‘Memo Fantasma’ y sus familiares no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación

A Guillermo León Acevedo se le acusa de los delitos de lavado de activos agravado, enriquecimiento ilícito de particulares y concierto para delinquir agravado.

El pasado 25 de junio, las autoridades colombianas confirmaron la captura de Guillermo León Acevedo, conocido con los alias de ‘Memo Fantasma’ o el ‘Paramilitar Invisible’. Se trata de un reconocido exmiembro de las Autodefensas Unidas de Colombia, acusado de coordinar las operaciones de narcotráfico de dicha organización.

Su rol, señora juez, fue el de ser financiador y además de manejar la parte financiera producto del narcotráfico de este bloque Central Bolívar de las Autodefensas, siendo referencia al dinero o la caja mayor de este grupo armado organizado que a la vez nutría los demás componentes criminales”, narró el fiscal del caso.

Este lunes, la Fiscalía General de la Nación llevó a cabo la audiencia de imputación de cargos en contra del narcotraficante como presunto responsable de los delitos de lavado de activos agravado, enriquecimiento ilícito de particulares y concierto para delinquir agravado.

De acuerdo con el ente, Acevedo “dirige todo un entramado of sourcing criminal, con el objetivo de adquirir, invertir, ocultar, administrar, encubrir, blanquear y darle apariencia de legalidad a dichos recursos y bienes inmuebles que fueron obtenidos de una fuente ilegal”.

Durante la audiencia, el ente de control también le imputó cargos por testaferrato a Margoth de Jesús Giraldo Ramírez y Enriqueta Ramírez, madre y abuela del narcotraficante, respectivamente.

Sin embargo, ninguno de los tres capturados aceptaron los cargos ante la juez 54 de control de garantías de Bogotá. Según el narcotraficante, la Fiscalía le está atribuyendo unos bienes y un patrimonio ilícito que no le pertenecen.

“Sí su señoría, mi decisión es libre y no aceptó los cargos. A nosotros nos están imputando una propiedad que no es de nuestra posesión ni de nuestro patrimonio y hablo ni del mío, ni de las sociedades que representó, no de mi familia, porque obviamente lo sé, solamente por precisar ese patrimonio no es nuestro”, explicó Acevedo durante la imputación.

¿Quién es ‘memo fantasma’?

Acevedo estuvo vinculado a las AUC entre 1998 y 2006, pero su participación en el mundo del narcotráfico colombiano sería mucho más profundo, encontrando sus raíces hacia el final del Cartel de Medellín de Pablo Escobar, según el reportaje de InSight Crime con el que el periodista Jeremy McDermott lo dejó en evidencia antes los ojos del mundo.

De acuerdo con este, “Memo Fantasma” comenzaría su carrera hacia el año 92, cuando Escobar estaba en la cárcel de La Catedral. Por ese entonces, era un joven de 21 años y estaba radicado en los Estados Unidos, recibiendo cargamentos de cocaína del Cartel de Medellín bajo la dirección de Fabio Ochoa Vasco, uno de los miembros más importantes del Cartel.

Tras la caída del Cartel, y el nacimiento de la Oficina de Envigado, Ochoa y Acevedo pasarían a la nómina de Diego Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, permitiéndole al recién capturado hacer sus primeros contactos con los carteles mexicanos y aprender del negocio del narcotráfico internacional.

Esa misma cadena de hechos, que también pudo iniciar su propia operación entre México y Estados Unidos, y hasta entrar en contacto con aliados clave de ‘Don Berna’: los hermanos Castaño, que posteriormente formarían las AUC, con el paso de los años comenzaron a ver como su financiación era cada vez más dependiente del negocio del narcotráfico.

Un idilio que se extendió hasta el proceso de desmovilización de esas autodefensas durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, dejando al descubierto el nombre de varios narcos que hasta ese momento venían operando en la clandestinidad.

Tal fue el caso de Don Berna, quien aprovechó el proceso de paz de Santa Fe de Ralito para colarse en la estructura paramilitar y obtener así los beneficios de haber firmado la paz; y de Sebastián Colmenares, un alias que por años se mantuvo sin nombre propio para las autoridades colombianas.

Esta persona, señalan distintas fuentes como Peter Vincent, miembro del Departamento de Justicia de Estados Unidos, era la encargada de manejar las operaciones de narcotráfico del Bloque Central Bolívar de las AUC, pero desapareció de todos los radares una vez se consumó el proceso de Ralito. El misterio se disipó 2015, cuando la periodista Ana María Cristancho logró confirmar que Colmenares era, en efecto, ‘Memo Fantasma’.

Usando ACEM S.A. como fachada, ‘Memo’ empezó a hacerse un nombre en el negocio inmobiliario, incluso llegó a ser socio de Hitos Urbanos, la compañía de la actual vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez y su esposo Álvaro Rincón.

Además, luego de su captura se supo de la vida de Acevedo en Madrid, España, donde constituyó empresas y tiene propiedades en sectores lujosos de la ciudad, sin que se le asociara con ninguno de los crímenes de su pasado.

SEGUIR LEYENDO: