En Nuquí, en el Pacífico colombiano, asesinaron al inspector de policía y a un guía turístico

Las autoridades de esa población del Chocó señalaron que eran personas apreciadas por habitantes del municipio por su liderazgo en la comunidad

El Inspector de Policía de Nuquí, José Riascos, y uno de los guías turísticos de la población, Margarito Salas fueron asesinados. Foto: Tomado de Indepaz
El Inspector de Policía de Nuquí, José Riascos, y uno de los guías turísticos de la población, Margarito Salas fueron asesinados. Foto: Tomado de Indepaz

Consternación y el miedo hay en Nuquí (Chocó), un municipio costero del Pacífico, en donde fueron asesinados su inspector de Policía, José Riascos, y uno de los guías turísticos de la población, Margarito Salas.

El crimen de estas dos personas ocurrió el viernes exactamente el corregimiento de Arusí, una zona que está a 40 minutos en lancha de ese municipio del Pacifico, y lo habría perpetrado hombres armados.

“(Los homicidios) fueron prácticamente simultáneos. Primero uno y luego el otro. Son casos similares que se presume que fueron las mismas personas las que cometieron el asesinato. Los móviles son similares. Es un pueblo muy pequeño y no hay forma de que sean hechos aislados”, informó sobre estos hechos en RCN Radio Yefer Arley Gamboa Palacios, alcalde de Nuquí.

Al parecer Riascos murió instantáneamente tras los disparos que recibió, mientras que Salas falleció mientras esperaba una ambulancia que lo trasladara hasta un centro hospitalario en Medellín para ser atendido.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) señalaron que estas dos víctimas ejercían liderazgo entre la gente y eran apreciados por la comunidad de ese municipio.

“Margarito Salas era reconocido por desempeñarse como guía comunitario de La Batea, entendiendo su labor como la de quien fortalece el liderazgo social desde los procesos comunitarios. También realizaba labores de investigación en apoyo a las parcelas de monitoreo de biodiversidad”, señalaron en Indepaz.

En el caso de José Riascos, el inspector de Policía, además de cumplir con sus labores de resolución pacífica de conflictos entre la comunidad y hacer cumplir entre otras el Código de Convivencia en esa población, también era reconocido por su trabajo con la comunidad.

En las cifras que registra Indepaz, se tiene que con la muerte de estas personas se completa la escabrosa cifra de 45 líderes sociales asesinados en el país en los primeros 4 meses del 2021.

En la Radio Nacional de Colombia el secretario de Gobierno de Nuquí, Julio Moreno, señaló que las autoridades iniciaron la investigación correspondiente del caso.

“Una comisión integrada por la Armada y el inspector de Policía se desplazó al lugar en el corregimiento de Arusí, a media hora del casco urbano, para realizar el proceso de levantamiento”, informó en el medio radial público.

El funcionario indicó también que no se tenía conocimiento de que estas personas hubiesen recibido intimidaciones.

“No tenemos conocimiento sobre amenazas que se hubiesen presentado contra ellos, por eso nos sorprende que hayan sido asesinados. Este es un acto violento que rechazamos y pedimos a las autoridades no demorar los procesos frente a los llamados reiterados que hemos hecho para el fortalecimiento de la fuerza pública en el municipio”, dijo en Radio Nacional de Colombia.

En la emisora pública también reseñaron que por estos dos crímenes se realizó un consejo de seguridad en la población para analizar la situación de seguridad en ese municipio.

También destacaron que por parte de los funcionarios de la alcaldía de Nuquí hay preocupación porque no cuentan con los medios de transporte para desplazarse al corregimiento de Arusí, y apoyar a sus habitantes tras la zozobra que produjo estos crímenes.

En RCN Radio indicaron que de acuerdo a las primeras hipótesis de las autoridades, el homicidio de estas personas se dio como una retaliación por las recientes incautaciones de cargamentos de droga a los grupos armados ilegales que delinquen en esa zona del país.


SEGUIR LEYENDO: