Preocupación en Pereira por nuevas amenazas contra manifestantes

Un grupo paramilitar habría emitido sentencia de muerte contra líderes sociales y defensores de derechos humanos de la ciudad. Las autoridades ya están investigando

El viaducto de Pereira fue uno de los principales puntos de la marcha contra la reforma tributaria en esa ciudad. / Tomada de Twitter
El viaducto de Pereira fue uno de los principales puntos de la marcha contra la reforma tributaria en esa ciudad. / Tomada de Twitter

En la tarde de este 24 de agosto se conoció la existencia de un nuevo panfleto, aparentemente firmado por las Autodefensas Unidas de Colombia, en el que se comunica una amenaza de muerte contra todos aquellos habitantes de Pereira, y en general Risaralda, que participen en “actos criminales y bloqueos”, durante las manifestaciones anunciadas para los próximos cuatro días.

Según dio a conocer W Radio, el panfleto lleva como título “Sentencia de muerte por la defensa de la ciudadanía pereirana” y reza, entre otras cosas, que las manifestaciones están siendo auspiciadas por grupos de izquierda, por lo que los miembros de ese grupo paramilitar no dudarán en “accionar las armas”.

Dicha amenaza va dirigida, principalmente, a personas que el mencionado grupo ya tendría identificadas y que, al parecer, son defensores de derechos humanos y líderes de organizaciones sociales, vistos a través de las transmisiones en vivo que se realizaron en la ciudad durante las manifestaciones del paro nacional que arrancó el pasado 28 de abril.

Sobre la situación se pronunció el secretario de Gobierno del departamento, Israel Londoño, quien señaló que, “le pedimos a las autoridades brindarle todo el acompañamiento a las personas que en algún momento quieran expresarse en alguna manifestación que esté previamente autorizada para que les demos la garantía a la vida y a la libre expresión”.

Según cita la emisora, el mismo funcionario aseguró que las autoridades encargadas ya están verificando la autenticidad de las amenazas y adelantando las labores necesarias para garantizar la protección de las posibles víctimas durante las jornadas de protesta que arrancaron este 24 de agosto y se extienden hasta el próximo 28 del mismo mes.

El panfleto se dio a conocer a conocer apenas dos días después de que la familia de Lucas Villa, una de las caras visibles de las protestas en Pereira, asesinado durante el paro nacional, denunciara que ha recibido amenazas.

Así lo confirmaron la hermana del joven, Sidssy Uribe y su esposo Jhonathan Correa, quienes en entrevista al diario El Espectador, denunciaron amenazas por tratar de seguir con el activismo y buscar respuestas sobre el asesinato del estudiante.

“Personas de la Sijín nos querían fotografiar y tomarnos datos, pero nosotros no dejamos. Nos empezaron a amenazar y a decirnos gamines”, dijo Correa.

Dijeron que fueron capturados por la Policía y cuando estaban en la estación, los uniformados les pasaron unos papeles para que firmaran y aceptaran “los cargos de terrorismo y vandalismo”. Luego de varias horas de estar retenidos, los uniformados los dejaron ir.

Luego de esta captura, Correa aseguró que en redes sociales empezó a circular una imagen donde le acusan a él de ser el culpable de vandalizar varios lugares.

Así mismo, dijeron que recibieron un panfleto de paramilitares autodenominados como Autodefensas Unidas de Colombia en donde los sentenciaban a muerte.

Todo, en momentos en los que el Comando Departamental Unitario convocó a protestas para rechazar las medidas “regresivas que van en contra de las necesidades del pueblo colombiano. Hacemos nuestro llamado en defensa de la vida y contra la persecución al movimiento juvenil”.

Entre las manifestaciones programadas se cuenta un plantón este martes por el derecho a la vivienda digna en el barrio Las Brisitas, una marcha que arranca en la mañana del jueves desde el parque Olaya Herrera; una chocolatada comunitaria para el viernes y una segunda marcha el sábado que arranca desde la Alcaldía de Dosquebradas hacia el parque Olaya Herrera en Pereira. Al finalizar, se celebrará un festival intercultural.

“La idea es que tengamos unos encuentros en la Alcaldía y en la Gobernación en medio de la movilización y terminar en uno de los parques. Lo hacemos para sumarnos al rechazo de este mal gobierno, al paquetazo de reformas que actualmente está en el Congreso, también porque estas administraciones han negociado solo con algunas organizaciones que no recogen el sentir de todos”, dijo a El Tiempo la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de Risaralda, Lina Montilla.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR