Terror en Jamundí: graban a varios civiles armados amenazando y disparando contra la Guardia Indígena

En redes sociales circulan videos de personas armadas que en complicidad con la Policía disparan contra los indígenas.

La situación que se vive en Cali está llegando a su límite, pues en las últimas horas empezaron a circular videos donde se ve con claridad a civiles armados amenazando y disparando contra la Guardia indígena.

En un primer video, se puede ver como hombres vestidos de blanco apuntan y disparan contra las personas que se encontraban en un sector de la ciudad manifestándose de manera pacífica. Incluso uno de los atacantes saca el arma y dispara en presencia de un Policía, quien trata de protegerlo.

Otra imagen que circula se observa cómo dos hombres armados detrás de una camioneta blanca y con una pistola, antes de disparar contra los indígenas.

En el siguiente video se ve un hombre apuntando a una camioneta de la Guardia Indígena y dispara contra los manifestantes, mientras que la mujer que graba grita “Vayansén (sic) indios” y aplaude el ataque.

En otra imagen, se aprecia con más claridad el atentado, pues fue un video grabado por uno de los mismos civiles que grita “esto es una guerra civil” antes de disparar. Además, se puede ver a otro de estos ciudadanos disparando justo al lado del carro.

En esta última imagen se ve un hombre caminando por el barrio Ciudad Jardín armado con un fusil de gran potencia, acompañado por un séquito de otros paramilitares vestidos de civil.

La Guardia Indígena que se encuentra en Cali y otros Territorios del Valle del Cauca apoyando y cuidando la manifestación pacífica fue blanco de un ataque a bala. Según un comunicado de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, a las 2:20 p.m. un grupo de la minga, que estaba en la zona de Jamundí, fueron atacados por varias personas que pretenden retirar el bloqueo.

Hasta el momento se reportan varios comuneros heridos con impactos de bala por este ataque. Esto ocurre en el marco de las declaraciones racistas del imputado Álvaro Uribe, así como por parte del alcalde de Cali y funcionarios del zoológico de Cali. Entendemos que esto responde a una táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como a una táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como paramilitares.

En el video se pueden escuchar los disparos contra los indígenas, quienes corren detrás de los que realizan los tiros. En el fondo de la narración, un hombre dice que está herido y es auxiliado por los demás presentes.

Sobre los ataques la Policía de Cali, la Policía se defendió diciendo que fueron los indígenas quienes atacaron varios vehículos y aseguran que hubo presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios para controlar la situación:

Este es el comunicado completo:


Por su parte la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca publicó otro comunicado donde denuncia y rechaza las declaraciones de la policía de Cali, sobre lo ocurrido en la Iglesia La María, al sur de Cali.

“Aclaramos a la opinión pública que siendo las 2:20pm de la tarde de este domingo 9 de mayo, mientras tres chivas pertenecientes a las comunidades indígenas del norte del cauca se desplazaban desde Cali rumbo Jamundí, fueron interceptadas por dos camionetas en la avenida Cañas Gordas a la altura del sector de La Iglesia La María, que se encontraban atravesadas impidiendo el paso”, se puede leer en el comunicado.

En el documentos cuentan como hombres con camisetas blancas y armas de fuego de corto y largo alcance decidieron abrir fuego contra las tres chivas en las que habían ancianos y niños. Luego del ataque, nueve personas habrían resultado heridas.

Posteriormente la comunidad intenta resguardarse y huir, pero de algún sector desconocido de la ladera contigua a la carretera, son nuevamente atacados por armas de fuego, a las automáticas, generando caos y confusión en la zona.

Los miembros de la comunidad indígena aseguran la Policía dice mentiras sobre un supuesto “porte de armas” y dicen que estas declaraciones se suman a una “larga cadena de atropellos y estigmatizaciones de parte de la fuerza pública contra todos los sectores que hacemos parte de la Minga y el Paro nacional”.

Exigimos respeto y honor a la verdad de parte de una institución como la policía nacional que se dice proteger el bien honra de todos los ciudadanos. Pero al mismo tiempo denunciamos su complicidad, fuertemente corroborada en videos y fotografías, con civiles armados que disparan indiscriminadamente contra personas desarmadas, actuando como paramilitares

“Repudiamos totalmente a estas personas que no tiene ningún derecho a atentar contra la vida de nuestras comunidades, o de cualquier otra población, e instamos a los organismos garantes de derechos humanos nacionales e internacionales por los hechos sucedidos el día de hoy”, finaliza el comunicado de los indígenas.

Más temprano, el alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, habló sobre los miembros de las comunidades indígenas que están en la capital Vallecaucana. En su declaración, que recoge el Diario El País de Cali, el mandatario puso en tela de juicios las actuaciones de los indígenas.

“No me parece bien que la Guardia Indígena esté parando carros, adelantando pesquisas de los mismos, porque molesta a los ciudadanos, muchos de ellos se indignan ante esta situación”, dijo el mandatario. En ese sentido, Ospina instó a Hermes Pete, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), a detener estos incidentes.

Sus hombres no deben adelantar tareas de pesquisaje; no deben adelantar tareas casi policivas de seguridad en nuestra ciudad.

Sostuvo que “todos son bienvenidos y bienvenidas”, pero “deben ser respetuosos de nuestras normas y parámetros para funcionar”. “No deben mandar quienes no forman parte de Cali; no debe haber pretextos para que personas ajenas cumplan la función que debe cumplir nuestra ciudad”, dijo el mandatario caleño.

Denuncian ataque a bala contra misión médica, la minga y manifestantes en Cali

El pasado 8 de mayo, en el occidente colombiano, se dio el ataque con arma de fuego contra de una misión médica, la minga indígena y varios manifestantes que se encontraban de la Luna, en el centro de esa ciudad, luego de una nueva jornada de protestas con motivo del paro nacional.

En un video que publicó el periodista Gonzalo Guillén, desde su cuenta de Twitter @HELIODOPTERO, publicó un video en el que se registra como un hombre se asoma por la ventana del techo de una Toyota Prado y abre fuego contra una personas que se protegen entre las plantas de un separador vial.

En otro de los registros audiovisuales de ciudadanos aparece de nuevo el mismo vehículo, mientras que un funcionario, al parecer de la Alcaldía de Cali, señala que desde ese automotor le habían disparado a una misión médica que estaba en el lugar.

SEGUIR LEYENDO