Suspendidas operaciones en el puerto de Barranquilla por buque encallado

Las autoridades informaron que no se presentó ningún tipo de contaminación derivada del accidente.

Canal de acceso al Puerto de Barranquilla. / Colprensa
Canal de acceso al Puerto de Barranquilla. / Colprensa

Durante una maniobra de zarpe este miércoles, 23 de junio en la madrugada, un buque de bandera Hong Kong encalló sobre el costado oriental del canal de acceso al puerto de Barranquilla, en Bocas de Ceniza. La emergencia ocurrió hacia las 5:00 a.m. en el sector del Tajamar Oriental y llevaba una carga de 10.000 toneladas de asfalto, por lo que hasta el momento se encuentran suspendidas las operaciones en el puerto.

“La embarcación, de 146 metros de eslora, lleva 10 mil toneladas de asfalto como carga. Se está a la espera que una vez se produzca el desencallamiento por parte de la Dirección General Marítima se puedan determinar las causas que ocasionaron este suceso”, informó la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena).

De acuerdo con Radio Nacional el capitán del Puerto de Barranquilla, Carlos Urbano, señaló que inmediatamente ocurrió el incidente fueron activados los protocolos en coordinación con el gremio marítimo para evitar que se desencadenará un problema ambiental.

“Los remolcadores, el piloto práctico abordo, proceden tres remolcadores hacia al área del incidente, en estos momentos se encuentra en desarrollo la operación de verificación y desencallamiento de la motonave”, indicó Urbano.

Desde la Dirección General Marítima informaron que afortunadamente no se presenta ningún tipo de contaminación al medio marino, y que se conservan las medidas de seguridad durante la maniobra salvaguardando la vida en el mar. Lo anterior, con apoyos de guardacostas activado el puesto de mando a bordo de la estación control tráfico marítimo.

“En estos momentos tenemos una restricción preventiva, la embarcación se encuentra fuera del canal de acceso, sin embargo, se están utilizando los recursos del Puerto, como es el caso de los remolcadores”, concluyó el capitán Urbano.

Las entidades encargadas se encuentran investigando que provocó el hecho. Por ahora no hay una hipótesis clara sobre que genero el accidente.

El año pasado ocurrió un suceso parecido con el buque Nordic Wolverine que completo seis días encallado en el tajamar occidental de Bocas de Ceniza. Que al tratarse de una embarcación tanquera para el transporte de productos químicos, las autoridades locales hicieron un llamado para evitar que las maniobras de rescate generen derramamientos y, por los tanto, problemas ambientales en la zona.

La compañía dueña de la embarcación movilizó un remolcador desde el Golfo de México, en territorio de Estados Unidos, y el arribo de expertos en salvamento desde Panamá y Argentina ara ayudar con la emergencia.

El Nordic Wolverine está cargado con nueve tipos de químicos, entre los que están ácido propiónico, acetato, soda cáustica y alcohol.

A través de un Puesto de Mando Unificado instalado en la zona y la estación de tráfico marino, con el apoyo de guardacostas y la misma tripulación del buque, se trabajó en las medidas de control, seguimiento y verificación de las condiciones para garantizar las etapas del plan de rescate

“Todo con el fin de garantizar la vida humana y la protección del mundo marino”, explicó El capitán del Puerto de Barranquilla.


SEGUIR LEYENDO