Abren investigación por emisión de pruebas PCR falsas en el aeropuerto de Barranquilla

Según las denuncias, un funcionario de la Aeronáutica Civil estacionado en dicha terminal ha estado estafando a los viajeros que salen hacia Estados Unidos desde enero de este año. Les cobraba $220.000 por el documento

Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz de Barranquilla. / Foto de archivo: Colprensa
Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz de Barranquilla. / Foto de archivo: Colprensa

Este viernes 30 de julio, se conoció que las autoridades aeronáuticas de Barranquilla se encuentran adelantando una investigación disciplinaria en contra de un funcionario de la Aeronáutica Civil que trabaja en el Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz de esa ciudad, luego de que se descubriera que desde allí se estaban emitiendo pruebas PCR negativas falsas, para viajeros que con destino a Estados Unidos.

Según explica el diario local El Heraldo, todo comenzó el pasado 2 de junio, cuando funcionarios del Grupo Aeroportuario del Caribe S.A.S, que funge como concesionario de la misma, alertaron y enviaron una solicitud al Grupo de Investigaciones Disciplinarias de la Unidad Administrativa Especial Aeronáutica Civil, exponiendo casos que revelarían la emisión de documentos falsificados que estarían siendo emitidos desde enero de este año.

Según explican, el hecho habría sido denunciado en ese momento por la gerente de una aerolínea comercial que vuela a Estados Unidos, quien le comentó al director de Operaciones de ese aeropuerto que habían logrado detectar una de esas pruebas falsas. A ese reclamo, se sumó en mayo el de un pasajero que aseguró haber recibido un ofrecimiento para uno de estos papeles.

En el documento enviado por los administradores del terminal se lee de la siguiente manera: “el día 23 de mayo un funcionario de la Aerocivil dio información falsa a el pasajero, realizó prueba falsa (falsificó prueba covid). No obstante, quisiéramos mencionar que el pasado 15 de febrero se presentó una situación similar, motivo por el cual y en coordinación con personal de la Secretaria de Salud del Municipio de Soledad, procedimos a dar traslado a la Gobernación del Atlántico con copia a su jefatura”, en ambos casos, se trataría del mismo trabajador.

El mismo también explica que, “el funcionario de la Aeronáutica Civil ofrece a los clientes que no tienen la prueba realizarla de manera rápida en el aeropuerto por la suma de $220.000, el resultado de esta se da en un papel sin membrete de un laboratorio reconocido”, que al parecer es emitido en un automóvil a las afueras de la terminal por una persona que hace pasar por médico de la Gobernación del Atlántico ante los incautos. Los compradores no sabían, en ningún momento, que se trataba de un esquema ilegal.

De hecho, los del concesionario aseguran que en muchos casos se pudo detectar la falsedad de documento para posteriormente negarles a los propietarios del mismo el ingreso al avión, lo que a su vez llevó a los afectados a denunciar al funcionario en cuestión. Cuando esto sucedía, agregaron, el hombre procedía a amedrentar a los trabajadores que evitaban el ingreso de las PCR falsas

Valga señalar que, de acuerdo con el periódico, existe un documento emitido por la Secretaría de Salud del Atlántico que confirma que el socio del funcionario de la Aeronáutica en el aeropuerto está registrado como médico general, mas no como trabajador de la Gobernación del departamento y mucho menos como alguien certificado para hacer las pruebas PCR.

Ante la situación, voceros de la Aeronáutica le dijeron al mismo medio de comunicación que “efectivamente se están haciendo verificaciones y es probable que el funcionario tenga que dar explicaciones dentro de una investigación disciplinaria”.

La situación recuerda a las denuncias hechas por el embajador de Colombia en España, Luis Guillermo Plata, quien aseguró que una alta cantidad de colombianos está ingresando al país europeo con este tipo de papeles. Eso fue el pasado 28 de julio, cuando el funcionario le dijo a Blu Radio que, “han encontrado que hay un porcentaje desproporcionado de colombianos que dan positivo y tienen un documento con prueba PCR negativa”.

SEGUIR LEYENDO: