Madre de Sergio Urrego testificó sobre la discriminación de la que fue víctima su hijo en el colegio

Alba Lucía Reyes narró como las presiones que ejercieron en el plantel educativo Gimnasio Castillo Campestre conllevaron a que el adolescente se suicidara

La madre del adolescente Sergio Urrego, quien se habría suicidado por la señalada discriminación y acoso que recibió por su orientación sexual en el Gimnasio Castillo Campestre, testificó en una audiencia que se tenía aplazada desde mediados de enero, en el proceso penal que se le lleva a Amanda Azucena Castillo, exrectora de ese plantel educativo.

Alba Lucía Reyes aseguró en la diligencia judicial que su hijo, que falleció a los 17 años, sufrió discriminación, persecución y acoso en ese colegio, en una situación que llegó a ser insostenible y que según ella se convirtió en una de las razones para que el menor decidiera quitarse la vida el 4 de agosto de 2014, cuando se lanzó desde una terraza del centro comercial Titán, en el occidente de Bogotá, según reseñaron el periódico El Espectador.

En ese testimonio, la madre de Urrego indicó que los problemas de acoso hacia su hijo habían comenzado cuando un docente de ese plantel le mostró escandalizado a las directivas del colegio una fotografía en la que Urrego salía besando a un compañero de su salón.

Desde ese momento, citaron en el periódico colombiano, inició una persecución contra el menor donde hubo varios atentados, afirmó Reyes, en contra de la libertad de su hijo, quien después de su fallecimiento se convirtió en un símbolo para los activistas de la comunidad LGBTIQ en Colombia.

Entre esas arbitrariedades, indicaron en El Espectador, al menor lo obligaron a firmar una nota en el observador de disciplina del colegio en la que sostenían que había cometido un hecho obsceno, grotesco y vulgar, pero además le exigieron a confirmar su orientación sexual frente a cuatro docentes de ese plantel educativo.

“Desde ese momento le dijimos a Sergio que cada cosa que tuviera que escribir en el observador, con la que él no estuviera de acuerdo, no la firmara hasta que nosotros (sus papás) la leyéramos”, citó el diario colombiano del testimonio de la madre de Urrego.

Luego, las entonces directivas del Gimnasio Castillo Campestre, comenzaron a evitar que el adolescente asistiera a sus clases con el argumento de que supuestamente no cumplía con los parámetros para volver a ese plantel educativo. De hecho, Reyes sostuvo que su hijo prácticamente estuvo desescolarizado por las decisiones de ese colegio.

También contó que le habían dicho a Sergio Urrego que cambiara de institución educativa, pero que él se negó porque tenía un gran arraigo en ese plantel.

“No quería retirarse del colegio porque llevaba muchos años en él y tenía a sus amigos de toda la vida. Le hacían notas falsas para poderle dañar el observador a Sergio. Nunca tuvo una observación mala. Quisimos proteger a Sergio diciéndole que no firmara”, testificó la madre del menor.

La insistencia de Urrego de continuar en ese plantel educativo se frustró, reseñaron en El Espectador, porque según explicó la madre de Urrego, lo acusaron falsamente de cometer otra falta disciplinaria.

“Creo que fueron los días más difíciles para Sergio. Yo vi a mi hijo llorar amargamente, se encerró en el baño, me mostró una cartelera de sus compañeros, con sus amigos y de su despedida. Él se tuvo que alejar de sus amigos y su pareja. Fue lo más difícil para él, pero pensamos que eso era lo que teníamos que hacer en ese momento”, citaron del testimonio de Reyes en el diario.

Luego vinieron las infundadas acusaciones, de acuerdo con Reyes, en las que señalaban que el adolescente supuestamente acosaba sexualmente a otro menor, que terminaron por detonar la decisión de Urrego de suicidarse.

En este proceso penal Amanda Azucena Castillo, la exrectora del Gimnasio Castillo Campestre, está respondiendo por los delitos de falsa denuncia en contra de persona determinada y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorios, ya que precluyó el delito de discriminación agravado en el 2018.

De hecho, la madre del adolescente símbolo de la comunidad LGBTIQ en el país, ha denunciado que la defensa de Castillo ha realizado una serie de maniobras dilatorias para que concluya por vencimiento de términos ese proceso penal.

Precisamente este testimonio lo tenía que haber realizado el pasado 19 de enero, sin embargo, hasta el jueves fue escuchada en el estrado, y se tiene programado que continúe este viernes.


<u><b>Seguir leyendo:</b></u>

TE PUEDE INTERESAR