“Pensé en volver a Colombia porque en Argentina estaba aguantando mucha hambre”: Juan Guillermo Cuadrado

La figura colombiana de la Juventus contó uno de los momentos más difíciles de su carrera, cuando buscó debutar profesionalmente en los equipos en Boca Juniors y Tiro Federal Argentino.

El futbolista Juan Guillermo Cuadrado, del equipo Juventus de Italia, durante la presentación de su libro "Panita, esta es mi historia y quiero compartirla contigo", del escritor Jeins Durán, hoy en Medellín, Colombia (EFE/ Luis Eduardo Noriega)
El futbolista Juan Guillermo Cuadrado, del equipo Juventus de Italia, durante la presentación de su libro "Panita, esta es mi historia y quiero compartirla contigo", del escritor Jeins Durán, hoy en Medellín, Colombia (EFE/ Luis Eduardo Noriega)

Tras haber celebrado su cumpleaños número 33 con el lanzamiento de su libro autobiográfico, Panita, esta es mi historia, el futbolista colombiano Juan Guillermo Cuadrado concedió una serie de entrevistas antes de unirse a la concentración de la selección de Colombia, previo a los partidos contra Perú y Argentina, como parte de las eliminatorias para la próxima copa del mundo en Qatar 2022.

En diálogo con el programa 6AM Hoy por Hoy, de Caracol Radio, el jugador de la Juventus, y referente de la Tricolor, brindó detalles conmovedores de las historias que cuenta en su libro, y se refirió a las dificultades que experimentó antes de dar el salto al profesionalismo.

El deportista antioqueño reveló que cuando se estuvo probando en Argentina, más concretamente en las inferiores de los equipos Boca Juniors y Tiro Federal, sufrió mucho ante la falta de oportunidades para dar el paso al primer equipo y porque, aseguró, estaba aguantando hambre.

“Siempre pensé en que yo iba a ser un jugador profesional con la ayuda de Dios. En Argentina, pensé en volver a Colombia, porque ya estaba aguantando mucha hambre, ya estando en Europa dije: ‘Yo de aquí no me voy, no me devuelvo a Colombia, ya llegué acá'”, reveló el ex jugador del Deportivo Independiente Medellín, Udinese, Lecce, Fiorentina y Chelsea, quien agregó que, a pesar de las difíciles situaciones que atravesó en su carrera, siempre sintió que daba fortaleza. “Tuve que decirle a Dios que Él me había traído acá, yo tenía que perseguir mi sueño sin importar nada”.

El oriundo de Necoclí afirmó que contempló varias veces volver al país, pero que finalmente resistió y no lo hizo. Además, le envió un mensaje a quienes, como él en su momento, aspiran a ser jugadores profesionales para que perseveren en sus sueños y trabajen duro para hacerlos realidad. Según Cuadrado, el trabajo que le costó llegar a la élite internacional y el esfuerzo de su madre por apoyarlo en sus comienzos fueron las razones que lo impulsaron a dar lo mejor de sí y trabajar para llegar lo más lejos posible.

Destacó que su madre recibió muchas negativas a lo largo de su vida, pero destacó que era una “guerrera”, algo que le heredó a él como hijo. “Más cuando yo veía a mi madre cómo se levantaba y se iba a trabajar a las bananeras, veía su esfuerzo por darme lo mejor”.

La estrella de la selección colombiana destacó los valores inculcados por su madre y los principios que lo forjaron como futbolista profesional y, por eso, afirma que recibe con la mejor disposición cada una de las críticas constructivas para dar lo mejor de sí en cada partido y en cada competencia, pese a que en lo deportivo a veces la prensa lo tilde de héroe pero en ocasiones también de villano: “Las críticas siempre van a estar, es inevitable, pero es importante que las personas sepan que todos son hijos, son padres. Es importante aceptar críticas, las constructivas, no las que buscan destruir”.

Al ser cuestionado acerca de lo difícil que debió ser para él salir adelante en un entorno de violencia como el que padece la región del Urabá Antioqueño, el futbolista se mostró muy agradecido por los beneficios que le ha brindado su religión y sus creencias: “En esos entornos es muy fácil que una persona pueda coger el camino equivocado. Lo más importante fueron los principios y valores que me dio mi madre aun en un entorno difícil. En ese tiempo, a través del deporte, uno veía algo diferente. Yo no veía el momento de entrenar y jugar”, concluyó el deportista.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR