Disidentes de las Farc querían secuestrar a un empresario disfrazados de agentes del CTI

La detención ocurrió en la vía que comunica el municipio de Pore y Paz de Ariporo, cuando los hombres viajaban en un vehículo Mitsubishi JRL 656

infobae

Este 3 de agosto se conoció que un grupo del Gaula de la Policía y la Fiscalía logró capturar a cinco personas que usaban uniformes del CTI y portaban armas y una granada de fragmentación.

Según las autoridades judiciales, los capturados hacen parte del frente 28 de las disidencias de las Farc y su objetivo era secuestrar a un empresario de Casanare. La detención ocurrió en la vía que comunica el municipio de Pore y Paz de Ariporo, cuando los hombres viajaban en un vehículo Mitsubishi JRL 656.

Los detenidos fueron identificados como Édgar Darío Daza López, Carlos Andrés Martínez Rengifo, Darwin Alexander Colmenares y Dixon David Olivos Caviche y Víctor Manuel Montenegro Moreno.

Las autoridades aseguraron que dos de los capturados tienen antecedentes judiciales por delitos como extorsión y secuestro. También se supo que estuvieron en la lista de exintegrantes de las Farc que se sometieron a la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Estas capturas se registraron por los operativos en la región y gracias a la información suministrada por un ciudadano que lanzó una alerta sobre los sujetos de las disidencias.

Así, los investigadores pudieron identificar que el plan de los criminales era simular una escena de captura del CTI y llevarse al empresario de Pore, para luego extorsionar a su familia

Según la Fiscalía, los hombres deberán responder por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones y explosivos, así como por uso de prendas restringidas y privativas de las autoridades colombianas.

Este no fue el único golpe de las autoridades contra las disidencias de las Farc. El pasado 28 de julio, la Fiscalía General de la Nación, a través del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), frustró la extorsión de la cual venía siendo objeto una empresa contratista en el municipio de Támara, Casanare, desde principio de este año, a la cual le exigían 100 millones de pesos para dejarla operar en esa zona del país.

La investigación adelantada da cuenta de que el representante legal de la compañía era contactado al parecer por alias ‘Antonio Medina’, supuesto cabecilla de las disidencias del Frente 28 de las Farc, que delinque en el departamento de Casanare, para hacerle la exigencia económica y permitirle desarrollar una obra en la citada población.

Una vez recibida la denuncia, el CTI organizó un plan de entrega controlada, en el que la víctima entregaría inicialmente 40 millones de pesos como adelanto del monto exigido.

Así, durante el operativo realizado el pasado 23 de julio con apoyo del Ejército y la Policía Nacional, se logró la captura en flagrancia de Ovidio Alarcón Castillo, supuesto integrante del grupo disidente; y la aprehensión de una menor de 16 años, cuando presuntamente cobraban el dinero producto de la extorsión en el municipio de Paz de Ariporo (Casanare).

Ante el juez segundo promiscuo municipal de esa localidad, con función de control de garantías, el ente acusador le formuló cargos a Alarcón Castillo como presunto responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado y extorsión agravada tentada. El hombre fue asegurado en centro carcelario.

Por su parte, la adolescente fue cobijada con medida de internamiento preventivo en un centro especializado para menores, por su posible responsabilidad en el delito de extorsión, en calidad de cómplice.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR