La lucha de Luna, una niña trans bogotana que busca ser reconocida como mujer

Esta joven bogotana lleva la mitad de su vida intentando, junto a su familia, que acepten el género en el que se reconoce ante las instituciones educativas y demás espacios en el país, por eso, a su corta edad, ya es un ejemplo nacional e internacional

La iglesia tampoco va a calificar como "apostasía" las uniones de parejas LGBT (Foto: @carmenm57542973)
La iglesia tampoco va a calificar como "apostasía" las uniones de parejas LGBT (Foto: @carmenm57542973)

Desde que pudo hablar, Diego expresó a sus padres que quería ser una princesa y jugar con muñecas. Aunque para los adultos fue un choque importante el día en que Diego les dijo que él ya no estaba y, en su lugar, estaba Luna Alejandra, sus padres iniciaron un tránsito para que su hija fuera quien quería ser. Sin embargo, dar a conocer a su niña a las instituciones educativas y ante las personas que los rodeaban en Bogotá fue toda una lucha.

Ahora, con 10 años, Luna Alejandra se ha convertido en una persona trans que, a pesar de su corta edad, ha luchado junto a sus familiares, porque se reconozca su identidad de género. En la noche de este miércoles 8 de septiembre, la joven bogotana y su madre, Olga Guarín, fueron entrevistadas por el medio internacional CNN en Español para dar a conocer la historia de esta niña que es solo una de las muchas personas trans en el país.

Según cifras del DANE, en el año 2020 se identificó que al menos 1,2 por ciento de las personas entre 18 y 65 años, que viven en zonas urbanas del país, tienen una orientación sexual diversa, serían cerca de 256.000 personas. De estas, el 0,5% son personas trans, lo que podría representar a unas 10.000 personas; sin embargo, el director del DANE, Juan Daniel Oviedo resaltó que estas cifras deben tomarse con cautela pues las estadísticas pueden tener imprecisiones.

Luna Alejandra, niña trans colombiana, y su madre Olga Guarín. Captura de video CNN en Español.
Luna Alejandra, niña trans colombiana, y su madre Olga Guarín. Captura de video CNN en Español.

Al medio internacional, la niña bogotana que inició un tránsito con el acompañamiento de sus padres, desde los cinco años, reconoció que ya no recuerda tanto de lo que sucedió cuando era más pequeña, pero “recuerdo que mi mamá decía que era algo pasajero, pero cuando ella decía eso yo insistía en que quería que me tratara como una niña”.

“A veces nuestros hijos lo manifiestan y nosotros nos hacemos los de los oídos sordos. Yo pensaba, por la ignorancia, que era algo pasajero, pero Luna siempre estuvo ahí, todos los días se hacía sentir y se hacía notar”, dijo la madre de Luna a CNN.

Luna Alejandra recordó los momentos de discriminación que vivió en algunos colegios, donde “los profesores no me querían llamar Luna y me obligaban a cortarme el cabello”; sin embargo, no pasaba lo mismo con sus compañeros, quienes rápidamente empezaban a llamarla Luna, a pesar de los reclamos de los educadores.

La historia de esta niña se conoció hace varios años en Colombia, en un especial sobre niños trans que realizó Noticias RCN cuando Luna apenas tenía seis años. En ese entonces, la progenitora de Luna reveló al medio que una profesora en especial discriminó a su hija y en múltiples ocasiones “me llamaba y me decía que nosotros éramos unos pecadores, porque debía educar a mi hijo como varón, decía que llamarla Luna la llevaría por un camino de homosexualidad y drogas hacia el infierno”.

Esta discriminación hizo que los padres decidieran buscar otro colegio para Luna. Recibieron muchos rechazos, a pesar de que habían cupos para estudiantes nuevos, cuando en las instituciones explicaban que su hija quería ser llamada Luna, a pesar de que sus documentos dijeran lo contrario. Finalmente, la niñs fue aceptada en un colegio donde ha podido expresar su identidad de género con tranquilidad mientras espera la edad indicada para iniciar un tratamiento de reasignación de género.

Precisamente sobre esto último, en medio de la entrevista con CNN en Español, Luna y su madre también hablaron con un médico experto en los tratamientos hormonales para las personas que realizan el tránsito de un género a otro. En el caso de Luna, su tránsito inició a los cinco años, pero con el cambio de su nombre y su apariencia, así que el médico le explicó que deberá esperar a la adolescencia para iniciar los tratamientos hormonales.

El endocrinólogo Alejandro Díaz, especialista en temas de género, resolvió las dudas de Luna al explicarle que, al iniciar su tránsito antes de la adolescencia, “se pueden aplicar inyecciones que frenan la pubertad, eso hace que tu cuerpo no tenga los cambios que no deseas y cuando llegues a la edad en la que te podamos dar hormonas, lo que vamos a hacer es una reafirmación de tu género para que luzcas como quieres”.

Para Luna, según dijo a RCN en 2016, su mejor cumpleaños fue el de lios seis años, cuando quien celebró un año más de vida fue ella y sus familiares cumplieron con su deseo de llevarle regalos de niña. En ese momento, la niña señaló que Digo había muerto, pero en una reciente entrevista con Telemundo, en medio de la conmemoración del mes del orgullo, Luna señaló que ese niño le había dejado la fuerza de aceptarse y mostrarse al mundo tal y como es.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR