Caso chuzadas: exsecretario jurídico de Álvaro Uribe dice haber sido víctima de un complot

El exfuncionario fue interrogado por los casos de ‘Tasmania’, ‘Paseo’ y ‘Job’.

El expresidente de Colombia y exsenador del Centro Democrático Álvaro Uribe fue llamado a audiencia el pasado 22 de junio en uno de los últimos juicios referentes al caso de chuzadas del ya extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Durante la diligencia también se escuchó el testimonio de César Mauricio Velázquez, quien fungió cómo secretario de Prensa durante el segundo periodo presidencial de Uribe.

Esta vez fue el turno para Edmundo del Castillo, exsecretario jurídico del expresidente Uribe, quien aseguró haber sido víctima de un complot, porque las grabaciones que se hicieron con equipos del DAS ocurrieron antes de su llegada a la Casa de Nariño. El exfuncionario fue interrogado por los casos ‘Tasmania’, ‘Paseo’ y ‘Job’.

“Cuando yo hablo con el DAS nadie me dice nada, en conclusión yo me enteré de las grabaciones, las recibí en esa reunión, pero posteriormente fue que me enteré de que estas grabaciones se hicieron con equipos del DAS y que habían sido entregados sin ninguna autorización, incluso, antes de que yo llegara a Presidencia”, explicó el exsecretario jurídico.

De acuerdo con Edmundo del Castillo, en los tres casos se enteró de varios elementos debido a que fueron publicados en los medios de comunicación, sin embargo, solo en el caso ‘Job’ tuvo una participación directa en la discusión.

“Porque lo confesaron y lo dijeron los funcionarios del DAS y así lo presentó la prensa, hay dos cosas importantes: los equipos que fueron entregados y que yo no sabía. Pero además de enterarme que fueron grabados con los equipos del DAS, pues sí creo que estaban tratando de hacerle un complot al presidente y consideré necesario entregar ese material probatorio”, sostuvo.

El exsecretario jurídico del expresidente Uribe explicó lo que ocurrió en una reunión con el desmovilizado alias ‘Job’.

“Un fiscal de justicia y paz llamado Néstor Rangel, a quien yo conocía como ciudadano, cuando litigaba, me llama a la Presidencia de la República y me dice acá hay un defensor que dice que tiene una información en contra del presidente de la República”

De acuerdo con Edmundo del Castillo, en la reunión, que no duró más de media hora, recibieron algunos cd con información que ponía en evidencia a funcionarios de la Corte Suprema de Justicia sobre un plan para ofrecer beneficios a delincuentes a cambio de declarar en contra del expresidente.

“Hicimos esa reunión por 30 minutos y dijo que conocía a César Mauricio Velásquez y quería saludarlo porque habían sido gestores de paz y llega César Mauricio y se saludan, la reunión se acaba y lo que hace el doctor Álvarez es entregarnos los CD donde estaban los supuestas pruebas del complot”, explicó.

Cabe recalcar que, frente al caso, Uribe Vélez aseguró en su testimonio que ninguno de los dos funcionarios presionaron al DAS para investigar a magistrados de la Corte Suprema. El expresidente argumentó que las únicas relaciones que tenían los funcionarios de su Gobierno con el departamento eran netamente las enmarcadas dentro de sus funciones y no por alguna orden suya.

“Es que la discrepancia que yo tuve con la Corte, que traté de manejar argumentativamente, era porque en este tribunal había sedición en el caso de los guerrilleros, pero no de los paramilitares. Ese es el origen de la discrepancia”, comentó el expresidente.

El exsenador del centro democrático insistió el pasado martes en que la función del secretario de Prensa era el de mantenerle informado de temas relacionados con las comunicaciones del palacio, y que el único contacto del mismo con el DAS se daba para elaborar y publicar comunicados de prensa relacionados con la labor de esa agencia. Lo anterior, para argumentar que Velásquez no tenía ni las facultades, ni la autoridad, ni aparentemente el sesgo moral para ordenar las chuzadas.

De hecho, las palabras textuales del mandatario fueron que “Nunca, nunca, eso no corresponde ni a la ética, ni a la moral, ni a la trayectoria de César Mauricio Velásquez, ha sido lo más injusto contra él y contra nuestro Gobierno”.

SEGUIR LEYENDO: