Hijo del exmandatario Álvaro Uribe visitó al presidente Iván Duque para hablar de la reforma tributaria

Tomás Uribe Moreno señaló que se requiere mayor austeridad en el Estado para obtener más ingresos

En la conversación con Duque, el hijo del expresidente Uribe solicitó que se incluyeran medidas para la austeridad del Estado. Foto: Archivo Infobae
En la conversación con Duque, el hijo del expresidente Uribe solicitó que se incluyeran medidas para la austeridad del Estado. Foto: Archivo Infobae

La inminente reforma tributaria que plateará ante el Congreso de la República el gobierno del presidente Iván Duque, que contempla polémicas medidas como gravar productos básicos de la canasta familiar como el café, el chocolate y el azúcar sigue dando más coletazos, luego de que en el mismo partido de gobierno, el Centro Democrático, algunos de sus senadores y representantes a la cámara se manifestaron críticos con el proyecto.

Por esta razón, Tomás Uribe Moreno, el hijo del expresidente Álvaro Uribe, visitó en la tarde del martes a Duque en el Palacio de Nariño, en una reunión en la que también participó el ministro del Interior, Daniel Palacios.

En la emisora RCN Radio indicaron que la visita tuvo que ver con la ‘rebelión’ de los congresistas del partido de gobierno que señalan que antes de la reforma que planteó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se requiere implementar una estrategia de austeridad que incluya recortes burocráticos, ahorros de recursos públicos y la reducción de la nómina del Estado.

De acuerdo con el medio radial, tras la reunión Tomás Uribe le manifestó al partido de gobierno que Duque estaría dispuesto a incluir en la reforma las propuestas de austeridad.

“Asimismo, que el partido capitalice como logro el congelamiento de nómina por 10 años que trae ahorro de 11 billones de pesos”, dijo.

Según el hijo del expresidente, dichas medidas contemplan también la reducción de los gastos del Estado, lo que permitirá que los ciudadanos acepten más fácilmente la reforma que planteará el gobierno Duque.

“La necesidad de incrementar tributación para lograr sostenibilidad fiscal y viabilizar programas sociales como matrículas gratis e ingreso solidario, se hace más asimilable ante la opinión pública de la mano de medidas de austeridad. Construyámoslas en equipo con el Gobierno”, aseguró.

Uribe Moreno instó también a los miembros del Centro Democrático a que canalicen sus propuestas y opiniones de forma coordinada y constructiva con el gobierno Nacional.

No obstante, reseñaron en la revista Semana, las voces dentro de ese mismo partido que están criticando al gobierno Duque no tendrán respaldo en esa colectividad.


Fenalco criticó propuesta de la reforma tributaria

En la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) señalaron que no hay condiciones económicas, ni sociales para que se tramite la reforma tributaria en el país.

En la revista Semana el presidente de esa entidad, Jaime Alberto Cabal, señaló que los colombianos no estaban preparados para esa medida porque continuaban las restricciones por la pandemia, lo que impedirá que haya una real reactivación económica en el país.

“Definitivamente no existen las condiciones económicas, sociales y políticas para aventurarnos a tramitar una reforma impositiva. A la incertidumbre generada por el aumento en las restricciones a la movilidad y al funcionamiento de los negocios que se observa en casi todo el país, se suma la amenaza de una reforma impositiva que pretende recaudar 25 billones de pesos adicionales”, expresó Cabal.

El representante de Fenalco también le preocupó, como al mismo Centro Democrático, que no se plantee, en lo que hasta ahora se conoce de la inminente reforma, la disminución de gastos del Estado, ni la reducción de sus organismos.

“Lo único que parece claro es que tanto los empresarios y empleados, como los consumidores están sujetos a un nuevo y abrupto cambio en las reglas de juego, sembrando gran inestabilidad jurídica”, dijo.

La otra preocupación que encontraron desde el gremio de comerciantes fue la del crecimiento de la economía, que tuvo una caída del 4,6 por ciento en enero, una tasa de desempleo del 17,3 por ciento y una caída del 6,4 por ciento en las ventas del comercio formal, según los datos que citó Semana de Fenalco.


SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS