Programas sociales o exenciones tributarias, la disyuntiva de Alberto Carrasquilla

El ministro de Hacienda dio luces sobre el contenido de la discutida y esperada reforma tributaria del Gobierno nacional.

En un foro de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, mostró los puntos principales de la reforma tributaria que radicará en los próximos días el Gobierno nacional ante el Congreso y que ha generado un profundo debate nacional.

Hasta el momento es poco lo que se conoce sobre el articulado, que ha sido revelado a cuenta gotas, pero en el pronunciamiento del ministro Carrasquilla se pudieron ver los puntos principales que propone la reforma para recaudar, según dijo, recursos por el rango de 26 billones de pesos, que constituyen el 2,2% del PIB.

Para el ministro de Hacienda, la exenciones del IVA a la canasta básica generan inequidad, según dijo en el foro, y luchar contra ese fenómeno requiere ampliar la base gravable de productos y de personas naturales.

“Si queremos tener programas sociales como país avanzado, tenemos que tener unas responsabilidades fiscales como de país avanzado. O si no, echemos reversa, revirtamos todos los progresos en materia social y manténgase al 96% de personas naturales exentas”, aseguró Carrasquilla ante los miembros de la ANIF.

En ese sentido, el ministro explicó cómo plantean la extensión del IVA en la nueva reforma tributaria, así como anunció el método por medio del cual se ampliará el impuesto a la renta de las personas naturales.

Sobre el IVA, el ministro de Hacienda aseguró que “el objetivo es ampliar la base. Ampliar la cobertura ha sido sumamente difícil, existe el concepto supremamente difícil de contradecir, así uno tenga las cifras a su favor, en el sentido de que dado que es un impuesto indirecto, su regresividad se debe evitar simplemente eliminando el cobro de los bienes esenciales; esa solución colombiana, muy colombiana, al problema de la regresividad de todo impuesto indirecto, es algo que nos ha perjudicado enormemente”.

Carrasquilla explicó que los cálculos del Ministerio indican que mantener los artículos de la canasta básica excluidos del impuesto impiden la recaudación de cerca 51 billones de pesos. Una parte beneficia a la población más vulnerable, pero afirmó que los más beneficiados son los de mayores ingresos.

Yo tengo cálculos en el caso del hogar en el que yo vivo, que más o menos son unos 500 mil pesos mensuales que nos embolsillamos, gracias a esa solución colombiana de excluir los componentes de los bienes esenciales y ponernos a nosotros un impuesto como cero. Muy agradecidos como hogar por esos 500 mil pesos, pero absolutamente ineficiente, injusto y absurdo como país que esté embolsillandome 500 mil pesos al mes, siendo que esa plata se necesita urgentemente para suplir las necesidades que tenemos como país”, señaló el ministro.

En ese sentido, indicó que la reforma tributaria del Gobierno no gravará los alimentos básicos ni sus cadenas de producción, lo que permitirá proteger los recursos de los hogares de menores ingresos, así como los de los mayores.

Sin embargo, anunció que se eliminará la categoría de exentos y todos quedarán como excluidos. “Al tener la categoría de exentos y permitir que ni se cobre IVA y, además, tengan el beneficio de descuentos sobre el valor agregado, hace que Colombia no solamente sea un país particular, sino un país tremendamente injusto y pierda recaudos del orden de los dos billones de pesos”, aseguró.

Ese cambio de categoría de los alimentos, ha sido criticada por el senador Gustavo Petro, uno de los opositores de la reforma, quien señaló que es una forma de gravar indirectamente la comida. Según explicó el congresista, los bienes exentos no reciben la carga tributaria del IVA de la cadena de producción en el precio final, mientras que los bienes excluidos sí, lo cual, según Petro, recae en el consumidor.

La idea, según Carrasquilla, es pasar del recaudo de IVA del 39% de los productos, al 46%. “Al amparo de nuestra propuesta, ni de cerca llegamos a patrones internacionales de cobertura del IVA, así que todo lo que ustedes van a estar escuchando, todas las necedades que van a estar escuchando en los siguientes par de meses sobre la extensión del IVA, pónganlo con un solo dato y tengan en cuenta, dentro de todos los adjetivos que se van a usar en el debate, el siguiente dato, nosotros hoy día recaudamos el 39% del potencial del IVA, con la propuesta llegaríamos al 46”.

Según el ministro, los impuestos al valor agregado en los países de la OCDE llegan a niveles del 56% y en Latinoamérica el rango se ubica sobre el 58%.

Debido a esa extensión, la devolución del IVA también tendrá un aumento. Los cálculos del ministro indican que un hogar en condición de pobreza o del decil 2 de la Encuesta Integrada de Hogares del DANE, paga 35 mil pesos actualmente al mes y con la reforma pagaría 45 mil, a ese valor aumentaría la devolución.

Así mismo, el ministro indicó que el objetivo es ampliar los hogares beneficiados hasta 4,7 millones de los cuatro primeros deciles de hogares de menores ingresos, lo que requerirá un gasto por el rango de 1,5 billones.

En cuanto a la tributación de personas naturales, el ministro Carrasquilla indicó que se debe ampliar la base de esa población y reducir la de las personas jurídicas porque, según él, en el contexto actual es “difícil” luchar contra la inequidad.

“Tenemos un recaudo del orden de 6,2% del PIB en impuesto de renta y eso se compara con el 5,8% de América Latina y el 6,7% de los demás países emergentes. Recaudamos 6,2% del PIB en impuesto de renta, pero 5 en personas jurídicas y solamente 1,2 en personas naturales. En países avanzados la relación es la inversa, el 80% se recauda gravando la renta de personas naturales y el 20% las rentas de las personas jurídicas, o sea las empresas”, aseguró.

Según Carrasquilla, la carga del impuesto de renta sobre las empresas es sustentable cuando no hay suficiente información de los movimientos financieros de las personas particulares, pero con el aumento de la factura electrónica y los registros de las entidades financieras en el país, es posible gravar a los ingresos de las personas.

Se pasará del 4 al 12 por ciento de las personas naturales que tributan. En ese sentido se empezará a imponer la declaración de renta para las personas que reciben desde 2,5 millones de pesos y el cobro se hará desde los 2,58 millones, quienes deberán pagar 100.000 pesos al año. Las pensiones de menos de 7 millones de pesos mensuales no estarán sujetas a renta.

Anunció que habrá un impuesto al patrimonio de manera temporal por dos años y deducible del impuesto de renta. Se aumentará la tarifa del impuesto a los dividendos de 10 a 15 por ciento. Así como se implementará un impuesto solidario a los ingresos de más de 10 millones de pesos entre julio y diciembre de 2021.

Carrasquilla aseguró que se buscará implementar una renta exenta automática del 25% que beneficie a todos los contribuyentes de la misma manera, y se eliminen los otros conceptos de exención que según el ministro contribuyen a la evasión.

“Una única renta exenta automática, que no descuente sobre uno, sobre otro, sobre otro, sino simplemente: si se gana un millón de pesos, empecemos a contabilizarle desde 750 a ver cuánto le da su renta gravable, es decir 25 por ciento automático y no más artificios sujetos a manipulación”, señaló.

El ministro de Hacienda aseguró que se necesita aumentar el recaudo en 1,5 por ciento del PIB. Lo cual permitirá hacer permanente el Ingreso Solidario, mantener tal como se encuentran hoy en día las transferencias de Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Colombia Mayor en beneficiarios y monto. Así como modificar la metodología, asignación y focalización de los subsidios de servicios públicos de energía y gas.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS