Gobierno de Colombia articula acciones para atender la crisis migratoria en Necoclí

Este jueves fue instalada la VI sesión de la Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes en el país con el fin de buscar estrategias para abordar el alto flujo de migrantes en la frontera con Panamá

Migrantes de diversas partes del mundo compran tiquetes para Capurganá en el embarcadero de Necoclí (Colombia). EFE/ Mauricio Duenas Castañeda/Archivo
Migrantes de diversas partes del mundo compran tiquetes para Capurganá en el embarcadero de Necoclí (Colombia). EFE/ Mauricio Duenas Castañeda/Archivo

Con la intención de atender la crisis migratoria que se presenta en varios municipios del noroccidente de Colombia, especialmente en Necoclí, la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, instaló este jueves la VI sesión de la Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes en el país.

Esta reunión se realiza de manera previa al encuentro de la alta funcionaria con la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Erika Mouynes, en el que se pretende llegar a acuerdos para abordar el alto flujo de migrantes provenientes de naciones del Caribe y África que buscan alcanzar la frontera con Estados Unidos.

“En promedio, hay 700 casos de migración irregular que están impactando a diario regiones estratégicas en nuestras fronteras. No es solamente la migración venezolana, sino ciudadanos procedentes de Cuba, Haití y algunos países africanos. Esta es la migración que ha ido llegando a Necoclí”, manifestó Ramírez durante su intervención en el encuentro.

A su vez, expresó la preocupación del Gobierno nacional con relación al represamiento de los migrantes irregulares en estos municipios del Urabá antioqueño que buscan acceder a la frontera con Panamá, atravesando el peligroso tapón del Darién, en su camino al norte del continente para acceder a oportunidades y condiciones dignas de vida.

Por otra parte, instó a las entidades del gobierno Duque a trabajar de manera articulada para hacerle frente a esta problemática que se ha agudizado en los últimos meses, invitando a que se establezcan soluciones de fondo que permitan responder de manera “asertiva, eficiente y eficaz” a las necesidades de esta población vulnerable y a las de los habitantes de estas regiones de tránsito.

Vamos a hablar con las autoridades panameñas para regularizar ese paso de los migrantes y establecer controles que nos permitan asegurarnos que estas personas, que huyen en busca de una vida mejor, no sean objeto de esas redes y ese tráfico infame de personas”, indicó Ramírez.

La Comisión Intersectorial de Lucha contra el Tráfico de Migrantes es el instrumento encargado de orientar y coordinar las acciones que se adopten contra el delito de tráfico de migrantes, un delito que se presenta en este paso fronterizo entre Colombia y Panamá, en el que los ciudadanos extranjeros sufren diferentes tipos de abuso por estas redes que se aprovechan de sus necesidades para acceder a una vida más digna.

De igual manera, la vicepresidenta y canciller aseguró que el Gobierno nacional tiene entre sus prioridades la protección de las personas que salen de sus países de origen huyendo de la crisis política, social y económica, razón por la cual se buscan estrategias para su atención en su tránsito por el territorio cafetero.

Migrantes haitianos se bañan en el río Tuquesa el 10 de febrero de 2021, en la comunidad de Bajo Chiquito, provincia del Darién (Panamá). EFE/ Bienvenido Velasco/Archivo
Migrantes haitianos se bañan en el río Tuquesa el 10 de febrero de 2021, en la comunidad de Bajo Chiquito, provincia del Darién (Panamá). EFE/ Bienvenido Velasco/Archivo

“Nosotros tenemos acá una gran responsabilidad por evitar que las personas migrantes en Colombia sean objeto de cualquier tipo de abuso y se vuelvan el objetivo de las redes del crimen organizado para el tráfico de personas”, concluyó Ramírez durante el encuentro.

En este evento participaron la viceministra de Asuntos Multilaterales, Adriana Mejía; el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa; los alcaldes de Turbo, Necoclí y Acandí; y representantes de las carteras de Comercio, Industria y Turismo, Salud, Interior, Justicia, Defensa y de entidades como el ICBF, UIAF, DNP, Dirección Nacional de Inteligencia, Armada Nacional, Policía Nacional, Fiscalía General y Procuraduría.

SEGUIR LEYENDO

<br/>