Propietario de bar gay denunció agresiones por parte de un mayor de la Policía en Facatativá

El denunciante presentó una fractura en una pierna y asegura que fueron miembros de la Policía quienes lo hirieron, tras llevarlo bajo engaños a la estación

Iván Robles Romero, propietario de un bar gay en el municipio de Facatativá, en el departamento de Cundinamarca, asegura que está viviendo la peor situación de su vida luego de haber sido conducido bajo engaños a una Estación de Policía y ser, según denuncia, torturado por los uniformados.

A través de un video en redes sociales, Robles contó que el pasado 5 de septiembre, llegó la policía a su establecimiento para hacer un comparendo por exceder el horario de funcionamiento del bar. Los uniformados le dijeron que el mayor Oscar Hernández lo solicitó para firmar el documento y tenía que acercarse a la Estación.

Robles abordó la patrulla de los uniformados para ir a encontrarse con el mayor de manera voluntaria, pero decidió asegurarse y preguntó si estaba detenido, los uniformados le dijeron que no. Le aclararon que únicamente tenía que firmar el comparendo. Sin embargo, manifestó a uno de los patrulleros que no quería ir a la Estación y que deberían cumplir el proceso en el bar.

El mayor Hernández, de una vez supo de qué bar venía yo, de qué discoteca, me empezó a decir groserías. Yo vi que la actitud no era la mejor y no le contesté nada”, afirmó el propietario del bar dedicado a la población LGBTI.

El mayor Hernández llenó el comparendo sin consultar nada con Robles Romero, lo hizo firmar por el patrullero que el denunciante identifica con apellido Parrado y le entregó la orden de comparendo al propietario para que firmara.

“Yo no le voy a firmar”, contestó y dijo, “yo llevo más de 20 años en bares y discotecas, conozco el procedimiento y mi firma no era necesaria”. En ese momento, el mayor arrancó el comparendo de la comparendera y lo golpeó.

Robles le había pedido la devolución de la cédula, pero en su lugar, según denunció, recibió un puño en el rostro. Después le propinó más golpes en el estómago, pese a que la hermana de la víctima estaba grabando la situación. Sin embargo, los uniformados la llamaron “lesbiana” y le raparon el celular.

“Este señor me empujó hacia adentro, a botarme hacia unos patrulleros, lo cuales me botaron al suelo adelante de la guardia (entrada), me pusieron esposas a la espalda y me empezaron a pasar corriente con unos taser de cinco a seis veces, yo gritaba del dolor”, afirma Robles.

Según el denunciante, mientras estaba sometido en el piso, con descargas eléctricas, el mayor Hernández se paró sobre su tobillo y le provocó una fractura en la tibia y el peroné, razón por la cual ahora se encuentra con un yeso y debe movilizarse con muletas.

Me golpeaban las costillas, me reventaron la boca, yo me retorcía del dolor. Al ver que yo gritaba me tapaban la boca y me decían: ¿Qué quiere, que le sigamos dando en la jeta a su hermana? Si quiere entramos a su mamá para romperla”, señaló el denunciante.

Como ya no podía ponerse de pie, Robles asegura que lo arrastraron por el piso hacia un baño y lo encerraron. Los uniformados llenaron un lavadero con agua, en el que limpiaban traperos, y sumergieron el rostro de Robles tres veces.

El denunciante asegura que su mamá y su hermana también sufrieron golpizas por parte de los uniformados. Él tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en el tobillo por fractura y desplazamiento de un hueso, por lo que fue necesario adaptarle platinas y tornillos para reconstrucción. Él recibió 65 días de incapacidad, su mamá 15 y su hermana 12 por parte de Medicina Legal.

Robles cree que la situación se pudo deber a discriminación y respuesta homofóbica por parte de los uniformados y el mayor Hernández, debido al bar dirigido a la población gay que tiene en el municipio.

De acuerdo con Noticias Uno, la familia Robles formuló una denuncia penal por siete delitos, entre ellos tortura, contra cinco policías de la Estación de Policía de Cundinamarca. Así mismo, el coronel Iván Gualdrón, comandante de la Policía de Cundinamarca, señaló al noticieron que “frente a conductas como las denunciadas, iniciaremos investigaciones de manera contundente”.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR