Familia en Cartagena denuncia la desaparición del cuerpo de su familiar en una clínica

El centro hospitalario acusa a la funeraria del error, y la funeraria asegura que fue el hospital el que hizo las cosas incorrectamente. La familia espera respuestas para darle sepultura a su familiar.

La clínica acusa a la funeraria del error, y la funeraria asegura que fue la clínica la que hizo las cosas incorrectamente. La familia espera respuestas para darle sepultura a su familiar.
La clínica acusa a la funeraria del error, y la funeraria asegura que fue la clínica la que hizo las cosas incorrectamente. La familia espera respuestas para darle sepultura a su familiar.

Rodrigo Maestre Echeverri falleció el pasado 18 de julio de 2021 a causa de un paro cardiorrespiratorio, en la Megaurgencia de la Clínica Blas de Lezo. A casi diez días del deceso del hombre, su familia no sabe que pasó con el cadáver, y denuncia que no ha podido despedir a su familiar de la manera en la que querían, al parecer, por un error y una confusión de ese centro médico. La familia se dio cuenta de que el cuerpo que les habían entregado no pertenecía al de su familiar, cuando la funeraria, Capillas de la Fe, los llamó para reconocer al difunto.

Los hechos, conocidos inicialmente por Caracol Radio, e indagados por otros medios de comunicación, tuvieron inicio cuando el cuerpo de Rodrigo fue trasladado a un espacio del hospital conocido como ‘sala de paz’. Allí, con los respectivos rótulos y marcaciones, reposó el cuerpo de Maestre Echeverri. Dos días después de ello, y de los procedimientos que realizaron sobre el cuerpo, fue cuando se hizo el descubrimiento de que el cadáver no pertenecía al hombre.

“Ellos dicen que cremaron el cuerpo, sin ninguna autorización nuestra, supuestamente le iban a dar una sepultura y tampoco, en fin, hoy nos vemos afectados porque no hemos podido hacer nada con nuestro padre. Según la funeraria fue un error de entrega de parte de la clínica, y la clínica dice que fue error de la funeraria porque los familiares de la otra persona fallecida supuestamente no hicieron reconocimiento”, expresó Pedro José Cárdenas, hijo de crianza del hombre, cuyo cuerpo no aparece, en su diálogo con la emisora.

El País Vallenato, otro medio de comunicación que habló con la familia de Maestre, reportó que, en efecto, de acuerdo con la denuncia de Pedro José, la clínica ya habría cremado el cuerpo sin autorización. Lo que dijo el hijo del difunto en esta nueva entrevista es que Rodrigo había entrado a la clínica sin signos vitales, y que, a pesar de los intentos de reanimación, no se pudo hacer nada al respecto. “Lo dejamos y nos dirigimos a la sala de observación, para saber cuál era el procedimiento que seguir, nos informan que debíamos gestionar con la funeraria y eso acarreaba tiempo (...) el martes 20 de julio, a retirar el cuerpo en la clínica, la funeraria junto con su operador logístico nos invitan hacer el reconocimiento del cuerpo, al entrar al cuarto de paz el cuerpo no estaba en su lugar”, contó Pedro.

La explicación que se le entregó a la familia, por parte de la clínica, y luego de una reunión con la Policía Nacional y el DADIS (Departamento de Salud Pública de Cartagena), fue que otra funeraria había llegado a la sala en la que se encontraba el cadáver y, por una falla en la rotulación, se llevaron al cuerpo que no era. “Me parece muy sospechoso porque mi papá quedó rotulado con su nombre y quedó con una sábana y hasta hoy día no sabemos nada, en la Clínica no nos daban respuesta”, puntualizó el joven quien, además, comentó que las culpas han estado saltando de un lado a otro pues, mientras que la clínica acusa a la funeraria del error, la funeraria asegura que todo recae en la clínica.

Al lado del cuerpo de Maestre, contó Pedro, estaba el cuerpo de un hombre al que llamó Carmelo Castro, a quien debieron haberse llevado en lugar de su padre. Aquel cuerpo no habría querido ser reconocido por la familia, según lo que le contó Pedro a El País Vallenato. “No estaba tapado, estaba a la intemperie, no tenía nombre y ellos dicen que al parecer la Funeraria se lleva el cuerpo de mi papá, porque los familiares de Carmelo Castro no quisieron reconocer el cuerpo (...) al no reconocerlo, supuestamente, fue donde hubo la confusión”, relató.

“Lo que me queda la duda es que si mi papá estaba rotulado y decía Rodrigo Maestre Echeverri, ¿por qué la Funeraria toma ese cuerpo en nombre de Carmelo Castro?, la otra persona. Lo que me interesa es darle una sepultura digna a mi padre. Es muy difícil saber que fue mi papá el que incineraron”, concluyó el hijo de Maestre.


Seguir leyendo:


MÁS LEIDAS AMÉRICA