Encuentran sin vida el cuerpo del menor que se había perdido en el río Sinú

Las autoridades recomiendan no bañarse en corrientes como esta, y mucho menos en momentos en los que se ha declarado alertas por las crecientes

Sinú
Sinú

Luego de 48 horas de haber sido reportado como desaparecido, Euler de Jesús Velásquez, de 16 años de edad, fue encontrado, sin vida. El adolescente había caído al río Sinú, en Montería, y había sido arrastrado por las aguas, durante el pasado fin de semana. El joven se encontraba bañándose y departiendo con cuatro amigos. Aunque las personas que lo acompañaban intentaron auxiliarlo, la fuerza del Sinú se lo llevó rápidamente. Según reportó Noticias Caracol, en lo que va del año, han muerto cinco personas por inmersión en ese río.

De acuerdo con el recuento hecho por El Heraldo, la desaparición del menor habría sucedido en la tarde del pasado domingo, en inmediaciones del barrio Mocarí. El cuerpo, sin embargo, fue hallado más adelante, a 30 kilómetros de allí, a la altura del sector El Caño, en el municipio de San Pelayo. Funcionarios de rescate de la Defensa Civil le manifestaron a ese diario que fueron voluntarios del los que habían hallado el cuerpo sin vida de Euler. El hallazgo se hizo luego de varias horas de búsqueda en las que fueron utilizadas lanchas.

Antes de que se registrara el hallazgo del cadaver, el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia Sanín, había asegurado que se había dispuesto bajo disposición del operativo al equipo de Gestión de Riesgos Municipal “en coordinación con los voluntarios de la Defensa Civil de Montería, para realizar las labores de búsqueda del cuerpo del menor”.

El mandatario, además de ofrecer su ayuda, le recordó a las personas que esta fuente hídrica es peligrosa, por lo que bañarse o nadar en ella no es lo más recomendable. “Hacemos un llamado a los padres, a los mismos jóvenes a que por favor no usen el río para bañarse, si bien es cierto podemos sentirnos confiados porque pensamos o creemos conocerlo, pero la naturaleza tiene ciertos peligros que debemos evitar a toda costa”, argumentó Ordosgoitia Sanín que, a su vez, recalcó que desde principios de este año, 2021, se habían adoptado medidas para salvaguardad la vida de la comunidad que, entre otras cosas, incluían la prohibición de realizar actividades recreativas en las playas del río Sinú.

Hace tres semanas, justamente, a finales de septiembre, las autoridades ambientales habían advertido de los peligros que estaba trayendo el río Sinú como consecuencia de la creciente de su volumen. Para ese entonces se advirtió que el aumento en el nivel del agua podía generar inundaciones en los municipios de Cotorra, Lorica y San Bernardo del Viento, particularmente en Sarandelo, en donde, previamente, se había desbordado el río

Al igual que el río Sinú, la Corporación Ambiental de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) advirtió que, teniendo en cuenta estos cambios ambientales, el río San Jorge también se mantenía en alerta roja pues, ante un posible desbordamiento, podría generar inundaciones en Puerto Libertador, La apartada, Montelíbano y Buenavista.

Ante las alertas, el Ideam le recomendó a las comunidades aledañas a ambas afluentes a mantenerse atentos al comportamiento de los niveles de los ríos para evitar cualquier tipo de tragedia. Así mismo, la entidad indicó lo importante que es tener a la mano las recomendaciones entregadas por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). Según el Ideam, para octubre y noviembre “se estiman registros de lluvias entre 40 por ciento y 60 por ciento por encima de los promedios históricos en el norte de La Guajira y centro del litoral Caribe de los departamentos de Magdalena y Atlántico”.


Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR