Aprobado en primer debate el proyecto que busca la regulación del Estado en la producción y distribución de la hoja de coca

El proyecto de ley establece que el Estado regule y controle la producción de hoja de coca a través de la compra a los cultivadores, y defina su distribución, así como la de sus derivados.

Fotografía de un campesino que camina por un cultivo de coca, mientras se realiza un acto de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en la vereda Pueblo Nuevo del municipio de Briceño (Colombia). EFE/LEONARDO MUÑOZ/Archivo
Fotografía de un campesino que camina por un cultivo de coca, mientras se realiza un acto de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en la vereda Pueblo Nuevo del municipio de Briceño (Colombia). EFE/LEONARDO MUÑOZ/Archivo

La Comisión Primera del Senado de Colombia aprobó este martes en primer debate el proyecto de Ley que establece un marco regulatorio para la producción, comercialización y consumo de la hoja de coca y de sus derivados, incluyendo la cocaína, en el país.

El proyecto de Ley 236 de 2020 tiene como objetivo reducir de manera significativa las afectaciones sociales, ambientales y económicas derivadas del narcotráfico, la lucha contra las drogas y los monocultivos de la planta de coca en condiciones indebidas.

“Votación histórica. Fue aprobado 15 – 5 en Primera Comisión del Senado el proyecto de ‘Coca Regulada’, autoría de los senadores Iván Marulanda de la Alianza Verde y Feliciano Valencia del partido Mais. Un cambio en el enfoque y tratamiento a cultivos de hoja de coca, que incluye lo tradicional, lo alimenticio y lo medicinal”, celebró la congresista de la Alianza Verde, Angélica Lozano.

El proyecto plantea que el Estado sea el encargado de regular las actividades de cultivo, producción, transformación, exportación, importación, distribución, comercialización, almacenamiento, posesión y uso de la hoja de coca y sus derivados con relación a las condiciones establecidas por la ley.

De igual manera, establece que este no interferirá con los programas de sustitución voluntaria de cultivos de hoja de coca que están vigentes o que se establecerían en un futuro por parte del Gobierno nacional, a la vez, que no interrumpirá en la autonomía de los pueblos indígenas en el país con relación a su manejo.

“Para las comunidades étnicas asentadas en zonas productoras o en corredores de tránsito, que tanto hemos sufrido en los territorios la violencia del narcotráfico y la fallida guerra contra las drogas, un cambio de perspectiva es indispensable para garantizar nuestra pervivencia”, señaló el senador del pueblo Nasa y autor del proyecto, Feliciano Valencia.

Asimismo, el proyecto prevé el uso comercial en alimentos, bebidas y cosméticos en todo el territorio y el uso ritual por parte de las diferentes comunidades indígenas en el país.

Por su parte, el también autor, Iván Marulanda, destacó que este es un día histórico para el país, debido a que ha sido la nación que más ‘caro ha pagado el fracaso de la guerra contra el narcotráfico’.

“Hoy es un día de esperanza para la vida y para la justica, para el pueblo colombiano violentado y humillado por el narcotráfico, al amparo de una legislación prohibicionista y fracasada, que la comunidad internacional tarde que temprano tendrá que superar y que Colombia está superando desde hoy”, aseguró el congresista de la Alianza Verde.

Por otra parte, el proyecto contempla el uso recreativo de la coca siempre y cuando se cumplan unos parámetros como ser mayor de edad, asistir a una cita con un especialista y recibir dosis limitadas en establecimientos farmacéuticos.

A la vez, que contempla restricciones como la prohibición de uso para para menores de edad; cualquier tipo de promoción y publicidad y promoción será prohibida; y se determina su prohibición en establecimientos deportivos y centros educativos.

SEGUIR LEYENDO

<br/>