“Hablar de inmunidad de rebaño ya no tiene sentido”: epidemiólogos colombianos pronostican cómo evolucionaría el coronavirus

Los expertos en salud pública aseguran que más que hacerse a la idea de una inmunidad de rebaño, hay que pensar en convivir con el virus.

Una mujer recibe una vacuna contra el COVID-19 en un centro de inmunización instalado por el Gobierno en Bogotá, Colombia. Junio 8, 2021. REUTERS/Nathalia Angarita
Una mujer recibe una vacuna contra el COVID-19 en un centro de inmunización instalado por el Gobierno en Bogotá, Colombia. Junio 8, 2021. REUTERS/Nathalia Angarita

Desde que inició la pandemia en Colombia, hace más de un año, se había hablado de que el país podía llegar a un momento de “inmunidad de rebaño” es decir, que los ciudadanos crean una inmunidad completa ante el virus, ya sea porque estuvieron expuestos a la enfermedad y se recuperaron o porque se vacunaron contra la enfermedad y ya no hay manera de que se vuelvan a contagiar. Si esto hubiese pasado, el virus desaparecería por completo. Sin embargo, el panorama no es así de esperanzador frente al covid-19.

En una investigación de El Nuevo Siglo, consultaron a varios expertos en epidemiología y en salud pública y se llegó a la conclusión de que no tiene sentido hablar de inmunidad de rebaño en el país pues el covid-19 no se extingue, sino por el contrario, se crean nuevas cepas alrededor.

“En estos momentos hablar de inmunidad de rebaño no tiene ningún sentido. Al hablar de inmunidad de rebaño se está promoviendo una sensación falsa de que podríamos llegar a un punto de virus 0 y eso no va a pasar ni en Colombia ni en ningún lugar del mundo. El virus no se va a ir y tenemos que aprender a vivir con él”, explicó a El Nuevo Siglo el epidemiólogo y salubrista de la Universidad de los Andes, Luis Jorge Hernández.

Los expertos también aseguran que al contrario de un enfermedad como la tuberculosis, que se terminó cuando la población se vacunó, el covid-19 no va a acabar y tendremos que convivir con la enfermedad como se hizo con la influenza o el dengue, las cuales aparecen en ciertos momentos de la vida. Sin embargo, aclaran que el hecho que de no exista inmunidad de rebaño con el virus, no significa que no haya que vacunarse.

“Vacunar se necesita igual que siempre y más que nunca. El covid es la implantación de un virus que va a seguirnos visitando y que se va a sumar a otros patógenos que nos han afectado durante toda la vida y con los que convivimos porque son imposibles de erradicar. Sé que suena desesperanzador pero debemos dejar atrás la forma en la que estábamos viendo al covid: como un partido de fútbol en el que o gana el virus o ganamos nosotros. Y no lo es”, aseguró a El Nuevo Siglo, el profesor Juan Manuel Cordovez, vicedecano de investigaciones de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de los Andes y experto en modelaciones matemáticas de enfermedades contagiosas por vectores.
Un hombre circula en bicicleta junto a un anuncio que fomenta el uso del tapabocas, en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo
Un hombre circula en bicicleta junto a un anuncio que fomenta el uso del tapabocas, en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega/Archivo

Así las cosas, según los expertos, más que pensar en una inmunidad de rebaño hay que empezar a pensar en un proceso de evaluación sobre la vacunación, ya que, aunque las vacunas crean inmunidad frente al virus y las nuevas cepas, hay personas que, probablemente, no generarán anticuerpos por lo que el virus las podrá contagiar de nuevo, además, es probable que se encuentren cepas de covid que hayan creado resistencia a la vacuna.

“Eso qué significa: pensar en metas intermedias por grupos poblacionales, lo que implicaría una política pública que cubra a más población y mejor y hacer una fase 4 de vacunación: evaluar en la realidad la funcionalidad de las vacunas a través de estudios de evaluación denominados de efectividad vacunal, que por ejemplo determinan qué personas se vacunan y no desarrollan anticuerpos. Eso pasa”, agregó el epidemiólogo Luis Jorge Hernández.

Por otro lado, aseguraron que quienes ya se contagiaron del virus y salieron de él, no lograron tener una inmunidad frente al mismo, ya que se decía que había un periodo de gracia de seis meses frente a la enfermedad, sin embargo, se ha demostrado que hay personas que se vuelven a contagiar.

Seguir leyendo: