Dante, el cachorro que falleció en una guardería canina en Chía, donde había otros 15 perros maltratados

El lugar, donde supuestamente se cuidaba a los perros, era realmente un potrero en el que estaban aguantando hambre y con signos de maltrato.

Fotos tomadas de redes sociales.
Fotos tomadas de redes sociales.

A inicios del mes de julio de este año la dueña de ‘Dante’, un perro de raza criolla de 4 meses, Angie Paola Pinto dio a conocer en redes sociales que el cachorro estaba desaparecido. A diferencia de otros casos, ‘Dante’desapareció mientras estaba al cuidado de una guardería de mascotas ubicada en el municipio de Chía, Cundinamarca.

Para el día martes 29 de junio, Pinto entregó el cachorro al dueño de la guardería canina ‘Centro de Educación y Formación Canina y Felina Educando Amigos’, pues ella se iba de viaje y necesitaba que se encargaran de su mascota durante cuatro días. En el acuerdo que hizo con este hombre señaló que él debía devolverle a ‘Dante’ el viernes 2 de julio en horas de la tarde, pero eso no pasó.

En diálogo con Semana, Pinto señaló que apenas recibió un mensaje de voz del hombre en el que le explicaba que “No voy a alcanzar a entregarte a Dante ahorita porque me varé. Yo lo llevo aquí en la camioneta con otros 5 perritos pero me voy a demorar. También tengo solo 5 % de batería, por lo cual depronto quedo sin comunicación. Quería avisarte”.

Pinto y su hermana se preocuparon rápidamente al notar que el perro no les era entregado y ya era mediodía del sábado 3 de julio, además el dueño de la guardería no respondía a sus mensajes y llamadas. La angustia de las familiares las hizo acudir a sus amigos de redes sociales, comunicándoles que ‘Dante’, a quien consideraban un integrante más de la familia, estaba desaparecido y que la persona encargada de su cuidado no se comunicaba con ellas.

La presión que los usuarios de redes sociales generaron en el perfil de la guardería hizo que el hombre se contactara con Pinto y le diera la mala noticia de que no había regresado a ‘Dante’ todavía porque el cachorro estaba desaparecido y, nuevamente, el hombre dejó de comunicarse con la mujer.

Con ayuda de la policía municipal y el concejal de Chía Batman Camargo, quien se unió a la búsqueda del cachorro y del dueño de la guardería al ver la historia en redes sociales, Pinto logró ubicar el predio donde supuestamente vivía el hombre, pero al llegar los vecinos le dijeron que él se había mudado recientemente.

Luego de esto, las autoridades y Angie Pinto establecieron el lugar en el que operaba la guardería canina, pero se encontraron con un potrero en el que había un ‘cambuche’ y en el que habían 15 perros en evidente estado de abandono, pero ninguno de ellos era ‘Dante’.

El estado del sitio era deplorable. En una chocita improvisada pusieron a varios perros dentro de jaulas, todos apiñados, caminando entre sus heces y su orina. Los animales lloraban porque no tenían agua, ni comida, y varios tenían cortaduras en sus patas y cuerpo”, citó la revista al concejal Camargo.

Los animales estaban desnutridos y con heridas, nadie estaba cuidando de ellos ni había rastro del supuesto cuidador, a quien la emisora W Radio identificó como Héctor Iván Bustacara Corredor. Al lugar llegó un habitante de los alrededores quien señaló saber la ubicación de Bustacara, los uniformados se dirigieron a este sitio y capturaron al hombre llevándolo hasta una estación de Policía donde finalmente reveló lo que había sucedido con el cachorro de Pinto.

Lo que pasa es que se armó una pelea entre los perros en la guardería y uno de esos mató a tu perrito. Yo no te dije nada por miedo”, se excusó el cuidador. Efectivamente, tras la revelación del hombre, los integrantes de la Veeduría que se habían quedado en el potrero le comunicaron que habían encontrado el cuerpo del cachorro en una bolsa y enterrado.

En la improvisada fosa encontraron a otro perro de raza French Puddle, al cual le habían cortado la cabeza. Según la Secretaría de Salud de Chía, ‘Dante’ llevaba tres días sin comer y en su cuerpo había evidencia de que había sido canibalizado por los otros perros, lo que no se ha establecido es si esto fue antes o después de que el perro falleciera.

Sobre los otros 15 perros, la revista semanal estableció que pertenecían a otros habitantes del municipio que confiaban en el hombre, algunos eran de organizaciones animalistas como era el caso de ‘Naia’, una perrita de 5 años con antecedentes de maltrato, rescatada por la Fundación Red de Ayuda Callejeritos Colombia y que habían dejado al cuidado de este hombre. Otros perros adultos eran propiedad del sujeto y se conoció que eran utilizados para reproducción y venta de cachorros.

Se ha estado contactando a cada uno de los dueños de los perritos. Cada uno de ellos está haciendo una denuncia ante la Fiscalía, yo mismo hice una denuncia. Así va el proceso, todo depende ahora de la Fiscalía”, dijo el concejal Camargo a Extrategia Medios.

Por su parte, el hombre no fue retenido ni judicializado, a pesar de Pinto y otros dueños de los caninos lo señalan de ser agresor de sus mascotas. Sin embargo, la seccional Chía de la Fiscalía comunicó al medio de comunicación que no hay pruebas suficientes de que el supuesto cuidador violentó o asesinó a los perros, pero agregaron que el caso está siendo investigado.

SEGUIR LEYENDO: