Sara Sofía Galván cumple dos años: sigue la incertidumbre por su paradero

Este 30 de marzo es el cumpleaños de la menor y los deseos de todos los colombianos es que las autoridades puedan encontrarla pronto y con vida.


El segundo cumpleaños de Sara Sofía Galván no será como lo tenía planeado celebrar su tía, Xiomara Galván. Este 30 de marzo, en vez de cantarle el cumpleaños a la menor mientras ella sopla las velas de un pastel, sus conocidos, junto a las autoridades colombianas, seguirán tratando de averiguar si sigue con vida y quién y por qué la tiene.

En sus cortos dos años, la vida de Sara no ha sido fácil. En cuanto al padre de la menor no se tiene rastro. Su mamá, Carolina Galván, sospechosa principal de ser responsable de su desaparición, tuvo a la pequeña cuando tenía 19 años. En ese momento no le informó a nadie que estaba embarazada, y su familia solo se enteró cuando la bebé estaba a punto de nacer.

Carolina fue madre soltera desde el inicio, pero según información conocida por las autoridades, nunca estuvo pendiente de su hija. Dejaba irritar y hasta quemar la piel de la menor porque no le cambiaba el pañal, no se preocupaba por sus comidas. Tal era su descuido que un día le plantearon que era el momento de enrutar su vida, establecerse con su hija y su solución fue irse y dejar a la niña con su tía en septiembre de 2020.

Desde ese entonces, Xiomara se hizo cargo de Sara. Madre e hija compartían tiempo ocasionalmente, pero la niña siempre volvía con su tía, hasta el pasado 15 de enero, cuando Carolina se llevó a la pequeña.

Los días pasaron y Xiomara insistía para ver a la niña, pero Carolina se limitaba a decirle, a través del teléfono, que ambas estaban bien. Ante la negativa para ver a su sobrina, la mujer acudió al jardín donde le habían otorgado la custodia de Sara y le aseguraron que el 29 de enero era probable que la niña fuera al lugar porque su madre debía asistir con ella a reclamar un bono.

Llegó el día señalado pero Carolina no se presentó con Sara, sino con un hombre desconocido. Xiomara intentó comunicarse con ella, pero el teléfono de su hermana estaba apagado, por lo que la mujer recurrió a pedir ayuda en redes sociales Esta estrategia funcionó, pero lamentablemente la información que recibió no fue esperanzadora.

“Me dicen: tu hermana, yo la conozco, ella se está escondiendo de ti, porque ella no tiene la niña y lo que ella me comentó que pasó es muy grave: yo hablo con esa persona, ella dice que mi hermana le contó que el 15 de enero ella se llevó porque se quería quedar con ella”, contó Galván en Blu Radio, el pasado 15 de marzo.

Otra persona también contactó a Xiomara y le aseguró haber visto a Carolina en el sector de Patio Bonito, en las inmediaciones de la avenida Ciudad de Cali con calle 38 sur, cerca de Corabastos. La mujer fue hasta el lugar para confrontarla.

“Yo enfrento a mi hermana, me voy hasta el sitio donde está, le pregunto por la niña y ella manifiesta lo mismo. Que le dieron comida, la pusieron a dormir, que cuando fueron a ver la niña ya no respiraba. Que cogieron a la niña, la envolvieron en una cobija, la metieron en una bolsa negra y la arrojaron al caño de Tunjuelito”, detalló la tía de la menor.

En medio de la tristeza y el desconcierto, Xiomara llevó a Carolina a la Policía para que entregara su versión de los hechos. Ante las autoridades, la madre de Sara reiteró que la niña estaba muerta y que con ayuda de un hombre la había envuelto en una bolsa negra y la había lanzado al río Tunjuelito.

En esa oportunidad, la mujer fue dejada en libertad, pero luego, el pasado 19 de marzo, un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento intramural para Carolina. Además, la medida, que fue decretada durante la audiencia de imputación de cargos, también se le impuso a Nixon Díaz, padrastro de la menor de edad.

Hasta el momento, nada en este caso es claro. Varias versiones se contradicen y el último pronunciamiento de la Policía Nacional indica que, hay nuevos elementos materiales que dan claridad sobre lo sucedido con la pequeña, aunque aún no se puede revelar detalles.

El director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, mencionó que siguen buscando a Sara Sofía sobre toda la margen del río Tunjuelo y de sus afluentes, ya que “hay una hipótesis fuerte de que puede estar sobre esa zona”. El uniformado agregó que, las autoridades siguen teniendo la esperanza de encontrar a la pequeña con vida.

Por su parte, la tía de la menor insiste en que la propia madre de la niña le confesó que la menor fue vendida.

“Puede ser que junto con ese señor, ahorita ya conociendo todo el tema, la hayan vendido, porque como está en eso (…) a mí me aseguran que ese señor la tiene ejerciendo la prostitución en Patio Bonito”, afirmó Xiomara Galván a Noticias CM&.

Lo único cierto hasta el momento es que a la búsqueda en el río Tunjuelo se suma la circular amarilla de la Interpol para que la menor sea buscada en territorio extranjero.

“La oficina central de Interpol, en Colombia, acaba de emitir una circular amarilla de búsqueda en todo el mundo; 196 países están siendo notificados para que sus autoridades nos ayuden a encontrar a Sara Sofía. Hay unos países priorizados, que son los fronterizos, en donde estamos pidiendo que se sumen. El objetivo de esta circular es cerrar todos los círculos posibles para ubicarla”, expresó el mayor general, Jorge Vargas, el pasado 24 de marzo.

SEGUIR LEYENDO: