Intendente de la Policía Nacional señalado de acoso sexual y laboral por dos auxiliares

La Policía Nacional hizo público un comunicado en el que explicó que Walter Javier Martínez Melo fue separado de su cargo mientras se adelanta la indagación.

Intendente de la Policía Nacional es señalado de acoso sexual y laboral por dos auxiliares. REUTERS/Luisa Gonzalez
Intendente de la Policía Nacional es señalado de acoso sexual y laboral por dos auxiliares. REUTERS/Luisa Gonzalez

Con investigaciones abiertas en la Fiscalía General de la Nación y en la Policía Nacional, se busca esclarecer la veracidad de las denuncias que recaen sobre el intendente de la Policía Nacional, Walter Javier Martínez Melo, respecto a presuntos acosos laborales y sexuales cometidos en contra de, por lo menos, dos auxiliares. El uniformado, adscrito al Comando Especial de Soacha, es acusado de ejercer presiones entre sus subalternas para tener contacto sexual con ellas. Ante la negativa de las mujeres de acceder a sus hostigamientos, denuncian ellas mismas, el hombre les imponía excesos de trabajo y horarios.

Las denuncias, que ya están en manos de las autoridades competentes para la respectiva indagaciones, también fueron escuchadas por los periodistas de RCN Radio, quienes revelaron fragmentos de los relatos. Según lo que le comentaron familiares de las presuntas víctimas a la emisora, hubo presión de altos mandos de la institución para evitar que las mujeres hablaran del caso ante la opinión pública.

Todo habría ocurrido bajo el poder que tenía Martínez Melo sobre las mujeres al desempeñarse como comandante de los auxiliares de Policía. ‘Lina’, una joven cuya verdadera identidad y nombre se omite por su seguridad, es una de las denunciantes. Ella argumenta que entró a ser auxiliar para lograr obtener un descuento que le permitiera entrar a la institución, oficialmente, como patrullera. Mientras prestaba su servicio a la fuerza pública, contó ella y su mamá, recibió, en varias ocasiones, ‘comentarios soeces’ por parte del Intendente.

La denominada víctima reveló que Martínez Melo llegó a prometerle beneficios y permisos con tal de que ella accediera a mantener encuentros sexuales con él, incluso, denuncia que con mentiras y engaños logró llevarla a ella y a ‘Andrea’, otra presunta víctima del policía, a un hotel ubicado en Bosa, al sur de la capital colombiana.

“Resulta que un día él les dijo a ellas que si se iban a tomar algo, ellas no vieron nada malo, pero después él les dijo que todo estaba cerrado y que entonces se tomaran algo en un hotel (...) él se llevó a otro muchacho, un auxiliar. Finalmente en el hotel no pasó nada y él se fue bravo porque ellas no le habían querido cumplir”, manifestó la madre la joven ante los micrófonos de la emisora. Luego de lo acontecido en el hotel, el uniformado, cuenta la madre de ‘Lina’, “empezó a doblarlas, a hacerles mala cara, a dejarlas de últimas (...) les decía que era porque ellas no habían querido cumplir, pero que si ellas accedían les daba lo que pidieran y lo que quisieran, un permiso o cualquier cosa”.

Lo que cuenta la madre de Lina es que el uniformado ponía a su hija a trabajar hasta 16 horas, o más, “les decía que de 6:00 a.m. a 2:00 p.m. y volvían a las 10:00 de la noche hasta las seis de la mañana”. En uno de esos turnos nocturnos, el hombre, relata la progenitora de la señalada víctima, intentó obligar a Lina a que le practicara sexo oral en uno de los baños de la estación.

“Ella dice que él la agarró de la mano y la jaló para el baño, allá se encerró (...) Después ella se puso a llorar, además le dieron ganas de vomitar, y él le decía que no porque iba a llorar luego, luego le dijo grotescamente ‘retírese’, ‘váyase’”, aseguró la madre de ‘Lina’. La Policía Nacional, sin embargo, reveló la mujer, no ha reconocido el caso como una violación o como abuso sexual, sino que lo tipifica como ‘acoso laboral’.

“Mi hija psicológicamente está muy mal (...) quedó como un acoso porque no hay algo médico que diga sí le pasó esto, pero no, eso fue una violación”, comentó.

Además de las agresiones que denuncia la madre de ‘Lina’, se supo, de acuerdo con lo que contó la auxiliar de policía, que, al parecer, dentro de la estación, auxiliares enviados por Martínez le quitaron el celular a ‘Lina’ pues, se presume, allí tenía información en la que demostraba todo lo que ha venido denunciando.

El caso de ‘Lina’ y ‘Andrea’, al parecer, no es el único. Aunque solo se conocen estos dos casos públicamente, las víctimas aseguran que hay más mujeres afectadas que prefieren no hablar por el miedo que genera en ellas las amenazas del uniformado. ‘Andrea’, como se le denominó en RCN Radio a la compañera de ‘Lina’, asegura que también se enfrentó a una situación muy parecida respecto a las presiones del Intendente.

“Le preguntaba cosas personales, cómo sería de calculador que le investigó la vida a mi hermana, quién era mi papá, quiénes eran los familiares que también habían pertenecido a la Policía, qué hacía mi papá, donde ésta trabajando, dónde vivimos puntualmente, mejor dicho absolutamente todo (...) el tipo antes de que todo esto pasará fue muy calculador con mi hermana y él las amenazaba con eso”, contó la hermana de ‘Andrea’ en RCN Radio.

La Policía Nacional, respecto al caso, hizo público un comunicado en el que explicó que Walter Javier Martínez Melo fue separado de su cargo mientras se adelanta la indagación.

Comunicado de la Policía Nacional
Comunicado de la Policía Nacional


Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR