Los 4.000 afganos que iban a llegar al país ya no pisarían territorio colombiano

El Gobierno de Estados Unidos decidió llevarlos a bases militares.

Un grupo de afganos ante el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai para tratar de huir del país, en Kabul, este jueves 19 de agosto de 2021. EFE/Stringer
Un grupo de afganos ante el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai para tratar de huir del país, en Kabul, este jueves 19 de agosto de 2021. EFE/Stringer

El pasado 20 de agosto, se conoció que cerca de 4.000 afganos llegarían al país tras un acuerdo entre Estados Unidos y el Gobierno colombiano, según afirmó The Wall Street Journal. Esto se haría de manera temporal “hasta que se procese su papeleo”, ya que hacen parte del grupo de afganos que trabajaron con Estados Unidos en el país asiático.

Estos afganos serían personas con visas de refugiados o que fueron elegidos para visas de migrantes y quienes estarían nominados para estos procesos con el gobierno norteamericano, explicó el diario estadounidense.

Nuestra tarea inmediata es ahora cumplir nuestros compromisos de continuar la evacuación segura de nuestros ciudadanos, nacionales de países socios y afganos en riesgo, en particular aquellos que han ayudado a nuestros esfuerzos”, señaló Ned Price, portavoz del Departamento de Estado del país norteamericano, en su momento.

De acuerdo con Blu Radio, que conoció la noticia en exclusiva, esta llegada de ciudadanos afganos a Colombia ya no se daría, pues Estados Unidos tomó la decisión de llevarlos a diferentes bases militares, de manera transitoria mientras se legaliza su estadía en ese país.

En su momento, Migración Colombia ofreció una rueda de prensa para hacer claridad sobre algunos temas, entre estos: la conformación del mecanismo; el tiempo en el que se encontrarán los ciudadanos afganos en territorio colombiano; el apoyo económico de Estados Unidos y el número máximo de afganos que acogerá Colombia.

“Es una asistencia humanitaria, eso quiere decir que, Colombia no es un destino final para estos migrantes. Por lo que los afganos no accederán a permiso de trabajo, pero tendrán libre movilidad por el territorio, podrán asistir a sus cultos y hacer diferentes actividades todo de forma temporal”, anotó Juan Francisco Espinosa Palacios, director de Migración Colombia el pasado 32 de agosto.

Por lo que Colombia no será su lugar de asentamiento, el director de Migración aclaró que es importante tener en cuenta que se esta trabajando sobre tres factores con el fin de hacer un tránsito exitoso y, para esto, diferentes entidades son las que están uniendo fuerzas para que esto sea posible: Migración, Cancillería, Ministerio de Defensa y Ministerio de Salud.

“Es importante tener en cuenta tres variantes: temporalidad (por ahora se determinó que será corta estancia pero no se ha determinado un número exacto de meses); asunción de costos por parte de los Estados Unidos (todos los costos los pagará el país norteamericano, por lo que el país no tendrá que usar sus recursos); y número determinado de migrantes de esta nacionalidad (no hay número definido en este momento pero el número máximo serán 4.000)”, señaló Espinosa.

Según el gobierno de Estados Unidos, este documento se expide a los aliados afganos e iraquíes que trabajaron como traductores, interpretadores u otros oficios con el país norteamericano en el pasado. Anteriormente, esto cubría a solo 50 personas al año. Ahora, será el aval que cubra a quienes escapan de los talibanes. Primero, se deberá aplicar para el documento al líder de la embajada local, en este caso al embajador Philip S. Goldberg. Luego la oficina de visas local tendrá que revisar la documentación suministrada, y para eso se demorará 38 días hábiles.

Colombia también trabaja en la regularización de alrededor de un millón de migrantes venezolanos que llegaron huyendo de la crisis en ese país. “Estados Unidos no solamente va a sufragar todos los costos de la atención de estas personas, también estará contribuyendo con la agilidad en su procesos” migratorios, sostuvo Duque.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR