El golfista Camilo Villegas y su esposa María volverán a ser papás tras el fallecimiento de su hija Mía

Tras la muerte de la pequeña niña, la familia inauguró una fundación para ayudar a niños con padecimientos similares a los de ella

Camilo Villegas y María Ochoa
Camilo Villegas y María Ochoa

Mía tenía tan solo 21 meses cuando los médicos descubrieron que tenía un tumor en su cerebro y otro en su columna. Tras someterse a diferentes cirugías que pretendían salvar su vida, la pequeña no resistió, y falleció el 26 de julio del 2020. Mía era hija del golfista colombiano Camilo Villegas y de María Ochoa. La noticia de la temprana muerte de la niña generó profunda tristeza en la familia Villegas Ochoa, sin embargo, en los últimos días, y desde su cuenta de Instagram, María entregó a sus seguidores la noticia su nueva maternidad. En diciembre, comentó ella, estará llegando un nuevo integrante. “Y entonces, ocurrió un milagro de vida”, escribió en su publicación.

Frente al mar, con un bikini verde, y con un vientre de 20 semanas de embarazo, María dio a conocer sobre la existencia de un nuevo hijo tan solo días después de que se cumpliera el primer aniversario del fallecimiento de Mía. Con una foto de la niña, y con un emotivo mensaje, María conmemoró la vida de su ‘bebé ángel’, como de dice a Mía, y le dio la bienvenida a la vida que viene en camino.

La pareja anunció el embarazo de María
La pareja anunció el embarazo de María

“La última vez que le di un beso de despedida hace un año, parecía imposible, inimaginable, terriblemente doloroso pensar dónde estaría sin su presencia física en un año. Parecía una eternidad insoportable. Sin embargo, aquí estoy. Sí, pienso demasiado en ello (...) Pero de alguna manera milagrosa, me ha enseñado que está más cerca de mí que nunca, me ha inspirado a ser la mejor persona que puedo ser, me ha enseñado que está bien sentir miedo, ira y tristeza, pero que puedo elegir alquimizar esas emociones con gratitud, fe y amor. Y por último, he aprendido a entregarme a lo que no puedo controlar y a mantener el corazón abierto para que vengan nuevos milagros”, relató.

25 días después de la muerte de Mía, recuerda el periódico El Tiempo, medio de comunicación que tuvo la oportunidad de hablar con el deportista de alto rendimiento, Camilo volvió a su escenario deportivo. “Ella no está aquí físicamente, pero permanece en nuestros corazones por siempre. No puedo cambiar nada de lo que pasó”, comentó en ese entonces.

Homenaje a Mía
Homenaje a Mía

Justamente, en el PGA Tour, el principal circuito de golf profesional masculino de los Estados Unidos, y el más prestigioso del mundo, Villegas aseguró que aquella experiencia había marcado su vida y la de su esposa para siempre.

“Los últimos cuatro o cinco meses, en el hospital Nicklaus Children’s, fue algo diferente, hoy no tenemos a Mía con nosotros, pero sí tenemos lo que llamamos el Milagro de Mía. ¿Por qué se llama así? Porque la situación se complicó y ya no se trataba del milagro de nosotros que queríamos que Mía estuviera con nosotros como papás, sino que ella encontrara la fortaleza para descansar, inspirarnos y para que de toda esta experiencia salieran otras cosas bonitas y positivas”, expresó el deportista al explicar la creación de una fundación que hoy llega el nombre de ‘Mia’s Miracles’ (Los milagros de Mía), que busca ser un refugio para aquellos niños que, al igual que Mía, padecen de graves complicaciones de salud.

Por aquellos días, el arcoíris se convirtió en una imagen simbólica para representar a Mía, incluso, la última fotografía en la cuenta de Instagram de Camilo es un paisaje adornado con un gran arco de colores de lado a lado. Con la foto, Camilo dedicó un mensaje a Mía, en el que puso un emoji de un ángel.

“Sentí el apoyo de la gente, las fotos de los arcoíris, el apoyo de los jugadores, de los medios. Mi señora, María, fue relativamente abierta con la situación: mandaba unos mensajes a la gente cercana, muy especiales y emotivos. Es muy fácil que sientan pesar y tristeza por uno, es inevitable sentir tristeza, pero queríamos cambiar esa tristeza por energía positiva. Entonces, cuando mucha gente vivió el proceso de Mía, un poco más cercano a las enfermedades de otros seres humanos, eso trajo un apoyo y conexión con mucha gente especial”, le dijo a El Tiempo en aquella entrevista exclusiva.


Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR