Las propuestas de Álvaro Uribe Vélez para renovar el discurso y “hablarle duro al socialismo”

El expresidente reiteró las propuestas que ha planteado para una reforma tributaria que permita, según dice, reducir la pobreza.

Álvaro Uribe 2019. Foto: (Colprensa - Álvaro Tavera)
Álvaro Uribe 2019. Foto: (Colprensa - Álvaro Tavera)

Para el expresidente Álvaro Uribe la democracia está en riesgo y el discurso en contra del socialismo está agotado. Para enfrentar esos problemas, este lunes reiteró las acciones que debería emprender el Gobierno nacional con el fin de afrontar esa situación.

“Acelerar la superación de la pobreza para poder hablarle duro al Socialismo”, fue el título del comunicado que difundió Uribe a través de redes sociales, en el que plantea que “la pobreza del 42.5% destruye el tejido social y amenaza arrasar con la democracia”.

“Los picos de mayor pobreza e inequidad han coincidido con picos de violencia, que han acentuado el círculo vicioso de mayor violencia, menor inversión y más pobreza”, apuntó el expresidente, quien afirmó que entre 2001 y 2013, su gobierno y los primeros años del siguiente, “la pobreza bajó del 51% al 27% de la población”, aunque los datos del DANE para ese último año señalan 30.6%.

Sin embargo, el exmandatario cuestionó que entre 2014 y 2018 la pobreza se estancó en 27% y no hubo disminución y el Gobierno alegó como causa los precios del petróleo que, según el expresidente Uribe, el país no ha sido dependiente de ese recurso.

Para Uribe, en el Gobierno de Juan Manuel Santos “se dio gran expansión de gasto público burocrático; se debilitaron las políticas sociales que venían; y, el derroche también se expresó en los auxilios parlamentarios, que tomaron el nombre de mermelada, en muchos casos asignados y gastados con corrupción”.

Pese a eso, en 2018 la pobreza monetaria en el país se ubicó en 27% según el DANE y la pobreza extrema en 7.2%. Así lo recibió el presidente Iván Duque, quien según Uribe, “bajó impuestos y restableció la confianza para la inversión, lo cual mejoró sustancialmente la economía hasta marzo de 2020, llegada de la pandemia”.

Ahora, el DANE estima que la pobreza monetaria alcanzó el 42.5%, es decir que aumentó de 17.5 millones de personas en esa condición en 2019 a 21.02 millones en el 2020; la pobreza extrema pasó de 6.8% a 14.2% en el año pandémico.

“Los esfuerzos del Gobierno han sido importantes pero el daño social de la pandemia ha sido superior. Sin esos esfuerzos la pobreza estaría en el 50% y más colombianos de ingresos medios habrían regresado a condiciones de vulnerabilidad. Sin embargo, la pobreza en el 42.5% destruye el tejido social y amenaza arrasar con la democracia”, escribió el expresidente Uribe.

Según el líder del Centro Democrático, los 7.7 puntos de la medición se deben al cambio de fórmula para el cálculo de la pobreza que analiza ingresos y gastos diferenciales. 1.2% se debe, según él, a los problemas del sector agropecuario y 9 puntos corresponden a la pandemia.

Para el exmandatario, la clave está en la reactivación productiva y el aumento del empleo, para lo cual es necesario que se consolide la seguridad y se aumenten los impuestos con el fin de financiar la política social que será la que finalmente, según Uribe, ayuden a superar la “inconformidad y la rabia social que atemorizan la inversión”.

Uribe aseguró que hay retraso en adoptar impuestos que no generan controversia social que han sido aceptados por los sectores productivos como el aumento del impuesto a las empresas al 34%, la sobretasa al sector financiero y congelar el descuento tributario del ICA al 50%.

“A la urgencia de políticas sociales ampliadas, bastante difundidas, debería sumarse el suministro de capital de trabajo a los micro negocios que siguen sin reaparición, que solamente en Bogotá podrían ser 40 mil”, escribió el expresidente.

Esas propuestas hacen parte de la reforma tributaria que ya ha propuesto Uribe en semanas anteriores, con la que propone un mecanismo para modificar el régimen fiscal de manera moderada y solo incrementar el gravamen a los altos patrimonios.

La urgencia de acelerar soluciones y no perder el mes de receso del Congreso ayudaría a recuperar el tejido social y a dar señales de confianza al sector privado. No olvidemos que donde hay empresa privada vigorosa se supera la pobreza y la inequidad”, señaló Uribe.

Esas propuestas del expresidente buscan superar la situación social y económica del país, pero también enfrentar el panorama electoral de 2022: “El peligro socialista hay que confrontarlo con realidades, el solo discurso muestra agotamiento”, concluyó el exmandatario.

SEGUIR LEYENDO: