La historia de tres colombianos que se encuentran presos en Jamaica y aseguran no saber por qué

Los connacionales, que se desempeñan en labores relacionadas con la madera, denunciaron que su detención es injusta y que han recibido un mal trato por parte de las autoridades de la isla

Detenido ilustrativa (Foto: Cuartoscuro)
Detenido ilustrativa (Foto: Cuartoscuro)

Tres colombianos, oriundos de Caldas, se encuentran detenidos desde hace varios meses en Jamaica, de acuerdo a los testimonios de los sujetos, su captura se dio luego de viajar a ese país para trabajar en temas relacionados con la madera y la carpintería. Hasta el momento los hombres no entienden el motivo por el que son acusados y denuncian que no han sido tratados de forma justa.

Los tres sujetos decidieron aceptar una oferta que les salió en pleno 2020, donde la pandemia y el confinamiento los había dejado sin trabajo y necesitaban comenzar a ganar dinero, pues las obligaciones no daban espera.

“Desde el año pasado (2020), un señor de Chinchiná, Caldas se comunicó con nosotros y nos ofreció trabajo en Jamaica. Fue así como con un cuñado y otro amigo, aceptamos ya que el ofrecimiento laboral tenía muchos beneficios, máxime que aquí en Colombia no estábamos haciendo absolutamente nada como consecuencia de la pandemia”, explicó Carlos Eduardo Castañeda, en una entrevista que le concedió a RCN Radio.

Castañeda, además, contó que la persona que les ofreció el trabajo, también colombiano, los dejó abandonados después de negarles los sueldos de cuatro meses y que este hombre fue el que hizo que los metieran a la cárcel, pues no tenían los papeles que corresponden ni los permisos.

Cuando llegamos a Jamaica, las cosas comenzaron muy bien, sin embargo de un momento a otro el señor que nos ubicó laboralmente, dejó de cancelarnos los sueldos correspondientes a 4 meses y como si fuera poco, nos echó la policía y nos detuvieron”, aseguró el colombiano.

Sin embargo, las acusaciones van más allá de estar en territorio jamaiquino de forma ilegal, pues según les han dicho son acusados de trafico de personas. Luego de que la policía llegará al lugar donde estaban viviendo fueron llevados a un Hotel; sin embargo, denuncian que no han recibido el mejor trato y que no están siendo respetados su derechos fundamentales. Un ejemplo, es que uno de los caldenses se enfermó y pese a que fue revisado por un médico no recibió la medicina que necesitaba y tuvo que aguantar el malestar por mucho tiempo, además, pese a que han pasado algunos meses aún no les han dicho como se llevará el proceso ni les han dado mayor información sobre su situación.

Los colombianos que denuncian que su detención fue injusta, creen que las acusaciones son debido a que el hombre que los contrató, fue detenido tiempo después de que los acusará ante las autoridades por tráfico de personas y al parecer fueron relacionados con este.

La trata de personas es un delito que abarca abusos como la explotación sexual, el trabajo forzoso o la explotación en la mendicidad y en el 70 % de estos casos las víctimas son mujeres y niñas, según la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

De acuerdo con los datos de la UNODC, este delito a crecido exponencialmente debido a que para las redes y criminales es muy rentable. Se estima que anualmente representa una ganancia mundial de 32 mil millones de dólares, de los que el 49% se genera en países industrializados caracterizados por ser los principales destinos de las víctimas. En el caso de América Latina, unos 1,3 mil millones de dólares se generan el los propios países de origen, suponiendo el 4,1% de las ganancias.


SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR