actualidad nacional y hasta creando una cuenta de Twitter.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR