En el sur de Bogotá hirieron con arma blanca a un periodista de televisión por robarle el celular

Con él van tres comunicadores víctimas de la delincuencia en la capital colombiana en los últimos dos meses

Al periodista le robaron el celular y su maleta cuando se movilizaba en un taxi. Foto: Archivo Infobae
Al periodista le robaron el celular y su maleta cuando se movilizaba en un taxi. Foto: Archivo Infobae

Asaltos masivos en establecimientos comerciales, en las calles y en el transporte público han sido los protagonistas de los titulares de noticias en Bogotá, en una oleada de inseguridad que comienza a colmar la paciencia de los habitantes de la capital colombiana y en la que incluso han sido víctimas de atracos periodistas que cubren los acontecimientos de la ciudad.

El caso más reciente fue el de Jeisson Vera, uno de los reporteros del informativo de televisión Noticias RCN, quien en su cuenta de Twitter narró como lo hirieron con arma blanca en una mano, luego de que lo robaran cuando se movilizaba en un taxi por las inmediaciones de la avenida Primero de Mayo, en el sur de la ciudad.

Según su relato, resultó lesionado cuando se protegió de un ataque con arma blanca de uno de los delincuentes.

“Bueno sin exagerar, hoy sentí de cerca la muerte. Cuatro tipos rompieron los vidrios traseros del taxi en donde me movilizaba. Lo primero que hicieron fue lanzarme un cuchillazo al abdomen, me corrí, puse la mano y tengo una cortada. Luego todo fueron insultos. Quedé temblando”, recordó Vera.

Con una desmedida violencia, los delincuentes se abalanzaron contra el automotor en el que se transportaba el comunicador y lo despojaron de su teléfono móvil y su maleta.

“Me decían una y otra vez que les diera mi celular, se los tiré porque tengo claro que no quiero morir por un aparato, luego otros dos rompieron el siguiente vidrio y me amenazaron con otros dos cuchillos por mi maleta. También se la llevaron”, agregó.

Tras concluir su fechoría, los atracadores huyeron con las pertenencias del reportero, que confesó que tuvo un gran temor ante la herida que le provocaron.

“Quedé temblando, salieron corriendo. Estaba en un semáforo y lastimosamente iba hablando por celular. Quedé muy asustado, se me pasó de todo por la cabeza. Gracias a Dios estoy sano y Salvo”, señaló.

El periodista subrayó que en esta ocasión le tocó ser protagonista de un hecho similar a los que cubre a diario en el noticiero.

“Lo paradójico y ni tanto con la situación de Bogotá, es que hoy me tocó estar del lado de la víctima que entrevisto todos los días”, contó.

Finalmente, Vera le solicitó a la alcaldesa Mayor, Claudia López, tomar medidas para frenar la inseguridad en la capital colombiana.

Pero no ha sido el único periodista víctima de los delincuentes, Héctor Rojas reportero de televisión en Noticias Caracol también fue víctima de un robo en el que le aplicaron una sustancia que le hizo perder la consciencia, luego de que saliera de departir en la zona rosa.

“Acostumbro llamar a la casa y decir ya me subo al taxi, pendientes de mí. Eso es lo último de lo que me acuerdo”, dijo el reportero.

Lo siguiente fue que un hombre lo sacudía fuertemente para que le entregara sus pertenencias y se bajara del vehículo.

“El tipo me estaba sujetando y me estaba empujando y diciéndome que la plata. Totalmente desorientado me doy cuenta que estoy siendo víctima de robo. Trato de identificar en donde estoy y veo que estoy en un taxi”, afirmó.

Después del asalto, Rojas logró huir de los delincuentes y unas personas lo socorrieron, quienes además anotaron las placas del automotor en el que fue atracado. Luego se fue a un hospital donde toxicólogos determinaron que le habían dado una sustancia, al parecer por inhalación.

Al comunicador le hurtaron sus celulares y la maleta en la que llevaba algunos de sus implementos de trabajo.

También con suma violencia, el periodista del periódico El Tiempo Óscar Murillo fue víctima de los delincuentes que le hurtaron su celular en el barrio Camelia en la localidad de Puente Aranda, en el centro geográfico de la ciudad.

Murillo acompañaba a una allegada que estaba dentro de su vehículo con sus dos hijos de 5 y 11 años, sin embargo, el comunicador permanecía por fuera del automotor, al lado del puesto del copiloto, cuando cuatro atracadores los abordaron.

“Dos llegaron caminando, mientras que los otros lo hicieron en sus motos con las luces altas encendidas y apuntándonos, uno por delante y otro por detrás, a la espera de escapar. Los motores encendidos. Atacaron justo cuando la puerta del copiloto del carro donde estaban los niños se abrió. Pero yo estaba de pie justo ahí, atravesado, impidiendo que llegaran a su destino”, relató en el diario.

A Murillo lo encañonaron a la altura del estomago para que entregara el celular, pero se le atascó en uno de los bolsillos de su chaqueta, por lo que el delincuente lo golpeó en la cabeza con lo que sería un arma de fuego, agresión que para fortuna del periodista permitió que saliera el teléfono para entregárselo al ladrón.

Posteriormente la emprendieron contra la allegada de periodista, que logró asegurar el vehículo, y aunque los delincuentes atacaron los vidrios del automotor, prefirieron huir.

“Esto hace parte de la cotidianidad de hoy en la capital del país. Las autoridades tienen un desafío enorme”, reflexionó Murillo.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR