‘He tenido mis fallas’, la actriz Tania Robledo está cansada de que la señalen de hacer películas para adultos

En entrevista con el programa ‘Lo Sé Todo’ la actriz colombiana ,recordada por su papel de Natalia Franco en ‘Padres e Hijos’, confesó lo que ha sido hacer escenas eróticas en novelas mexicanas y el estigma que le causó.

Tomada de Instagram @manueladeboradick
Tomada de Instagram @manueladeboradick

Tania Robledo, recordada por interpretar el papel de Natalia Franco en el seriado colombiano ‘Padres e Hijos’, se sinceró sobre lo que ha ocurrido con su carrera desde que decidió emigrar a tierras mexicanas para probar mejor suerte en la actuación. En entrevista con el programa de entretenimiento ‘Lo Sé Todo’ del Canal 1 reveló que está cansada de los rumores que la tildan de actriz porno.

“Hace 15 años me hicieron una propuesta de hacer una película en 35 milímetros, como las hacían en ese entonces, con el rol protagónico, con el guion de Vicente Leñero, quien fue el mismo que hizo el guion del ‘Padre Amaro’ y yo soy una actriz de riesgos y tomé la oportunidad”, confesó para el programa de Canal 1.

Tania comentó también que no fue la única película que realizó con los productores, sino que fueron aproximadamente unas 10 producciones más, pues a ellos les gustó el trabajo de la colombiana.

“He estado picando piedra e intentándolo yo solita en mi carrera y he tenido mis aciertos por supuesto, mis logros como todo el mundo, pero también he tenido mis fallas, sin decir que estas películas fueron fallas o errores, porque nunca lo vi así, yo lo disfruté”, fueron las declaraciones de la actriz.

Algunas de las películas que protagonizó Tania Robledo en el extranjero, fueron ‘Desbocados’, ‘El Garabato’ y ‘Alta Infidelidad’ entre otras, pero pese a la gran aceptación que tuvieron en la gran pantalla, no faltaron los detractores que aseguraron que simplemente fueron producciones de garaje.

Tomada de Instagram @manueladeboradick
Tomada de Instagram @manueladeboradick

“En Colombia salió una nota que decía que de niña buena me había dedicado al cine erótico y no es ese tipo de producción, es cine de acción y nadie se tomó la molestia de ver las películas y es puro chisme”, asegurando también que hizo escenas subidas de tono, donde hubo cama y escenas de sexo pero actuado, “nunca me han penetrado en una escena”.

La actriz también aseguró que hace 15 años se sentía en la mejor etapa de vida, se sentía regia en lo que podía estar de acuerdo a sus características corporales, cómoda con lo que hacía y pasaba por su vida.

“Tengo que aclarar que nunca he hecho películas pornográficas, no las hago y pienso que definitivamente no las haré”.

¿Qué problemas le han ocasionado estas declaraciones?

Después de haber forjado una impecable carrera profesional, la actriz reveló que esta clase de ‘chismes’ que han inventado sobre ella, le han generado una estigmatización laboral cerrándole puertas para otras producciones y sentimentalmente hablando.

“De frente nadie me lo ha dicho, pero definitivamente sí, hasta los mismos compañeros, porque la misma gente no sabe qué onda conmigo y ni que decir en el amor, a la hora de exigir fidelidad o cosas así, dicen ‘pero de qué te las vienes a dar si hasta haces películas encuerada’, es todo un manejo que claro que trae consecuencias”, mencionó la artista radicada en México.

Tania sigue buscando castings y opciones para trabajar en medio de una pandemia que ha tocado de manera drástica al gremio de los actores y artistas, sin embargo, ha logrado sacar adelante un proyecto personal en redes sociales llamado ‘Manuela Debora Dick’, personaje que también ha estado en el escarnio público de quienes siguen su carrera.

“Es una lucha conmigo, porque arranco, estoy súper prendida, invito gente, entonces después me desanimo porque tengo esa disonancia y ese tema de ... no es que no esté convencida pero no estoy cómoda con la respuesta de algunas personas hacia este personaje”, indicó la actriz.

Antes de finalizar la entrevista, Robledo hizo un llamado a quienes la juzgan para ser empáticos con ella, asegurando que no se está quejando, ni mucho menos victimizando, “le he entregado mi vida entera a esta carrera desde que tengo 14 años, ¡ya no me den tan duro!”.

SEGUIR LEYENDO