Así fue como Jhon Jairo Restrepo mató a su esposa e hijo con un hacha

El antioqueño de 32 años aceptó haber cometido el feminicidio y el homicidio, que quedaron grabados en su propio celular. Según las autoridades, el culpable también había intentado quitarse la vida.

Jhon Jairo Restrepo, momentos antes de ser procesado por las autoridades. /  Policía Nacional
Jhon Jairo Restrepo, momentos antes de ser procesado por las autoridades. / Policía Nacional

Cada vez se conocen más detalles sobre el horroroso crimen cometido por Jhon Jairo Restrepo, el hombre que el pasado 4 de abril decidió usar un hacha para arrebatarle la vida a su expareja, Carolina Ayola Hernández; y a su hijo de 15 meses, Richard Maximiliano Restrepo Ayola, en la vereda La Tablaza del municipio de La Estrella, Antioquia.

De acuerdo con un reporte del periódico El Tiempo, los hechos registrados en la noche de ese domingo fueron encubiertos, inicialmente, por la música que Restrepo puso a todo volumen. Acto seguido, el hombre procedió a tomar el hacha para propinarle un golpe mortal en la cabeza a la mujer, quien se encontraba durmiendo. Esto, señalan las autoridades, quedó grabado en el celular del perpetrador, que se desempeñaba como auxiliar de transporte.

Después, Restrepo salió a recoger al pequeño Richard, que se encontraba bajo el cuidado de unos familiares. Al regresar a su casa, el hombre de 32 años repitió el mismo proceso, con otro objeto contundente, provocándole una muerte inmediata al menor. Lo hizo, según los reportes, para no dejarlo a cargo de terceros una vez se conociera la muerte de Carolina.

Sobre sus motivaciones, el diario Q’Hubo de Medellín consultó a uno de los investigadores a cargo del proceso, quien señaló que Restrepo decidió matar a la joven de 18 años luego de haberla visto con otra persona en lo que sería una situación romántica, hace por lo menos un mes.

De acuerdo con el expediente del caso, el asesino usó la sangre de su pareja para escribir mensajes soeces sobre el cuerpo de la misma, y palabras de arrepentimiento en las paredes de la vivienda. También envió mensajes similares a su madre, quien temiendo lo peor se dirigió hacia el predio en el que encontró el cuerpo desnudo y sin vida de Carolina. Sin ver al pequeño Richard, salió de inmediato a alertar a los agentes de la subestación de Policía La Tablaza.

Uniformados y miembros del CTI de la Fiscalía llegaron hasta la casa en cuestión, en la carrera 49D con la calle 100BB, donde ya se reunían otros miembros de la comunidad, que estaba convencida de que el perpetrador se echó a la huida, en moto, llevándose al pequeño de poco más de un año de edad, por lo que comenzaron a compartir fotos de ambos en redes sociales.

No obstante, fueron las autoridades las que finalmente encontraron el cuerpo sin vida del hijo de la pareja, escondido debajo del de la mujer. La noticia provocó toda clase de ataques en contra de la casa y de los familiares de Restrepo, lo que a su vez desató la reacción del alcalde de La Estrella, Juan Sebastián Abad, quien pidió que no se tomara la justicia por mano propia, mucho menos represalias en contra de personas que no son directamente culpables del crimen.

La búsqueda por Restrepo no duró mucho. De hecho, finalizó en una zona boscosa del municipio de Caldas, donde fue hallado por la Policía Nacional “con varias lesiones producidas con arma blanca que él mismo se habría causado para atentar contra su vida”, según un reporte de la Fiscalía General de la Nación.

Luego de tratarle las heridas en un centro médico, Restrepo fue llevado ante un juez de control de garantías de Caldas, que le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario por los delitos de feminicidio agravado y homicidio agravado. Ambos cargos fueron aceptados por el hombre.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR