Colombia enfrenta la gravedad del tercer pico de covid-19, que ahora es una peligrosa ‘meseta’

El país es el cuarto con más contaminados por covid, después de India, Brasil y Estados Unidos

Personal médico trabaja en una unidad de cuidados intensivos para enfermos de covid-19 en el Hospital El Tunal, en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo
Personal médico trabaja en una unidad de cuidados intensivos para enfermos de covid-19 en el Hospital El Tunal, en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo

Colombia está atravesando la tercera ola de la pandemia desde finales de marzo y se ha mantenido hasta ahora, trayendo consecuencias significativas, por ejemplo, en las últimas 24 horas se registró un nuevo récord de muertes, 577 decesos diarios, y el nivel de ocupación de camas de cuidados intensivos es crítico con una disponibilidad por abajo del 10% en todo el país.

Las regiones con más fallecidos registrados en el último informe son Bogotá, Antioquia, Cundinamarca, Santander y Valle del Cauca. En este sentido, el país acumula 95.192 fallecidos por coronavirus y hasta el momento el total de contagios de la enfermedad a nivel nacional aumentó a 3.724.705, mientras que las personas recuperadas de la enfermedad suman 3.457.117. Los casos activos están en 160.886.

Los expertos señalan que el pico se ha prolongado gracias a las manifestaciones sociales que se han presentado desde hace más de mes y medio, la lenta vacunación y la falta de medidas efectiva para contener el contagio.

Los aumentos acelerados tanto de contagiados como de muertos han hecho que no solo se hable de tercer pico sino de una meseta, pues hay picos dentro del tercer pico de la pandemia, es decir, que contrario a lo que se pensaba de que iba a disminuir en algún punto, en Colombia semanalmente se cumplen récords que han hecho que el país sea a nivel mundial el cuarto país con más casos de contagio.

E 21 de marzo, el día que comenzó la tercera ola, se presentaron 147 fallecimientos. Pero todo continuó aumentando pues para el 4 de abril ya se presentaban más de 200 muertes diarias; el 9 de abril, más de 300, y el 14 de ese mes, ya el nivel de muertes por fecha de ocurrencia se ubicó por encima de 400. La aceleración en los decesos diarios pasó de 200 a 400 en tan solo 10 días. Y para llegar a las 500 víctimas diarias se tomó solo una semana más (498 el 21 de abril), y desde ese momento el Gobierno comenzó hablar de meseta, que además, ha sido constante pues superó las cifras que se habían presentado en las anteriores olas, en la primera y la segunda el máximo fueron 250 en promedio, es decir el 50% de las cifras que se presentan a diario hoy día.

De acuerdo con Julián Fernández Niño, director de Epidemiología y Demografía de la cartera, en entrevista con el diario colombiano El Tiempo, la transmisión alta y sostenida en el tiempo en varias regiones, fundamentalmente en zonas densamente pobladas, como Bogotá, llevó a que la curva de fallecidos presente una meseta prolongada.

Por ahora las agremiaciones de médicos del país, aseguraron que esta situación se puede estar prolongando por tres semanas o un mes más y recomiendan que se mantengan los cuidados pues no hay camas ni insumos para atender a pacientes que desarrollen los síntomas graves por el Covid. Además, pidieron al Gobierno no dar apertura económica.

“En medio del colapso del sistema sanitario no es oportuna la reactivación económica, ya que estamos en un aumento significativo de muertes diarias y en las próximas semanas, según el comportamiento del virus, aumentará”, explicaron las agremiaciones a través de una declaración pública y agregaron que “hay altos índices de muertes contagios, colapso en la red hospitalaria, desabastecimiento de oxígeno e insumos, crisis del talento humano y riesgo para la sostenibilidad del sistema sanitario, por eso no creemos que sea un buen momento para esta reapertura económica. Esta política pública coyuntural debe ser sometida a un nuevo análisis de validez, precisión, oportunidad y pertinencia ante la urgente situación sanitaria que compromete la vida de miles de personas”.


SEGUIR LEYENDO