El general Juan Carlos Ramírez se retira del Ejército, fortaleciendo los rumores sobre un remezón de la cúpula militar

El uniformado, que prestó servicio a la institución durante 30 años, estaba encargado de la investigación por el ataque a la Brigada 30. También está salpicado en investigaciones por ‘falsos positivos’.

El general Juan Carlos Ramírez confirmó por medio de redes sociales su retiro del Ejército de Colombia. Asegura que tomará vacaciones como parte del proceso. / Tomada del Twitter del general Juan Carlos Ramírez
El general Juan Carlos Ramírez confirmó por medio de redes sociales su retiro del Ejército de Colombia. Asegura que tomará vacaciones como parte del proceso. / Tomada del Twitter del general Juan Carlos Ramírez

El Ejército Nacional de Colombia confirmó en la tarde de este miércoles 28 de julio que el mayor general Juan Carlos Ramírez Trujillo, quien está a cargo de la investigación por el ataque a la Brigada 30 de Cúcuta, perpetrado el pasado 15 de junio con la explosión de un carro bomba, solicitó su retiro de la institución. La noticia se conoce en los días en los que comienza a hablarse sobre un remezón al interior de la misma.

Valga recordar que, tras poco más de 30 años de servicio, Ramírez Trujillo se destacó por ser comandante de la Séptima División, con la que logró golpear duramente a organizaciones criminales como el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Caparros’ y las disidencias de las Farc. No obstante, desde diciembre del año pasado ascendió al puesto de subjefe de Estado Mayor de Operaciones Conjuntas y recientemente le encomendó el puesto de Inspector General, en calidad de encargado.

Bajo ese último puesto quedaron bajo su tutela todas las investigaciones de control interno de la institución castrense, incluida la relacionada con el mencionado atentado. Por dicho proceso fueron relevados de sus funciones los miembros del personal de los servicios de la guardia, el oficial de operaciones, el ejecutivo y segundo comandante; y el comandante del batallón de apoyo de servicios para el combate número 30.

Tampoco hay que olvidar que Ramírez es uno de varios oficiales salpicados en los ‘falsos positivos’, por los cuales la Fiscalía General de la Nación le abrió tres procesos que actualmente están bajo el control de la Corte Suprema de Justicia. Se trata de hechos cometidos durante su tiempo como comandante del Batallón de Artillería # 4.

En la misma tónica, organizaciones como Human Rights Watch (HWR) lo han cuestionado luego de que se conocieran datos según las cuales Ramírez evaluaba la efectividad de sus subalternos de la Séptima División según la cantidad y resultados de los combates en los que participaran, invitándolos a mejorar las cifras durante la época en la que Nicacio Martínez fue comandante del Ejército, en lo que se interpretó como presiones para el renacimiento de las ejecuciones extrajudiciales.

No obstante, el comunicado de la institución asegura que el retiro es una decisión tomada por el uniformado y que “obedece a la dinámica institucional y a los procesos de administración del talento humano que se dan de manera periódica en el Ejército Nacional”.

Sobre la misma, el uniformado comentó en su cuenta de Twitter que, “no es fácil para ningún soldado tomar esta decisión, pero es un camino al que llegamos todos, siempre con la satisfacción de haber trabajado por la seguridad de la población y sus recursos; esta es la más noble profesión, la más noble vocación”. En el mismo mensaje aseguró que el proceso de salida iniciará por la toma de vacaciones y señaló que los 30 años dedicados la institución los pasó “haciendo siempre lo correcto”

Es importante anotar que el general Ramírez no es el primer alto oficial que confirma su retiro esta semana. También está el general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo que, al igual que el primero, está involucrado en investigaciones por ‘falsos positivos’. En su contra, recordó HWR, en la Fiscalía se están llevando a cabo investigaciones sobre 22 presuntos asesinatos en 2007 y 23 en 2006, perpetrados por soldados del batallón Atanasio Girardot, de la Cuarta Brigada que comandó justo en esos años.

Evangelista también ha sido cuestionado durante los últimos días pues, como comandante de la Segunda División del Ejército era el responsable de la seguridad en Norte de Santander, departamento en el que se registró el atentado contra la Brigada 30 y contra el helicóptero en el que se movilizaba el presidente Iván Duque. De ahí que desde hace dos semanas hubiera sido trasladado al Comando de Educación y Doctrina del Ejército.

Con estas salidas, se sigue fortaleciendo el rumor que indica que podría haber un revolcón completo en la cúpula de las Fuerzas Militares colombianas. De hecho, Noticias Caracol informó esta tarde que el ministro de Defensa Diego Molano ya se encuentra reunido con los miembros de esta, por lo que el anuncio se podría dar en las próximas horas.

SEGUIR LEYENDO: