Publio Hernán Mejía el precandidato presidencial involucrado con los falsos positivos: “La guerra es de humanos y los humanos cometen errores”

Recientemente el militar dijo que hay muchas falsas víctimas y que no fue una estrategia sistematizada, como afirma la JEP

Coronel Publio Hernán Mejía, procesado por presuntas alianzas con paramilitares, para cometer falsos positivos cuando fue comandante del batallón de La Popa en Valledupar. Colprensa/Germán Enciso.
Coronel Publio Hernán Mejía, procesado por presuntas alianzas con paramilitares, para cometer falsos positivos cuando fue comandante del batallón de La Popa en Valledupar. Colprensa/Germán Enciso.

La precandidatura presidencial del coronel (r) Publio Hernán Mejía sigue adelante a pesar de estar sometido a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), tribunal que le concedió la libertad condicional tras estar privado de la libertad en la justicia ordinaria por alianzas con el paramilitarismo y por su participación en los ‘falsos positivos’.

En diálogo con W Radio, dijo que era culpable de haber derrotado el terrorismo y que después de más de 15 años, no hay decisión en firme contra él. “Jamás aceptaré responsabilidad por lo que no hice”, aseveró tras recordar que está sometido a la JEP y en ese momento dijo que los ‘falsos positivos’ eran una farsa que él no cometió.

“En mi gestión como comandante del Batallón [La Popa], jamás se cometió [sic] falsos positivos. La guerra es de humanos y los humanos cometen errores”, dijo Mejía a la emisora justificando , al parecer, que los soldados que incurrieron en las ejecuciones extrajudiciales lo hicieron en el marco del conflicto. Además dijo que en las audiencias que ha enfrentado en la JEP no ha conocido a sus ‘supuestas’ víctimas.

Mejía afirmó que no tenía nada de que arrepentirse y que ha tenido una carrera de más de 40 años, por lo que dijo que no tenía sentido acusarlo de cometer esos crímenes cuando solo estuvo por dos años. Por último dijo que las órdenes que se dieron fueron legítimas y que, en su momento, nadie se quejó de ellas.

“Aquí no hubo una política sistemática”, dijo el coronel (r) sobre lo que afirmó la JEP en el Auto de imputación.

Frente a sus propuestas, explicó que espera que Colombia “vuelva a ser el país más seguro de Latinoamérica” y buscará que la corrupción llegue a cero.

Más de 126 homicidios y 120 desapariciones forzadas son atribuidas al batallón La Popa entre los años 2002 y 2005, según la imputación de cargos que hará la JEP al entonces comandante de la unidad militar Publio Hernán Mejía y 14 militares adscritos más. La decisión de la Sala de Reconocimiento señala que los coroneles Publio Hernán Mejía y su sucesor al mando Juan Carlos Figueroa, junto a otros 13 uniformados tuvieron “un rol esencial” en la conformación de una organización criminal dentro de esa unidad del batallón La Popa, conoció El Espectador.

Mejía fue condenado en 2013 a 19 años de cárcel por colaboración con paramilitares con un estrecha relación con Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’ y, en ese momento, la Fiscalía lo señaló de estar relacionado con ejecuciones extrajudiciales.

Según un perfil del coronel (r) Mejía, de la Revista Semana en 2013, entre 2002 y 2004 cuando fue comandante de La Popa, ese batallón se convirtió en uno de los que más bajas producía, pero sus resultados eran cuestionables, en ocasiones, porque sus hombres no resultaron heridos.

Mejía fue el primer alto oficial del Ejército en ser denunciado por vínculos con las autodefensas, luego de que se conociera públicamente la relación que habría conformado con el frente Mártires del Cacique de Upar en el Cesar. El entonces ministro Juan Manuel Santos tomó la decisión de hacer público el caso.

Los testimonios recogidos por el tribunal especial señalan que creó una relación con alias ‘39′ en la que se pasaron por bajas los homicidios de los paramilitares, se ejecutó a personas señaladas por delitos menores o como colaboradores de la guerrilla e insurgentes heridos en combate.

SIGA LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR