Dos militares muertos y dos secuestrados tras combates con disidencias en Nariño

Cinco militares más resultaron heridos durante un combate que sostiene el Comando Hércules del Ejército con las disidencias de las Farc en esta región del país.

Los soldados profesionales Januar Jhonatan Gutiérrez Titimbo y Juan Clímaco Guetocue Volveras fueron asesinados en combate en Roberto Payán, Cauca.
Los soldados profesionales Januar Jhonatan Gutiérrez Titimbo y Juan Clímaco Guetocue Volveras fueron asesinados en combate en Roberto Payán, Cauca.

Desde hace varios meses, el municipio de Roberto Payán reportó el desplazamiento de los habitantes de al menos 32 veredas y zonas cercanas, debido a la incursión de grupos armados, minado de sus territorios, amenazas y fuego cruzado.

En esa zona se estableció el Comando de la Fuerza de Tarea Conjunta Estabilización y Consolidación Hércules, que desde el lunes 12 de julio hasta la madrugada de este martes entró en combate, al parecer, contra integrantes de la estructura Franco Benavides atribuida a miembros disidentes de las extintas Farc.

Se trata del Batallón de Operaciones Terrestres N.° 14, “que se encuentran adelantando operaciones para garantizar el retorno de las familias desplazadas de esta región por enfrentamientos entre grupos terroristas que pretenden mantener el control del narcotráfico, en área rural de la vereda La Mesa, del municipio de Roberto Payán, Nariño, sostuvieron combates contra integrantes de la estructura Franco Benavides”, señaló el Ejército.

En medio del combate fueron asesinados dos soldados profesionales que fueron identificados como Januar Jhonatan Gutiérrez Titimbo y Juan Clímaco Guetocue Volveras, ambos caucanos oriundos de los municipios de Popayán e Inzá.

Además, la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules informó que un soldado profesional se encuentra desaparecido tras el combate. Pero de acuerdo con la emisora Blu Radio, serían dos uniformados secuestrados, un capitán y un soldado, de quienes se desconoce su paradero.

Además, otros cinco miembros del Batallón de Operaciones Terrestres N°14 fueron heridos, quienes tuvieron que ser atendidos de manera inmediata por las unidades médicas, pero posteriormente trasladados por vía aérea a un centro hospitalario especializado.

En este sector continúan las operaciones militares, con el fin de neutralizar el accionar terrorista de esta estructura de las disidencias del Grupo Armado Organizado residual”, informó la institución.

“Este Comando extiende un mensaje de condolencias y acompañamiento a los familiares y amigos de nuestros valerosos hombres, quienes ofrendaron sus vidas en el cumplimento del deber institucional. Igualmente velará por la pronta recuperación de los soldados heridos”, puntualizó el Ejército.

Los operativos para ejercer el control del territorio que los grupos armados buscan someter en Nariño, son la respuesta que ofreció el ministro de Defensa, Diego Molano, tras una visita al municipio de Tumaco y un consejo de seguridad en ese lugar, tras los desplazamientos denunciados.

“El narcotráfico y la disputa que tienen el ELN y las disidencias de las Farc son la mayor amenaza para la costa pacífica nariñense y están generando desplazamiento afectando a más de 5.000 familias. El comando general de las Fuerzas Militares triplicará la presencia de tropas en la región, con el fin de ejercer control territorial y garantizar los retornos de estas familias en condiciones seguras”, manifestó el ministro Molano ese día, el pasado 26 de mayo.

Que sepan que vamos por ellos, que sepan que los vamos a desmantelar, que sus cabecillas van a ser capturados y neutralizados cuando corresponda”, sentenció el jefe de la cartera de seguridad.

Desde hace dos meses, aparentemente disidencias de las Farc, el ELN y miembros del Clan del Golfo iniciaron confrontaciones en la subregión de Telembí, que han provocado que miles de familias tengan que huir de sus comunidades para protegerse y no ser víctimas del fuego cruzado.

Los conflictos se presentan en las riveras del río Patía, donde las familias han sido desplazadas, llegando a la cabecera municipal de Roberto Payán. De acuerdo con la emisora Blu Radio, el número de víctimas del desplazamiento asciende a más de 4.000 personas.

Sin embargo, según Katherine Sinisterra, el enlace de víctimas de la Alcaldía de Roberto Payán, las cifras podrían ser mayores, según los cálculos que tienen las autoridades para la entrega de los kit de asistencia humanitaria.

“Nos encontramos con 44 veredas en situación de desplazamiento. Ya tenemos una totalidad de 2.486 familias, 7.924 (personas)”, señaló Sinisterra durante una nueva jornada de entrega de ayudas a las familias afectadas el pasado 4 de julio.

SEGUIR LEYENDO: