Ingrid Betancourt defendió la justicia transicional y los avances del acuerdo de paz

En medio del encuentro de magistrados de la Corte Constitucional en Cúcuta, la colombiana señaló que el proceso de paz con las FARC no es sinónimo de impunidad

Ingrid Betancourt, French-Colombian politician and former FARC hostage, speaks during an act of recognition with the participation of her kidnappers and their now political party Comunes, in Bogota, Colombia June 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez
Ingrid Betancourt, French-Colombian politician and former FARC hostage, speaks during an act of recognition with the participation of her kidnappers and their now political party Comunes, in Bogota, Colombia June 23, 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

En el marco del XVI Encuentro de la Jurisdicción Constitucional que realiza la Corte Constitucional en Cúcuta, Norte de Santander, ante la celebración de los 200 años de la Constitución de la Villa del Rosario de Cúcuta, cuya agenda terminó este viernes 8 de octubre, la paz nuevamente es un tema central en las conversaciones.

De hecho, en uno de esos diálogos que se desarrolló en esta actividad en su último día, la excandidata presidencial y víctima del conflicto, Ingrid Betancourt, participó virtualmente, en una conversación con Sergio Jaramillo, Alto Comisionado de Paz del gobierno de Juan Manuel Santos y negociador del acuerdo de La Habana. En medio de este encuentro, la mujer, que fue secuestrada por las Farc, señaló que el acuerdo de paz no es sinónimo de impunidad para ella.

Betancourt inició asegurando que en Colombia “tenemos un andamiaje muy sólido con lo que se logró en el acuerdo de paz con las Farc”. Agregó que esa solidez la ve reflejada en la “relación entre el derecho penal internacional y colombiano y la justicia transicional, el cual nos resguarda a todos los actores del conflicto, de manera que no haya impunidad”.

Además, la excandidata presidencial expuso una propuesta en medio de su intervención ante los magistrados de la Corte Constitucional, en la que planteó la importancia de crear un frente que ahonde en todas las aristas sociales y de seguridad que permitan brindar diferentes garantías a las víctimas del conflicto en el país.

“Colombia debe reflexionar sobre un nuevo pacto social. Un frente social implica una profunda reflexión sobre la pobreza, la corrupción que es generadora de pobreza de hambre y de muerte y en ese sentido ponerle un final”, señaló Betancourt. La excandidata reconoció que en el país todavía falta un buen camino por recorrer para que la paz sea una realidad, pero resaltó que todavía “confía en Colombia”.

Agregó que, para ella, las instituciones de la justicia transicional avanzan de buena manera para encontrar la verdad tras el conflicto armado en el país, en medio del cual ella permaneció bajo cautiverio por la extinta guerrilla; así como para garantizar la reparación y no repetición que reclaman las víctimas como ella.

“Debemos crear un espacio donde nos podamos ver de una manera diferente para confrontar la deshumanización. Que la gente que ha vivido el conflicto pueda mirarse los unos a los otros y empezar este ejercicio de forma transformadora, reparadora y que permita sentar bases para la reconciliación. Que haya formación en la resolución de los conflictos en la tenencia de tierras. Mejorar y lograr innovar frente a conflictos de tenencia de tierra que traen consigo conflictos familiares”, puntualizó la mujer en su intervención que se escuchó en el Teatro Zulima en Cúcuta.

Sergio Jaramillo se unió a las palabras de la excandidata presidencial y dijo que Colombia debería valorar más lo que se ha logrado en materia de paz, justicia y verdad tras el acuerdo de paz. “Tuvimos éxito y fue ponerle un cierre a un conflicto histórico que es fundamentalmente el conflicto con las FARC; perdura el ELN, pero la gran amenaza de violencia política que surgía de las FARC ya no existe. Y los hombres y mujeres de las FARC están sometidos a la Constitución. Están contando ante un tribunal qué fue lo que hicieron. Me parece a mí que hay que saber valorarlo”, señaló.

Jaramillo resaltó que el propósito del gobierno que firmó el acuerdo no era otro sino eliminar la amenaza de violencia que ejercía la extinta guerrilla de las Farc en los diferentes territorios del país, y que la creación del tribunal de paz tiene a todos los actores del conflicto frente a frente para alcanzar la paz.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR