Radican proyecto para que el Presidente no elija candidatos a Fiscal General de la Nación

Actualmente, el presidente de la República conforma una terna que envía a la Corte Suprema de Justicia para que los magistrados elijan al fiscal.

Iván Duque y Francisco Barbosa, fiscal general de la Nación. Foto: (Colprensa - Sergio Acero)
Iván Duque y Francisco Barbosa, fiscal general de la Nación. Foto: (Colprensa - Sergio Acero)

La elección del Fiscal General de la Nación suele despertar debate en los sectores políticos debido a que la cercanía con el presidente de turno, quien es el encargado de seleccionar a los candidatos, puede terminar afectando el juicio y la independencia de los poderes en el país.

Por ejemplo, el ahora fiscal Francisco Barbosa hizo campaña por el presidente Iván Duque y ha asegurado que fue su mejor amigo en la Universidad Sergio Arboleda. Incluso, el presidente Juan Manuel Santos había establecido un proceso de convocatoria pública y meritocracia para elegir al fiscal y, luego de ese proceso, resultó elegido Néstor Humberto Martínez, quien no era ajeno a los sectores políticos de gobierno.

Ahora, el senador Roy Barreras radicó un nuevo proyecto de ley con el que busca establecer que la conformación de la terna esté a cargo de la Corte Suprema de Justicia y la elección, del presidente. Actualmente el presidente crea la terna de candidatos y envía sus nombres al alto tribunal; los magistrados tienen la función de elegir entre los candidatos presentados.

“Con el diseño actual que tiene la Fiscalía, se hace necesario hacer un ajuste en la forma de elección del Fiscal con el objetivo de garantizar el cumplimiento de las funciones de este organismo en forma independiente, sin desconocer el principio de colaboración armónica”, afirmó Barreras en la presentación de la reforma constitucional.

La elección del fiscal está definida en el artículo 249 de la Constitución Política, el cual, de aprobarse la iniciativa del senador Barreras, quedaría así: El Fiscal General de la Nación será elegido para un período de cuatro años por el Presidente de la República, de terna enviada por la Corte Suprema de Justicia, y no podrá ser reelegido. Debe reunir las mismas calidades exigidas para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia. La Fiscalía General de la Nación forma parte de la rama judicial y tendrá autonomía administrativa y presupuestal.

En un régimen político presidencialista como el colombiano, es necesario propender por el equilibrio entre las distintas funciones del poder público, para evitar que un presidencialismo exacerbado pueda dar lugar a desajustes institucionales con las graves consecuencias democráticas que esto puede implicar”, afirmó el senador Roy Barreras.

Según el senador, esta reforma garantiza que la Fiscalía mantenga su autonomía e independencia en el cumplimiento de las funciones institucionales que le fueron encomendadas en virtud de la Constitución y la Ley, que la constituyó en 1991 como independiente y autónoma dentro de la Rama Judicial.

Así mismo, el senador sostiene que debe ajustarse la forma de elección del fiscal a otras modificaciones posteriores que se han realizado en los actos legislativos, como por ejemplo el Decreto 16 de 2014, así como el Acto Legislativo 02 de 2015 “Por medio del cual se adopta una reforma de equilibrio de poderes y reajuste institucional y se dictan otras disposiciones, que implicaron incluso modificar la competencia disciplinaria de la Fiscalía General de la Nación, frente a sus funcionarios, de conformidad con lo previsto en el artículo 257-A, que otorgó la competencia disciplinaria de los funcionarios y empleados de la Rama Judicial a la Comisión Nacional de Disciplina Judicial.

Durante el gobierno de Iván Duque ha sido cuestionada la independencia de los poderes, pues la relación con el mandatario es más evidente que en periodos previos. El fiscal es cercano a él desde hace varios años, pero, además, la procuradora Margarita Cabello hizo parte de su equipo al ser ministra de Justicia. En ese sentido, también se cuestiona al defensor Carlos Camargo por su cercanía con el Centro Democrático, el partido de gobierno.

SEGUIR LEYENDO: