Taxista y un cómplice amenazaron con un destornillador a una pasajera para violarla, en Bogotá

Los hechos ocurrieron en la localidad Rafael Uribe, al sur de la capital; la víctima resultó golpeada y arrastrada por los sujetos.

Taxis en Bogotá / Referencia Colprensa
Taxis en Bogotá / Referencia Colprensa

La violencia contra la mujer no para; cada vez se conocen aberrantes casos de abuso físico, psicológico y sexual hacia las ciudadanas. Esta vez, una joven denunció que un taxista intentó violarla en su vehículo de servicio público mientras se movilizaba desde la Calle 85 hacia el barrio Quiroga, en el sur de Bogotá.

Los hechos fueron conocidos por Noticias Caracol y Blu Radio, medios que documentaron el repudiable suceso. La víctima asegura que se dirigía desde la Zona T, ubicada la norte de la capital, tomó el taxi y cuando iban llegando al barrio Olaya de la localidad Rafael Uribe Uribe, otro sujeto abordó el carro, con permiso del conductor, quienes intentaron abusar de la mujer.

La víctima le contó a BluRadio que el individuo se subió en la parte trasera e inició a amenazarla con un destornillador. “Yo le dije ‘no me haga nada’ y comenzó a decirme ‘cállese, cállese’ y cuando vio una patrulla él lo que hace es taparme la boca”, narró la mujer agredida.

Instantes después, cuando pasaron los uniformados, la joven cuenta que pensó que la drogarían y por eso tomó acciones drásticas para evitar una agresión sexual por parte de los criminales.

“Yo pensé que tenía alguna sustancia entonces yo opté por aguantar la respiración. Él lo que hace es bajarse la cremallera, yo me exalto y lo que hago es cogerle el destornillador que tenía al otro lado y comenzamos a forcejar”, contó la mujer a la frecuencia radial.

Por fortuna, la víctima logró abrir la puerta del taxi y en medio del forcejeo cayó al piso, mientras que el sujeto que intentaba violarla se bajó, le pegó y la arrastró varias cuadras por el piso intentando agredirla.

Por el momento no hay un parte médico ni de la fuerza pública sobre este lamentable hecho que demuestra, una vez más, el difícil panorama que enfrentan las féminas no solo en Bogotá, sino en diferentes ciudades de Colombia.

MÁS CASOS

Un camillero fue detenido como presunto agresor sexual de una menor de edad, que, de acuerdo con información suministrada por la Fiscalía General de la Nación, presenta parálisis cerebral espática. El acusado es Jhon Jairo Solano Bernal, quien fue judicializado por un fiscal de la URI de Usaquén como presunto responsable del delito de actos sexuales con menor de 14 años agravado, luego de inferir que sería quien le realizó tocamientos a una niña de 10 años en una clínica de la localidad de Chapinero, en Bogotá.

De acuerdo con la justicia colombiana se prevé de 30 años, y hasta 6 décadas de cárcel para las personas que se les compruebe violación o abuso a menores.

“Las penas de hasta 60 años aplican cuando se cometen varios delitos, como por ejemplo acceso carnal, secuestro y homicidio”, señaló la penalista María Camila Correa, de la Universidad del Rosario a la Deutsche Welle.

El ente acusador determinó que Solano ejecuto el crimen el 11 de mayo, aprovechándose de las limitaciones que presentaba la menor de edad. “Los hechos al parecer ocurrieron este 11 de mayo, cuando Solano Bernal, quien laboraba como camillero en el lugar, supuestamente aprovechó para cometer el acto dado que la víctima presenta una limitación física consistente en parálisis cerebral espática. Sin embargo, ella informó lo ocurrido y el hombre fue capturado en flagrancia”, señaló la institución.

SEGUIR LEYENDO: