Polémica por prohibición de construir apartamentos de una sola alcoba en Bogotá

Según Camacol, el gremio que agrupa a los constructores, el POT que se discute actualmente en el Concejo estaría obligaría a los ciudadanos a comprar viviendas de dos o más cuartos, cuando no es lo que están buscando

Según movimientos en contra de este punto del POT, se estaría obligando a los ciudadanos a comprar viviendas de dos o más cuartos, cuando no es lo que están buscando
Según movimientos en contra de este punto del POT, se estaría obligando a los ciudadanos a comprar viviendas de dos o más cuartos, cuando no es lo que están buscando

Continúa creciendo la polémica respecto al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Bogotá. Varios gremios y movimientos cuestionan, entre otras cosas, el planteamiento propuesto por la administración de turno de la capital, en cabeza de la alcaldesa, Claudia López. La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), por ejemplo, advierte que este POT restringe la construcción de vivienda de una sola habitación.

“Seriamos la única ciudad del mundo en donde estaría prohibida la vivienda unipersonal”, dijo para la sección ‘6AM’ de Caracol Radio, el gerente de Camacol, Alejandro Callejas.

De acuerdo con el artículo 384 del POT, que habla del área mínima para la “configuración arquitectónica y espacial de la unidad de vivienda nueva”, se establece que “se elimina la posibilidad de plantear vivienda inferior a 36m2 de cualquier precio, tipo o ubicación. Elimina los apartaestudios en la capital y establece como configuración de espacio, mínimo dos cuartos de habitación, restringiendo la posibilidad de plantear vivienda de una alcoba en cualquier contexto socioeconómico”.

Para una entrevista con El Nuevo Siglo, la secretaria de Hábitat, Nadya Rangel, explicó que existen las suficientes evidencias que demuestran que es necesario apostarle a la calidad de vivienda, lo que implica, directamente, que haya un tamaño necesario para que se evite y reduzca el hacinamiento.

“Nos preguntan si nosotros no queremos que se hagan apartaestudios en Bogotá y no es así. Hoy se están construyendo apartaestudios de 16m2, de 22m2 y 23m2 que son productos inmobiliarios legítimos pero no son vivienda de interés social (VIS). Son una vivienda que nosotros reconocemos en el POT como vivienda colectiva. No es VIS y de ahí nuestro afán de que el área mínima se regule. Esto se puede hacer en el marco de vivienda colectiva y de servicios”, explicó la secretaria Rangel.

POT
POT

Para este mismo diario, el concejal del Partido Conservador, Nelson Cubides, aseguró que la exigencia de construir apartamentos de una sola alcoba para vivienda no VIS es “absolutamente improcedente y no debe incluirse en el POT”, por lo que, según él, la administración tendrá que ‘reevaluar’ el tema.

“Pero lo que es no VIS o vivienda privada de cualquier otro estrato, por supuesto que no se puede restringir el número de habitaciones. Pero cuando estamos hablando de una vivienda estatal que incorpora recursos del gobierno distrital, ahí sí deberían establecerse parámetros que son discutibles y en ese sentido valdría la discusión”, argumentó.

A Cubides se sumó el integrante del Partido Liberal, Germán García, que, por su lado, calificó este artículo del POT como absurdo e incomprensible, pues, es la evidencia clara de que desde la autoridad competente se desconoce la realidad de las familias bogotanas.

“Estas son familias que ya no son ni de cuatro ni de cinco integrantes, sino que pueden ser familias de una persona con su respectiva mascota o una pareja. Eso lo desconoce. Los bogotanos muchas veces priorizan más la adquisición de vivienda por localización y los metros cuadrados”, complementó para El Nuevo Siglo. De acuerdo con información resaltada por Caracol Radio, en la ciudad, el 44% de los hogares está conformado por una o dos personas.

En su entrevista con la emisora, Alejandro Callejas advirtió que, eventualmente, en caso de que este tema no se reconsidere o se ponga a discusión con otros sectores, y se establezca de manera definitiva, se estaría haciendo que las viviendas sean más caras de lo normal, pues se estaría obligando a los ciudadanos a adquirir un apartamento de dos cuartos cuando “no es lo que están buscando”. Camacol, bajo la vocería de su presidente, asegura que la norma “carece de sustento” y que “nunca fue socializada en los espacios en los cuales la Alcaldía presentó el POT”.


Seguir leyendo:









TE PUEDE INTERESAR