Ejército desarticuló a ‘Los Fariseos’, en Bogotá

La banda estaba compuesta por miembros de un concesionario de TransMilenio que hurtaba repuestos de los articulados para revenderlos ilegalmente en talleres de la capital

Fue desarticulada banda de robo de autopartes del sistema TransMilenio en Bogotá
Fue desarticulada banda de robo de autopartes del sistema TransMilenio en Bogotá

Luego de un seguimiento de varios meses después de un golpe inicial contra tres de sus miembros, tropas del Batallón de Policía Militar Nº. 13 del Ejército Nacional y la Fiscalía General de la Nación, lograron la captura de diez integrantes de Los Fariseos’, una banda integrada por empleados de la empresa Consorcio Express S.A.S., prestadora de servicio operacional de Transmilenio, quienes al parecer hurtaban repuestos bajo la modalidad de encargo en coordinación con propietarios de talleres de mecánica particulares.

‘Los Fariseos’ venían efectuando los hurtos desde hace aproximadamente tres años, pero su actuación más sonada ocurrió en febrero de 2020 cuando desmantelaron una flotilla de buses articulados de TransMilenio y de SITP en uno de los patios más grandes del sistema: Las Gaviotas, perteneciente al Consorcio Express SITP, ubicado en la Carrera 14 Este con la Calle 47 F Sur, de la localidad San Cristóbal.

Dicho hurto estuvo avaluado en más de cien millones de pesos: repuestos destinados a la reparación de los buses, baterías y material del taller, desaparecieron de Las Gaviotas a plena luz del día para luego ser colocados en distintos talleres de la capital de la República.

En marzo de 2020, agentes encubiertos lograron las primeras capturas, pero solo hasta el pasado quince de septiembre se pudo desarticular la banda a la que se le imputa de defraudar recursos públicos a través de la venta ilegal de las autopartes.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas por la Fiscalía, los capturados, en connivencia con algunos miembros de la vigilancia, extraían baterías, aceites lubricantes, cinturones, inyectores, entre otras autopartes, que eran comercializadas ilegalmente en talleres o a través de vendedores ambulantes en distintos puntos de Bogotá.

El accionar de la banda generaba varias afectaciones en la operación del sistema, cuyo impacto negativo en el patrimonio económico de la empresa incluso motivó un debate en el Concejo de Bogotá cuando se discutió un paquete de ayuda para TransMilenio propuesto por la alcaldía de Bogotá.

En términos económicos, por cada articulado que no cumpliera ruta asignada la empresa indicó que perdía alrededor de un millón de pesos diarios.

Panorama de seguridad en la capital

De acuerdo con el general Luis Rodríguez, comandante de Seguridad Ciudadana de la Policía, actualmente se han incrementado las posibilidades de que las personas que son victimas de robo puedan morir debido a lesiones por arma de fuego o corto punzantes.

“La posibilidad de que las víctimas mueran en un atraco es ahora mayor. Según cifras oficiales, los asesinatos en medio de los robos tuvieron un incremento aterrador del 32,3 %. El hurto a personas creció 21,6 %, y el de celulares, un 18,1 %. En medio de esta ola de violencia, las lesiones (riñas callejeras) subieron un 44,8 %. “El 45 % de las personas que pierden la vida en Bogotá es por intolerancia, por consumo de licor y por riñas”, comentó en Semana.

Además, es importante resaltar que, de acuerdo con las cifras más recientes presentadas por la institución, entre enero y julio de este año hubo un aumento del 24 % en comparación al mismo periodo de 2020, pues pasó de 6.434 en 2020 a 7.984 en el primer semestre del año.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR