Elizabeth Gutiérrez, ‘la abuelita rumbera’ caleña que llamó la atención de Oprah y John Legend

‘Chavita’, como le dicen de cariño, se ha visto obligada a trabajar para poder sostenerse, luego de la muerte violenta de su único hijo. La mujer ha recibido múltiples donaciones por parte de la ciudadanía

Elizabeth Gutiérrez, ‘la abuelita rumbera’ que se tomó las redes sociales, y llamó la atención de Oprah y John Legend
Elizabeth Gutiérrez, ‘la abuelita rumbera’ que se tomó las redes sociales, y llamó la atención de Oprah y John Legend

Con un vestido color beige que le llega poco más abajo de sus rodillas, unas alpargatas, y un ritmo inigualable, ’Chavita’, de 68 años de edad, fue la protagonista de un video que le ha dado la vuelta al mundo. Tomada de la mano de un hombre, treinta años menor que ella, la mujer mostró sus mejores pasos de baile. La salsa, ritmo de su preferencia, la ha acompañado desde los 11 años de edad, y no tiene intenciones de dejarlo a un lado hasta que, como ella misma lo dijo, en una charla con Telemundo, Dios le dé el valor y la alegría de bailar.

Brando Pérez, campeón mundial de salsa, es el hombre que la acompaña en el video y, según su criterio, ‘Chavita’ es de las mejores parejas de baile que ha tenido a lo largo de su carrera artística. “En la vida había tocado a una señora con tan buen baile, con esas pisadas tan precisas y, bueno, representa a esta juventud y todas las personas que aman el baile, la ven como referente”, reveló en un diálogo en Noticias Caracol al hablar de Elizabeth, originaria de Cali, y nacida en el barrio Obrero, cerca al tradicional Museo de la Salsa.

Aunque en su juventud, sus padres le prohibían bailar, ‘Chavita’ nunca vio obstáculos. Su pasión por la salsa era, y es, tan grande, que cambiaba el rumbo de su camino a la escuela, para irse a bailar, situación que le generó varios problemas en su hogar, incluso, comentó, llegaron a pegarle por eso. “Me daban unas pelas, pero yo seguía en las mismas. Me encantaba”, relató, entre risas, ante los micrófonos del noticiero.

Pocas cosas en el mundo ponen tan feliz a Elizabeth como bailar salsa, no hay nada mejor para ella que ‘azotar baldosa’. “Ay, alegría. Eso es una felicidad para mí (…) yo me siento tan alegre. Cuando me dicen que no me vaya por allá, yo digo: ‘Ay, déjenme que esa es mi vida’”, sentenció Elizabeth que en el video se ve caminando hacia la pista de baile con Brando, mientras le pasa a alguien del público el bastón que utiliza para ayudarse a caminar.

La vida de Elizabeth, sin embargo, no ha sido del todo sencilla. A sus 68 años, y con las dificultades de salud que le trajo su edad, tiene que seguir trabajando, pues, su único hijo, falleció. De acuerdo a la información otorgada por Telemundo, su hijo se convirtió en una de las víctimas de la violencia en Colombia. Su sustento económico viene de los dulces que vende en la tienda que tiene en su casa, y de las ganancias que obtiene vendiendo sus productos a las afueras de establecimientos públicos. De la misma manera, reveló la mujer, algunos ciudadanos deciden extenderle su ayuda y dotarla de aquellos bienes que le hacen falta.

Pérez, quien se ha convertido en la fiel pareja de baile de ‘Chavita’, ha compartido en sus redes sociales diferentes videos bailando con ‘la abuelita rumbera’. En todos y cada uno de los clips los seguidores del campeón alaban la fluidez con la que bailan y manifiestan la admiración que siente por Elizabeth.

La historia de ‘Chavita’, resaltada por Oprah Winfrey y John Legend, hizo que ciudadanos de varias partes del mundo quisieran ayudarla, por lo que se hizo una donación para colaborar con la situación económica de la mujer. Según lo que reveló Brando, quien está al pendiente de Elizabeth, el dinero que llegó en nombre de la abuelita sirvió para pagar los servicios públicos de la casa en la que ella vive sola, pues la deuda superaba el millón de pesos. ‘Chavita’ debía cerca de nueve meses.

De la misma manera, una odontóloga se ofreció a hacerle un tratamiento médico para mejorar los problemas dentales que tiene Gutiérrez y que le impiden comer correctamente. Elizabeth se compró un celular y unos zapatos nuevos, y sus líneas telefónicas están disponibles para quien quiera aportar algo para mejorar la calidad de vida de ‘Chavita’.


Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR