Comisión de Disciplina Judicial asumió investigación contra jueza que dejó en libertad a Carolina Galván y Nilson Díaz

La Fiscalía General apeló y señaló que contaba con elementos de prueba contundentes y suficientes para soportar la presunta responsabilidad de los acusados en los hechos

Carolina Galván, madre de la niña Sara Sofía desaparecida en enero de 2021en Bogotá.
Carolina Galván, madre de la niña Sara Sofía desaparecida en enero de 2021en Bogotá.

Desde el pasado viernes, cuando la jueza quinta penal municipal con función de control de garantías de Bogotá dejó en libertad a Carolina Galván y Nilson Díaz, principales sospechosos de la desaparición de Sara Sofía, la Fiscalía General de la Nación apeló y señaló que contaba con elementos de prueba contundentes y suficientes para soportar la presunta responsabilidad de los acusados en los hechos.

Asimismo, el ente de control había anunciado que solicitaría a la Comisión Nacional de Disciplina Judicial una investigación contra la jueza, quien cometió errores tras presentar la decisión sin tener en cuenta la confesión que ya habían hecho los presuntos responsables. La denuncia fue interpuesta por Arcenio Velandia Sánchez, fiscal 71 Seccional.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, magistrado Julio Andrés Sampedro, ya designó al encargado de dictar la última palabra sobre las presuntas irregularidades en las que habría incurrido la juez al tomar esa decisión.

El caso de la niña Sara Sofía Galván, desaparecida el pasado enero, ha vivido situaciones de confrontación entre las partes desde el pasado viernes, cuando por un error de la Fiscalía los dos presuntos responsables, Nilson Vladimir Díaz y Carolina Galván han estado a punto de recobrar la libertad.

El pasado 1 de agosto, Díaz, expareja sentimental de Galván, fue recapturado en las puertas de La Picota por agentes del CTI de la Fiscalía y la Policía Judicial, quienes habían anunciado públicamente que solicitarían nuevas órdenes de captura en contra de ambos y continuarán la investigación de los hechos para lograr su esclarecimiento.

Lo mismo ocurrió con Carolina Galván, madre de la niña, quien no franqueó las puertas de la cárcel El Buen Pastor, al ser capturada nuevamente por las autoridades, por ser presuntamente autora del delito de desaparición forzada.

Luego de que se llevara a cabo la recaptura de los sospechosos, otra jueza declaró ilegal la captura y ordenó la libertad de Carolina Galván y Nilson Díaz tras considerar que la Fiscalía cometió un error que impidió que los indiciados contaran con abogados de confianza para defenderse de las imputaciones formuladas por el ente investigador.

Para la jueza, hubo errores en los procedimientos y les fueron vulnerados sus derechos, motivos por los que no era posible legalizar estas capturas. De la sentencia divulgada, el principal argumento es éste:

“El juzgado quinto penal municipal con función de garantías de Bogotá, resuelve no acceder a la solicitud efectuada por parte de la delegada de la Fiscalía, es decir, no legalizar la captura sino por el contrario declarar ilegal el procedimiento de captura de los ciudadanos Nilson Vladimir Díaz y Carolina Galván Cuesta”.

La incertidumbre de las últimas horas se reflejó en Xiomara Galván, tía de la pequeña, quien manifestó su inconformismo con el sistema judicial colombiano, luego de que la jueza segunda penal del circuito especializada de Bogotá decidiera declarar la nulidad en el proceso.

La mujer advirtió durante una entrevista concedida a RCN Noticias que, “así hubiera irregularidades no es permitido que esto ocurra, ellos han dicho muchas cosas sobre el caso, hasta mentiras, cómo no van a hacer nada y ahora dejarlos libres. Ellos (su mamá y su padrastro) son los responsables, ellos tienen que responder por todo”.

SEGUIR LEYENDO: