En fiesta clandestina, encontraron drogas y licor adulterado en bar del sur de Bogotá

En el bar, ubicado en la avenida Primero de Mayo, en la localidad de Kennedy, se encontraban celebrando unas 18 personas.

Fiesta clandestina en Kenedy. - Colprensa.
Fiesta clandestina en Kenedy. - Colprensa.

En uno de los bares que se encuentran en la avenida Primero de Mayo con carrera 68, las autoridades encontraron una fiesta clandestina en la que había 18 personas, sin las medidas de bioseguridad y junto a varias dosis de marihuana y botellas de licor adulterado.

Según información de la Policía, el operativo de control lo hicieron junto a la Alcaldía local de Kenedy, debido al alto volumen de la música que se escuchaba desde la calle. Luego de la identificación de las personas en el lugar, se hizo el sellamiento del bar, en el que ya se había hallado otra fiesta clandestina, y se impusieron comparendos por incumplir la medida sanitaria.

“Son judicializadas cuatro personas, entre ellas el administrador, debido a que se encontraron ocho paquetes de marihuana prensada dentro del establecimiento. El sellamiento es temporal por 90 días”, comentó el coronel Juan Carlos Gutiérrez, oficial de inspección de la Policía Metropolitana.

Por otro lado, durante la cuarentena de este fin de semana, la Policía realizó 2.772 operativos de inspección y en el balance general del aislamiento preventivo obligatorio de Bogotá, a corte de las 5 p.m. de ayer, domingo 18 de abril, se evidenció que desde el 16 de abril, las autoridades impusieron 3.024 comparendos, de los cuales 2.154 fueron por incumplir la cuarentena, 421 por consumo de bebidas embriagantes en espacio público y 336 por no usar tapabocas.

En este fin de semana, con la intervención de los gestores de diálogo del Distrito, 387 establecimientos, que no hacían parte de las excepciones, cerraron de manera voluntaria. También se identificaron cinco fiestas clandestinas; en las localidades de Chapinero, Kenedy y en Los Mártires, específicamente en Santa Isabel, donde fueron halladas 100 personas, cinco de ellas menores de edad.

“Hubo un buen comportamiento notable, pese a ello invitamos a la comunidad a que siga acatando las normas establecidas por la Alcaldía de Bogotá para que este virus no se siga propagando por toda la ciudad”, añadió Gutiérrez.

“Más de 1.500 funcionarios de las alcaldías locales, 5.000 policías y 600 uniformados del Ejército han acompañado las calles de la ciudad y adelantando los respectivos controles en las 20 localidades de la capital para proteger la salud y la vida de todos los bogotanos”, comentó un vocero de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

SEGUIR LEYENDO