Por concepto de atención médica a migrantes, Gobierno nacional adeuda 73.481 millones al Hospital Universitario Erasmo Meoz

El centro médico no podría garantizar una óptima atención médica a los nortesantandereanos si el Estado no desembolsa el monto pendiente desde 2020.

En el Hospital Universitario Erasmo Meoz se brinda atención quirúrgica de II, III y IV nivel de complejidad, así como cirugía ambulatoria, electiva, de urgencias / (Colprensa).
En el Hospital Universitario Erasmo Meoz se brinda atención quirúrgica de II, III y IV nivel de complejidad, así como cirugía ambulatoria, electiva, de urgencias / (Colprensa).

A finales de enero de 2021, el Hospital Universitario Erasmo Meoz (Huem) de la ciudad de Cúcuta, había advertido sobre una posible crisis económica que tendría que atravesar la entidad médica por la deuda de 73.481 millones de pesos que tiene el Gobierno nacional con ellos.

El motivo del monto adeudado obedecería a los gastos generados por toda la atención a la población migrante, particularmente de Venezuela, en la zona fronteriza.

A través de su cuenta de Twitter, el senador nortesantandereano Andrés Cristo Burgos informó que el Huem no ha recibido 73.481 millones de pesos del Estado por concepto de atención a la población migrante, por lo que el centro médico presenta un déficit total equivalente a los 200.000 millones de pesos, sumado a las deudas de las Entidades Promotoras de Salud (EPS).

Así lo expresó el congresista cucuteño en a tarde del martes 3 de marzo:

Senador liberal, Andrés Cristo, llamó la atención sobre la deuda del Estado y las EPS con el Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta / (Twitter: @AndresCristoB).
Senador liberal, Andrés Cristo, llamó la atención sobre la deuda del Estado y las EPS con el Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta / (Twitter: @AndresCristoB).

El senador llamó la atención sobre la política estatal que contempla la regularización de un millón de migrantes de Venezuela que eventualmente pasarían a vincularse al sistema público de salud, considerando que en San José de Cúcuta no le han pagado el costo de la atención a esta población por el préstamo del servicio médico.

El político mencionó afectaciones en lo alusivo al retraso de los pagos de nómina de la planta de trabajo, así como la escasez de personal médico que habría desistido de trabajar en el Huem. Entre las quejas del personal médico del establecimiento también está el desabastecimiento de insumos y problemas de mantenimiento en equipos médicos y tecnológicos.

Otra de las consecuencias que resalta esta denuncia económica tiene que ver con la pérdida de la calidad del servicio de atención hospitalario. Es decir, médicos, enfermeros y demás profesionales que se quejan de la sobrecarga laboral día a día, demoras en la atención de sus pacientes y escasez de especialistas.

La crisis financiera que atraviesa el Huem no solo estaría afectando la atención de la población migrante, sino la de los nortesantanderenos, considerando que dejaron de ingresar al centro médico 126.519 millones de pesos por retrasos en los pagos de las EPS.

En entrevista con el diario cucuteño La Opinión, Jaime Marthey, exsubgerente administrativo de la Empresa Social del Estado (ESE), expresó que la capacidad de atención ha ido en aumento, particularmente desde unos años atrás cuando se inició la crisis migratoria y en efecto comenzó un proceso de atención médica a migrantes venezolanos con costos que son asumidos por el Gobierno nacional.

Marthey coincidió en que como los costos operativos de la población migrante no han sido pagados de manera oportuna. Si bien la deuda ha sido depurada y auditada por la cartera del Instituto Departamental de Salud (IDS), la crisis económica del Huem se agudizó tras la llegada de la pandemia, teniendo en cuenta que por decreto nacional y para controlar la ocupación hospitalaria, no se pueden hacer cirugías programadas o consultas externas, las cuales representaban una de las principales fuentes de ingreso de la entidad médica.

De otra parte, Marthey aseguró que una inyección de capital que ofreció la Gobernación de Norte de Santander le permitiría al hospital estar al día en la nómina y poder sustentarse por tres meses más. Sin embargo, añadió que la crisis económica del centro médico traería efectos bastante negativos de no saldarse la deuda.

Asimismo, la Asamblea Departamental de Norte de Santander había enviado, el 1 de febrero, un comunicado a la Presidencia de la República en el que solicitaba proceder de forma urgente a efectuar el giro correspondiente al servicio de atención en salud prestado a la población extranjera migrante en el Huem.

Así lo informaron los diputados nortesantandereanos:

Comunicado Asamblea Departamental de Norte de Santander exigiendo pago de atención a migrantes venezolanos en el Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta / (Asambleanortedesantander.micolombiadigital.gov.co).
Comunicado Asamblea Departamental de Norte de Santander exigiendo pago de atención a migrantes venezolanos en el Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta / (Asambleanortedesantander.micolombiadigital.gov.co).

La respuesta del Gobierno nacional

En entrevista con La Opinión de Cúcuta, el presidente Iván Duque expresó que la atención migratoria en materia de salud ha sido una de las líneas en las que ha convocado a la cooperación internacional con el objetivo de recibir una ayuda y poder tener un flujo de pacientes en el Meoz que permita garantizar una atención adecuada.

El mandatario nacional agregó que, están en la búsqueda de un esquema donde se vayan haciendo cortes y liquidando. Tarea que está llevando a cabo el Ministerio de Salud y Protección Social.

El diario cucuteño enfatizó cómo ha ido evolucionando la deuda de la atención médica a migrantes desde el año 2015, cuando inició el fenómeno migratorio de Venezuela hacia Colombia.

Así avanzó la deuda de los gastos a la población extranjera:

2016: 1.248′539.680

2017: 494′176.065

2018: 15.771′336.635

2019: 24.253′475.404

2020: 31.714′204.553

Total: 73.481′732.337

Ante la situación de emergencia por la afectación del sistema de salud de los cucuteños, nortesantandereanos y migrantes fronterizos, el representante a la Cámara por Norte de Santander, Jairo Humberto Cristo Correa, piensa encadenarse en huelga de hambre en una manifestación para que el Gobierno nacional pague lo que debe.

El congresista advirtió que primero irá por la vía del diálogo para ser escuchados por el Gobierno nacional, pero de no haber avances en el pago de la deuda, Cristo planea plantarse a la entrada del Huem y entrar en huelga de hambre.

Seguir leyendo