Germán Mera, de villano a héroe en la derrota 2-1 de Junior contra Bolívar por Copa Libertadores

El defensor central de Junior de Barranquilla pagó cara una desconcentración en salida, pero seis minutos después redimió su error con gol de visitante. Sin embargo, Diego Bejarano madrugó en el segundo tiempo al club tiburón en Bolivia.

En la noche del jueves 8 de abril, Bolívar recibió a Junior de Barranquilla en el estadio Hernando Siles de La Paz, para disputar el partido de ida de la fase tres de la Copa Conmebol Libertadores 2021.

Con el sueño de clasificar a la fase de grupos de la máxima competición a nivel de clubes del continente, Junior logró sacar un gol de visitante en la altura de La Paz tras una desconcentración en defensa a los tres minutos de partido, donde Leonardo Javier Ramos aprovechó el mal control en retroceso de Edwin Velasco para Germán Mera, quien no pudo retener y en velocidad Ramos aprovechó para amagar a Sebastián Viera y poner el 1-0 del partido.

Con el bajón anímico que significó el 1-0 del encuentro, Junior de Barranquilla logró sobreponerse a la situación tras una impecable reacción en pelota parada por un tiro de esquina cobrado a los 9 minutos y donde estuvo atento para cabecear el mismo Germán Mera. El remate se fue con tanta potencia que el arquero Javier Rojas no pudo controlarlo y la pelota cruzó la línea de gol. El marcador se ponía 1-1 en diez minutos.

A los 36 minutos de juego Bolívar estuvo a punto de volver a ponerse en ventaja. Tuvo una aproximación en una jugada de tiro de esquina donde el lateral derecho de Bolívar, Diego Bejarano, cabeceó y remató de pierna derecha, pero su disparo fue contenido por el arquero Viera.

Sin embargo, la chance más clara durante el primer tiempo luego del empate 1-1 fue otra vez para Diego Bejarano, quien conectando nuevamente de cabeza estuvo a centímetros de vencer la portería juniorista con un remate a sobrepique que se fue por encima del travesaño del arco defendido por Sebastián Viera a los 37 minutos de juego.

Segundo tiempo

En el complemento del partido, nuevamente a los tres minutos del pitazo del árbitro brasileño Wilton Pereira Sampaio, Junior volvió a caer en el marcador. Esta vez, la ventaja la consiguió Bolívar por intermedio del jugador que estuvo intentando durante todo el primer tiempo poner en ventaja a los bolivianos.

Diego Bejarano empujó la pelota en el área chica luego de ser asistido por Leonardo Javier Ramos que conectó de cabeza y dejó el balón servido para su compañero que solo la tuviera que tocar.

A las difíciles condiciones para jugar en la capital boliviana para un club como el barranquillero se sumó el buen nivel del local. De esta forma el equipo boliviano hizo respetar su plaza como local en donde no cae vencido desde hace cinco meses, exactamente el 21 de octubre de 2020 cuando cayó por 2-3 ante Guaraní por la Libertadores. De ahí en adelante los ‘Celestes’ han jugado doce encuentros como locales y han ganado en once de estos.

Junior viajó a Bolivia con lo mejor de su nómina a excepción del goleador Miguel Ángel Borja, quien viene de anotar de a un gol en los partidos de la primera ronda ante Caracas y quien debió ausentarse tras no recuperarse de una sobrecarga muscular que sufre en el abductor derecho. Todo indica que el atacante volvería para el juego definitivo del ‘todos contra todos’ ante Deportivo Pasto en la capital de Nariño y en el que a los rojiblancos les urge sacar un buen resultado para llegar a los cuartos de final de la Liga BetPlay I 2021.

Con un pie dentro de la fase de grupos, Bolívar ahora deberá visitar a Junior el próximo miércoles 14 de abril en el estadio Metropolitano de Barranquilla con la relativa ventaja de haber anotado un gol en condición de visitante como criterio de desempate para definir la serie.

SEGUIR LEYENDO: